Puntro de vista

De las hojas sueltas de nuestra historia. Sobre la Revolución Juliana de 1925

- 11 de agosto de 2017 - 00:00

Siempre habrá gente acuciosa que guardará las hojas sueltas, mediante las cuales se ha tratado, y se trata de ‘informar’ o de comunicarse con la gente, en asuntos de intereses sociales mayoritarios. Una de ellas, con la que me he encontrado entre mis averiguaciones, y es la que comparto a continuación, y que está relacionada con el pensamiento de los militares de ‘jóvenes’ de aquella época, que según los historiadores de cierta tendencia: “La conspiración había sido tramada por oficiales jóvenes del Ejército en reuniones militares secretas. La Revolución Juliana abarca el período de dichas juntas de Gobierno Provisional… Antes de la presidencia de Isidro Ayora gobernaron durante nueve meses dos juntas de Gobierno Provisional.

La primera de ellas fue creada por la Junta Provisional Militar presidida por el teniente coronel Luis Telmo Paz y Miño el 10 de julio de 1925. Esta fue designada por la Junta Suprema Militar compuesta de representantes de las reparticiones de cada una de las unidades militares del Ejército y encabezada por el mayor Juan Ignacio Pareja. Todo esto a raíz del golpe de Estado del 9 de julio de 1925 conocido como Revolución Juliana”. (Diego Proaño, Revolución Juliana, blog virtual). Al paso del tiempo vale la pregunta, con esta hoja de nombres extraviados, ¿Fue por amor a la Patria o por captar el poder? Para muchos, el poder será lo más lucrativo fabricando constituciones y leyes para gente que, desde la colonia, aprendió muchas formas de obediencia. Es bueno saber que hay dos discursos claros: uno, que las élites hacen las constituciones de acuerdo a sus intereses; y dos, que hay que hacer que la gente aprenda a respetar “lo que dice la Constitución” como a una Biblia tras de la cual están como autores los fantasmas de la manipulación.

El Ejército de la República convencido de que los sagrados intereses del País, no podían continuar a merced de un régimen de gobierno que se encontraba en absoluto divorcio con la voluntad nacional, que prácticamente no tenía dirección e implicaba una desorganización completa; convencido, así mismo, de que por el más elemental concepto de dignidad no podía servir de instrumento para mantener un orden de cosas que carecía de títulos legítimos, que no poseía elementos de firmeza y estabilidad, que no reflejaba la opinión pública, que se conservaba a pesar de la enorme corriente popular levantada por el abandono de los más esenciales problemas de la vida nacional, especialmente respecto de la profunda crisis económica, agravada recientemente de manera que exigía una acción urgente, enérgica e inaplazable, ha resuelto desconocer al actual Gobierno y proceder a organizar una Junta integrada  por elementos de comprobada honorabilidad que inspiren plena confianza a toda la Nación y que sintetice las aspiraciones de la hora presente.

El Ejército, movido por los más sanos propósitos, aspira a que este movimiento patriótico sea apoyado con entusiasmo por el pueblo ecuatoriano y, consciente de su fuerza y de sus deberes, garantiza la conservación del orden y el respeto irrestricto de los derechos de todos los ciudadanos.- Quito a 10 de Junio de 1925.

Alférez Carlos Abarca, Tnte. Virgilio Guerrero, Tnte. Agustín Patiño, Tnte. José A. Guerrero, Alférez Manuel Martín Icaza, Tnte. Manuel Martín Icaza, Tnte. José Morán Estrada, Tnte. Luis Rodríguez, Tnte.  Cristóbal Espinoza, Tnte. Samuel Jarrín, Tnte. Pedro Icaza, Tnte. Carlos Baquero, Tnte. Carlos Chiriboga, Tnte. Alberto Arroyo, Tnte. Alberto Hidalgo, Alférez Cristóbal Toledo, Tnte. Federico Strube, Alférez Luis A. Sierra P., Alférez César León, Alférez Luis E. Paredes, Capitán Bolívar Valdiviezo, Capitán César Maldonado, Capitán Alberto Enríquez, Tnte. Agustín Albán, Alférez Luis A. Herrera, Alférez Joaquín Samaniego, Alférez Gustavo Sevilla, Alférez Jorge Maldonado, Alférez Jorge Fierro, Alférez José Ricaurte, Alférez Carlos Rivadeneira, Alférez Samuel Reyes, Alférez Augusto del Pozo, Tnte. Coronel Reinaldo Solano de la Sala, Capitán Carlos H. de la Torre, Tnte.  Jorge Arias, Tnte. Abelardo Aguirre, Alférez Eliceo Espinoza, Máximo Moreira, Capitán Santiago Duarte, entre otros.

(Tomado de una hoja suelta tamaño doble oficio “Editorial Chimborazo- Imprenta, Papelería, Encuadernación.- V.A. Cabrera M.”  Documentos “Antonio Tobar”- De mi archivo personal en Andignato). (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: