Sábado, 27 Mayo 2017 00:00 Mundo

Beatriz Sánchez sorprende a los chilenos

La periodista Beatriz Sánchez cada día gana más seguidores entre los ciudadanos chilenos.
La periodista Beatriz Sánchez cada día gana más seguidores entre los ciudadanos chilenos. Foto: latercera.com

La candidata del Frente Amplio tiene el 21% de intención de votos y la posibilidad de pasar a la segunda vuelta.

Alejandro Tapia

Durante el verano (enero y febrero en Chile) su nombre no siquiera figuraba en las encuestas con miras a las elecciones presidenciales del 19 de noviembre. Tampoco a comienzos de marzo. Fue recién al finalizar ese mes que la periodista Beatriz Sánchez apareció por primera vez en los sondeos, con apenas el 2% de las preferencias. Hoy algunas encuestas sitúan su intención de voto en el 21%, un aumento explosivo y sorpresivo que la convierte en un fenómeno electoral y que remueve el normalmente predecible escenario electoral en Chile.

Beatriz Sánchez supone toda una novedad. No solo es una figura realmente nueva en política, sino que es precandidata por el Frente Amplio (FA), un flamante conglomerado de izquierda que pretende convertirse en una tercera alternativa política para los chilenos, acostumbrados a votar o por la Nueva Mayoría (antigua Concertación socialdemócrata) o por Chile Vamos (derecha). Pero la apuesta del FA es mayor: su intención es desplazar a la alianza de Bachelet y ser ellos quienes compitan contra el expresidente Sebastián Piñera (derecha) en un escenario de segunda vuelta en los comicios presidenciales.

Por ahora, el Frente Amplio y Beatriz Sánchez están bien perfilados para lograr su meta. Piñera va primero en las encuestas, pero su apoyo no supera el 28%. Pero lo más trascendente es que, en estricto rigor, la Nueva Mayoría de Michelle Bachelet no tiene candidato para las presidenciales. ¿Cómo así? Por primera vez, la Democracia Cristiana, que forma parte de la Nueva Mayoría, decidió restarse de las primarias (internas) del oficialismo, para presentar a su propia candidata a la primera vuelta, Carolina Goic. A su vez, el periodista Alejandro Guillier, senador independiente pro Bachelet, es apoyado hasta ahora por algunos partidos de la Nueva Mayoría (Partido Socialista, Partido Radical, Partido Comunista), pero no es el candidato oficial de la antigua Concertación.

Ocurre que Guillier ha querido mantener su perfil de independiente y aunque necesita a los partidos políticos que confirman la Nueva Mayoría (excepto la DC) no quiere ser visto como alguien que responde a la política tradicional, muy mal evaluada por la mayoría de los chilenos,  coinciden las encuestas, principalmente por los escándalos de corrupción que se conocieron en los últimos años.

De esta manera, Guillier y Beatriz Sánchez aparecen prácticamente empatados ahora en las encuestas, un escenario impensado y que ha generado todo tipo de alarmas en la Nueva Mayoría de Bachelet, pero también entre el piñerismo, que hasta ahora se ha preparado para enfrentar a Guillier y no al Frente Amplio en el balotaje. A su vez, la democratacristiana Carolina Goic marca apenas el 2% y su candidatura no ha logrado remontar.

Por eso es que la oposición de derecha, que aspira a volver a La Moneda con Piñera a la cabeza, piensa que Beatriz Sánchez, y no Guillier, tiene más opciones de pasar a la segunda vuelta. También lo reconocen algunos funcionarios del gobierno, aunque en conversaciones en off the record. Incluso, la propia Sánchez ya se ha puesto en este escenario, que removería todo el ajedrez político chileno. “En la segunda vuelta no le cerraremos la puerta a nadie”, dijo recientemente.

Primer debate

Aunque aún debe vencer a su rival al interior del Frente Amplio, el sociólogo Alberto Mayol, en las elecciones primarias que realizará ese conglomerado a comienzos de julio, se da por descontado que será Sánchez la candidata presidencial de este nuevo partido formado por exlíderes estudiantiles que actualmente ejercen como diputados. De hecho, en el primer debate presidencial realizado la noche del miércoles entre Sánchez y Mayol ambos coincidieron en prácticamente todas las propuestas: Asamblea Constituyente, fin del sistema privado de pensiones e impuestos más altos para las grandes empresas.

De 46 años y con una importante trayectoria en medios de comunicación, especialmente en radio, el gran plus de “la Bea” es que se ha posicionado como la candidata outsider, que puede darle la pelea a Piñera y que, además, tiene a su favor el gran descontento de los chilenos con la política y los políticos tradicionales.

“Ustedes (Nueva Mayoría) ya gobernaron. Usted es parte de la Nueva Mayoría y en ella no tenemos derechos sociales. Hoy la salud no es un derecho, está mercantilizada. Hemos naturalizado en Chile que las personas organizan bingos para operar a hijos y comprar medicamentos. Aquí se necesita garantizar derechos”, dijo Sánchez en un reciente debate radial con el exministro de Justicia, Carlos Maldonado.

Precisamente, muchos chilenos ven que a Sánchez no le falta carácter y se la observa decidida y con convicción para las presidenciales de noviembre, a diferencia de Guillier, cuya candidatura pareciera que va a la baja. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET