Baños quiere volverse un gran destino accesible

- 23 de Abril de 2016 - 00:00
No solo las personas en sillas de ruedas tienen problemas para movilizarse, también los adultos mayores.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Los expositores de España, México, Argentina y Ecuador contaron sus experiencias con personas con discapacidad.

La arquitectura y turismo accesibles son conceptos que tratan de difundirse en Ecuador, pero acompañados de acciones y legislación. Estos temas fueron tratados durante el Segundo Congreso Internacional de Arquitectura y Turismo Accesibles que se desarrolló del 14 al 15 de abril en Baños de Agua Santa, en Tungurahua.

Cuatro conferencistas del exterior y 16 del Ecuador participaron en este evento que fue organizado por el Municipio local, ministerios afines y colegios profesionales, entre otras instituciones.

Los participantes

Para Judith Cárdenas, directora general de Cancún Accesible (México), esta tendencia mundial de la arquitectura y el turismo accesibles empezó hace 10 años. “Desde entonces me enamoré del tema de la discapacidad y la accesibilidad definitivamente, pues hay mucho potencial social y económico. En mi país hay unos 10 millones de personas con discapacidad y todavía mucho trabajo por realizar”, explica.

La inclusión, según los participantes, no solo involucra la arquitectura y el turismo, también toma en cuenta el empleo, la legislación y la visibilización de estos grupos a través de las empresas mediáticas.

“En Cancún, uno de los destinos turísticos más importantes de México, la accesibilidad todavía está en pañales, excepto con las empresas extranjeras que están trabajando en eso y que consideran este asunto con una mayor prioridad. En ese contexto, considero que nos falta hablar más con el sector público para eliminar muchas barreras”, aseguró Cárdenas.

En los talleres se contó con la participación de más de 50 personas en el auditorio baneño. El Municipio local invitó a los asistentes a un recorrido por los complejos recreativos con el propósito de observar cómo se está aplicando este concepto en las infraestructuras edificadas y en las que están en proceso de construcción como el nuevo complejo termal  que conectará a las piscinas Modernas con las de La Virgen.

También se efectuaron recomendaciones relacionadas con el tema de la accesibilidad, los equipamientos urbanos y las tecnologías de apoyo que son indispensables en estos casos.

Edith Jácome, una de las expositoras nacionales, dijo que si bien las rampas son importantes para permitir el acceso de las personas en sillas de ruedas, también es importante difundir información continua en los medios locales y nacionales. Esto mediante la elaboración de boletines de prensa mejor elaborados que contengan hechos informativos precisos y humanizados.

“No se trata de victimizar, sino de informar sobre las difíciles condiciones de movilidad. En Tungurahua y en la mayoría de provincias del país, por ejemplo, no hay buses adecuados para personas con discapacidad. Tampoco, taxis exclusivos para atender a este segmento social”, apuntó la periodista.

En el evento también fue presentado el libro-testimonio de Alfonso Morales. En sus páginas se relatan sus problemas y aciertos tras permanecer 30 de sus 48 años en una silla de ruedas.

Entre los participantes también estuvo Alejandro López y Alejandro Piccione, director de la Red de Turismo Accesible de Argentina y capacitador en el Área de Promoción en el Ministerio de Turismo argentino, respectivamente.

Los temas que se abordaron giraron en torno a la cultura general e influencia en la vida cotidiana, el papel de los medios en la difusión de esta tendencia, perspectiva de un destino accesible y otros.

Obras para la accesibilidad

Los participantes también efectuaron un recorrido por las quintas de Atocha y de Mera en donde el Municipio edificó un puente peatonal que conecta ambos atractivos turísticos en Atocha.  Este puente permite a las personas con sillas de ruedas movilizarse por ambos lugares sin riesgo y hacia los jardines y por las quintas históricas.

“En Cancún recibimos anualmente un promedio de 3 mil turistas con discapacidad, la mayoría proviene de los Estados Unidos. Y este tipo de infraestructuras ayudan mucho en ese propósito. Baños de Agua Santa y Ambato tienen mucho potencial y ojalá se trabaje más en ese propósito tanto en infraestructura como en capacitación”, opinó la mejicana, Judith Cárdenas.  (I)

Datos

El turismo y la arquitectura accesibles también involucran a personas de la tercera edad. Por eso, quienes comulgan con estos conceptos procuran captar a este grupo.

Las personas con discapacidad, que en la Unión Europea suponen un 10% de la población total, como consecuencia de la integración económica y social, participan con más frecuencia en actividades turísticas.

No obstante los impedimentos, barreras y dificultades de todo tipo que aún persisten en Latinoamérica les impiden el acceso regular y normalizado a los bienes y servicios turísticos en diversos países latinos.

El turismo accesible o turismo para todos no es una cuestión que corresponda en exclusiva a las autoridades públicas, sino que su promoción y fomento es responsabilidad también de todas las instancias privadas (operadores, agencias, transporte, etc.).