Elecciones 2017 || Reacciones

“Qué clase de patriota eres cuando tienes $ 40 millones fuera del país”

| 06 de Abril de 2017 - 00:00
Diego Dieguez, director de la Cumbre de Comunicación Política
FOTO: Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

El director de la Cumbre Mundial de Comunicación Política, Diego Dieguez, que fue invitado para observar el proceso electoral el 2 de abril, indicó que la idea de fraude no tiene asidero.

Este observador internacional invitado cree que la gente optó por el cambio que propuso Lenín Moreno. También desmintió que haya existido un “empate técnico”, ya que manifestó que en un balotaje se decide aunque sea por un voto.

¿Qué influyó en las elecciones?

La idea de que un político tenga cuentas en el exterior. Qué clase de patriota eres cuando tienes $ 40 millones afuera del país. Si confías en el país trae la plata. No estoy en contra de los millonarios, pero sí de cómo generan esa plata.

¿Alguien así no puede gobernar con transparencia?

La lógica de que un banquero millonario, porque es millonario, no va a robar en la política es falsa. Me parece que la gente, aunque sea un escaso margen, optó por un cambio, no el que él (Guillermo Lasso) proponía. En Lenín (Moreno) también vieron un cambio respecto al actual presidente.

¿Qué debe hacer el nuevo presidente para unir al país?

Debe extender una mano para limar las asperezas de campaña que son muchas. Los que denunciaron corrupción, de un lado y otro, hoy tendrían que estar yendo a la justicia para probar aquello. Antes de todo, el candidato perdedor debe aceptar la derrota.

Aunque es lo lógico, el excandidato Lasso dice que existió fraude...

Es una estrategia de campaña más. Por las redes sociales a las 16:00 (el día de las elecciones) decían que ganaban para instalar en el imaginario colectivo la desilusión y la justificación de la derrota. La primera vuelta fue también así: amenazaban que si Lenín ganaba directamente sería fraude. Esas situaciones se repiten en varios lugares del mundo. Muchas veces los políticos son generadores de violencia.

¿Qué significa hacer fraude?

Es pensar que hay todo un sistema de contabilidad de votos que es fraudulento. Tenemos que decir que todo el CNE es fraudulento,  que cada uno de los trabajadores colabora en un fraude sistémico. La verdad esto es parte de una película y Lasso lo sabe.

Esa idea fue porque hicieron caso a un exit poll no oficial y luego apareció una empresa que dijo que hay un ‘empate técnico’

Es una irresponsabilidad porque ellos entienden que no es así. Es una falacia jurídica porque la ley dice específicamente que en balotaje se gana con un voto. Pero así es la democracia y cuando más cerca están los números y gana un determinado candidato, este tiene más obligación que el que pierde porque tiene que salir a la calle a tender la mano, a construir un puente de diálogo.

¿Cómo califica las elecciones del 2 de abril?

Felicito al pueblo ecuatoriano porque dentro de dos miradas (políticas) votaron en paz y sin miedo. Eso deben aprender los políticos. Luego de las elecciones vinieron los conatos de violencia.

¿Quién es responsable de la incertidumbre y violencia?

Los políticos no saben interpretar los votos, acicatean la grieta fomentada por los mismos dirigentes y por los medios de opinión afines a cada uno. Para la señora de a pie que está trabajando, el votar fue una anécdota y lo que espera, así haya votado por el perdedor, es que el ganador cumpla sus promesas porque las aspiraciones de la gente son básicas: más trabajo, educación para sus hijos, conseguir un mejor empleo (...).

¿Es verdad que ha sido una de las elecciones más sucias desde el regreso a la democracia?

Se han dicho cosas terribles en la campaña. Cuentas en el exterior, Odebrecht, casos de corrupción. Al vicepresidente (Jorge) Glas lo han tomado de objeto de burla y de acusación. Si los que denunciaron tienen las pruebas deben denunciar y llevar eso a la justicia, pero luego de campaña eso ya no se hace. Es una más de las estrategias de campaña.  

La oposición tuvo como base en esas denuncias a personas investigadas por corrupción...

Me indigna escuchar a delincuentes transnacionales, quienes están sentados con sus trajes caros, ante jueces que deben ganar la décima parte de lo que ganan ellos. Están acusados, deberían estar presos y están negociando en diferentes países de Latinoamérica. Para nuestra cultura jurídica latinoamericana eso es infame.

Estos delincuentes tienen la desfachatez de involucrar a tantos dirigentes que tal vez no fueron partícipes del cohecho o de la coima. Allí los medios de comunicación son los responsables de eso porque les creen todo lo que dicen a estos delincuentes. (I)

Últimas noticias