Sábado, 12 Agosto 2017 00:00 Mundo

Bruselas convoca reunión por huevos contaminados

Un huevo contaminado con el insecticida fipronil fue detectado en un corral de Rumania.
Un huevo contaminado con el insecticida fipronil fue detectado en un corral de Rumania. Foto: AFP

Quince países de la Unión Europea, Suiza y Hong Kong son afectados. Hay dos detenidos tras investigaciones.

Redacción Mundo / AFP

La Comisión Europea convocó para el 26 de septiembre una reunión de ministros y reguladores nacionales para tratar las consecuencias del caso de los huevos contaminados por el insecticida fripronil. Este escándalo causó acusaciones entre varios países miembros de la Unión Europea (UE), incluso están detenidos dos directivos de una empresa en Holanda.

Las investigaciones llevadas a cabo en Bélgica y Holanda se aceleraron el jueves, lo que condujo a la detención de dos dirigentes de una empresa que presuntamente utilizó este producto en gallineros en un tratamiento contra el piojo rojo.

El fipronil se utiliza habitualmente como antipulgas y antigarrapatas para perros y otros animales domésticos, pero está prohibido en la cadena alimentaria. Altas dosis pueden provocar problemas neurológicos y vómitos.

Los huevos contaminados presentan a priori un riesgo débil para la salud del consumidor.

Desde que Bélgica alertó a sus socios europeos, el 20 de julio, decenas de gallineros fueron bloqueados. Millones de huevos contaminados llegaron a 15 países europeos, de cuyos supermercados fueron retirados por prevención o porque sus tasas de contaminación superaban los umbrales fijados por la reglamentación.

Los resultados de las investigaciones

Según la Fiscalía, en Holanda, dos directivos “de la empresa que probablemente aplicó este producto en criaderos avícolas” fueron detenidos. Sin embargo, no precisó el nombre de la compañía. No obstante, los medios holandeses detallaron que se tratan de directivos de  ChickFriend.

Por otra parte, en Bélgica se llevaron a cabo 11 registros “en todo el país” en el marco de esta investigación, que implica a 26 personas y empresas sospechosas.

La Fiscalía de la ciudad de Amberes (norte) precisa que “cerca de 6.000 litros de productos prohibidos” -de fipronil- fueron incautados en julio en una empresa belga. La justicia no detalla de qué compañía se trata, pero fue identificada como el distribuidor de productos sanitarios para criaderos Poultry-Vision, en el origen del escándalo junto a ChickFriend.

El dirigente de Poultry-Vision compareció en julio y luego “fue liberado bajo estrictas condiciones”, precisó la Fiscalía, que “se toma los hechos muy en serio, en vista de su gravedad y su contexto internacional”.

Hong Kong también recibió mercadería peligrosa

Hasta ayer, 15 países de la Unión Europea (de los 28 que la integran), Suiza y Hong Kong están afectados por la crisis de los huevos contaminados, anunció el viernes la Comisión Europea.

En la UE, los países concernidos son Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Suecia, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca, precisó un portavoz del Ejecutivo europeo en una rueda de prensa.

Los otros integrantes de la lista -Suiza y Hong Kong- “recibieron exportaciones procedentes de estos países”.

El escándalo estalló la semana pasada. La contaminación se originó a raíz del uso del fipronil, un insecticida estrictamente prohibido en los criaderos de gallinas, por parte de compañías de desinfección que trabajaban en explotaciones agrícolas de Holanda, Bélgica y Alemania.

“La cooperación deberá mejorar en el futuro”, declaró el miércoles el ministro de Agricultura francés, Stéphane Travert, mientras que su homólogo belga, Denis Ducarme, acusó a Holanda de no haber hecho caso a una nota anónima, recibida en noviembre de 2016, en la que se advertía de la presencia de fipronil en los criaderos holandeses.

Pero La Haya rechazó estas acusaciones. “En ese momento no hubo nada que indicara un riesgo agudo para la seguridad alimentaria. No había ninguna indicación de que el fipronil podría encontrarse también en los huevos”, declaró Rob van Lint, inspector general del organismo holandés encargado de la seguridad alimentaria y sanitaria (NVWA).

La organización agrícola holandesa ZLTO consideró este jueves que el sector avícola podría registrar pérdidas de “al menos, 150 millones de euros ($ 178 millones)”. En Bélgica, donde 50 explotaciones siguen cerradas, el gobierno prometió en esta jornada aprobar medidas de apoyo para las empresas que se vean afectadas por la crisis. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET