Lunes, 20 Marzo 2017 00:00 Otros deportes

6 púgiles participaron en este certamen internacional

La 'Tri' no tuvo orden y Brasil se consagró en Chile

La delegación tiene previsto retornar la medianoche de hoy para continuar con el trabajo de preparación.
La delegación tiene previsto retornar la medianoche de hoy para continuar con el trabajo de preparación. Foto: Cortesía COE

El boxeador Carlos Quipo se adjudicó la medalla de oro en la división de los 49 kilos, mientras que Julio Castillo alcanzó bronce en los 91 kg.

Redacción Fanático

La selección ecuatoriana de fútbol sub-17 pasó del quinto lugar en la Copa del Mundo hace dos años a quedar fuera de la próxima cita por el último lugar en el Sudamericano de Chile. El conjunto dirigido por Gonzalo Alcocer apenas alcanzó un punto en el hexagonal final.

Los juveniles ecuatorianos ganaron dos partidos de nueve disputados (ver infografía). Justamente ese par de victorias le sirvió a los nacionales para acceder al sextangular, pero no lograron sumar de a tres frente a las cinco mejores selecciones del certamen.

Para Alcocer, los dos primeros partidos de la fase final —derrota contra Colombia y empate ante Paraguay— marcaron al equipo de forma negativa. “Eso mermó anímicamente al equipo y no se pudo recuperar. Sobre todo el partido ante los paraguayos, en el que estábamos adelante 2-0 y nos igualaron”, explicó el entrenador.

Ecuador tampoco encontró su juego y no pudo desarrollarlo con comodidad. Los delanteros no estuvieron finos en su tarea y no aparecieron sino hasta el sexto partido. “El equipo no fue lo que se esperaba; le faltó orden en las líneas y contundencia en el ataque. También, en cierta manera, algo de maña para poder aguantar los resultados cuando estaba al frente en el marcador”, opinó el entrenador Julio César Rosero.  

Él también resaltó la calidad de Jordan Rezabala, el ‘10’ del equipo, pero al que deberán pulirlo por sus condiciones. El volante que actúa en Independiente del Valle marcó dos goles y también brindó asistencias, pero en la cancha lució intermitente en algunos pasajes del juego.

La sub-17 no pudo emular el logro de los mayores. De hecho, ninguna selección sudamericana repitió clasificación. Para el sub-20 accedieron Uruguay, Ecuador, Venezuela y Argentina, mientras que al sub-17 lograron el boleto Brasil, Chile, Paraguay y Colombia.

Alcocer ratificó la confianza en los jugadores, pese a que no se alcanzaron los objetivos trazados en el certamen. El rendimiento estuvo muy por debajo de lo planificado, pero mantiene fe en lo que pueden dar los futbolistas en el futuro.

Muchos de estos seleccionados serán la base de la selección sub-20 en dos años, cuando se dispute el Sudamericano de esa categoría en 2019, también en Chile. Este torneo será de mayor importancia, pues también entregará 2,5 plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y 2 para los Juegos Panamericanos de 2019.

Ayer por la noche estaba prevista la llegada de la delegación ‘tricolor’ a Guayaquil e iba a ser recibida por el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Carlos Villacís. “Fortaleceremos el respaldo al combinado porque tiene jugadores de muy buen nivel y serán la base de lo que se viene más adelante”, indicó el directivo.

El cuerpo técnico de la selección presentará un informe sobre el rendimiento del equipo y el no cumplimiento del objetivo principal, que era acceder al Mundial. En esta categoría es en la que Ecuador ha logrado más participaciones, pues jugó el Mundial de 1987 en Canadá, el de 1995 en Ecuador, el de México en 2011 y el de Chile hace dos años.

Brasil, campeón

Brasil se coronó campeón del Campeonato Sudamericano sub-17, el duodécimo título de su rica historia en esta categoría, tras golear 5-0 a la selección chilena.  

Un equipo plagado de adolescentes figuras que ya son apetecidas por los grandes clubes europeos, no tuvo problemas para sumar un nuevo trofeo con ocho triunfos y un empate a lo largo del torneo y mostrando todo su poderío en el último juego del hexagonal final.

“Este equipo fue muy consistente, lo demostramos ganando 5-0 el último partido. Todos los juegos fueron muy difíciles; fue un torneo donde mostramos ser un equipo equilibrado”, aseveró Alan Souza.

Además de los goleadores, el delantero Vinicius Junior se consolidó como la gran estrella brasileña y máximo artillero del torneo con siete goles. Su equipo, el Flamengo, aún espera verlo debutar en primera división a sus 16 años.  

Ahora la Verdeamarela buscará su cuarto Mundial, tras haberlo obtenido en Egipto (1997), Nueva Zelanda (1999) y Finlandia (2003).

Argentina dejó a todos boquiabiertos por su pronta eliminación en la fase de grupos del torneo, lo que despertó el apetito de otros equipos menos laureados en la categoría: Chile y Paraguay.

Los locales no estaban dentro de los favoritos, sin embargo, con base en un juego aéreo poco practicado en el país, los adolescentes de la Roja fueron haciendo camino.

El último clasificado fue Colombia, un equipo que durante la fase de grupos mostró gran juego, pero que en el hexagonal final sufrió pánico escénico y se fue apagando en sus ansias de triunfo, por lo que la obtención del pasaje a India fue todo un sufrimiento. (I)

ENLACE CORTO

En redes