Donald Trump no cerrará la cárcel de Guantánamo

- 01 de febrero de 2018 - 00:00
El presidente estadounidense, Donald Trump (centro), dio este martes un discurso optimista en el Congreso. El vicepresidente Mike Pence (i) y el portavoz de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (d) lo observan.
Foto: AFP

El presidente estadounidense ofreció un discurso unificador en el Congreso. Los democrátas rechazaron su política antimigrante y lo acusaron de fracturar la nación.

El presidente estadounidense, Donald Trump, apeló a la idea de un “nuevo momento americano” para pedir al Congreso que endurezca las leyes migratorias, apruebe su ambicioso plan de infraestructuras y dé prioridad a los intereses de Estados Unidos en seguridad y comercio. También anunció que mantendrá abierto el centro de detenciones de la bahía de Guantánamo, en Cuba.

Trump centró la noche del martes su primer discurso sobre el Estado de la Unión, de más de 80 minutos, en la idea del “sueño americano”.

En varias ocasiones, el gobernante pidió a republicanos y demócratas que trabajen juntos para aprobar una reforma migratoria que permita el acceso a la ciudadanía de 1,8 millones de jóvenes migrantes a cambio de $ 25.000 millones para construir el muro con México.

“Unámonos, dejemos a un lado la política, para finalmente conseguir hacer el trabajo”, pidió Trump, quien, sin embargo, insistió en que solo firmará una ley que ponga a “Estados Unidos primero”.

La respuesta de los demócratas, que vistieron de riguroso luto para mostrar su repudio al mandatario, llegó con el congresista Joe Kennedy, nieto del exfiscal general Robert Kennedy, quien acusó a Trump de fracturar a la sociedad estadounidense. “Los matones nunca en la historia de Estados Unidos lograron igualar la fuerza de un pueblo unido”, advirtió.

Además de Kennedy, los demócratas hicieron una réplica en español a Trump pronunciada por Elizabeth Guzmán, una congresista peruano-estadounidense, que centró su intervención en inmigración. “No debemos aceptar ni normalizar la forma atroz e insultante en la cual este presidente representa a nuestras comunidades. Hacerlo sería rendirse a un cuento falso y peligroso”.

La inmigración
Como era previsible, Trump dedicó una parte de su discurso a sus planes migratorios, a esos “pilares” políticos con los que pretende “fortalecer” la seguridad del país, reducir la inmigración ilegal y construir un muro en la frontera con México.

El multimillonario avaló su postura migratoria alegando los peligros que entraña la inmigración ilegal, que ilustró con las pandillas callejeras, como la Mara Salvatrucha, justificó así decisiones como el veto contra los refugiados de ciertos países.

El presidente anunció el plan para la reforma migratoria que presentó al Congreso la pasada semana, basado “en cuatro pilares”.

El primero, conceder la ciudadanía a 1,8 millones de ‘soñadores’ -inmigrantes que llegaron cuando eran menores a EE.UU. y cuya protección expirará en marzo, por orden del presidente-, que cumplan “unos requisitos de educación, trabajo y buen carácter moral”.

El segundo, asegurar totalmente la frontera con la construcción de “un gran muro en la frontera sur” y fortalecer los guardias fronterizos para “acabar con las lagunas que explotaban los delincuentes y terroristas para entrar en nuestro país”.

Con el tercer punto de su plan, Trump busca dar fin a “la lotería de visados” y sustituirla por un programa “basado en méritos, que admita a las personas con aptitudes” y, por último, pretende abolir “la inmigración en cadena”, para que los inmigrantes solo puedan traer al país a sus esposos o hijos. “Esta reforma es necesaria no solo para nuestra economía, sino para la seguridad”, dijo, entre abucheos de la audiencia.

Cuba y su política exterior
En política internacional, Trump fijó a Rusia y China como rivales “que retan nuestra economía, nuestros intereses y nuestros valores”, pero sus palabras estuvieron centradas en la amenaza que representa Corea del Norte, ante la que indicó que seguirá ejerciendo una política “de máxima presión”.

Además, sin mencionar el acuerdo nuclear de Irán explícitamente, el mandatario señaló que “está al lado del pueblo de Irán en su valiente lucha por la libertad”, en referencia a las manifestaciones el pasado mes de diciembre contra el Gobierno iraní.

El presidente presumió de haber impuesto “duras sanciones” a Cuba y Venezuela. Y anunció que firmó una orden ejecutiva para mantener abierta la cárcel de la base militar de Guantánamo. Con su decisión anula otra orden ejecutiva que proclamó, en 2009, el entonces presidente Barack Obama para cerrar la cárcel “tan pronto como fuera posible”. (I)

Política exterior
Guantánamo
La cárcel de Guantánamo albergó a 800 presos poco después de su apertura, que ordenó el entonces presidente estadounidense, George W. Bush (2001-2009), tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 a EE.UU.

50 legisladores demócratas invitaron a ‘dreamers’ a asistir como invitados al Congreso.  

Líder terrorista
Estados Unidos incluyó ayer al líder del movimiento palestino Hamás, Ismail Haniye, en su lista negra de “terroristas”,  informó ayer el Departamento de Estado del  país. (I)


El tren en el que viajaban legisladores sufre choque  
Una persona falleció y otra resultó gravemente herida tras el choque de un tren que transportaba a congresistas republicanos, hacia un retiro en West Virginia, contra un camión de recolección de residuos, informó la Casa Blanca.

“Hay un muerto confirmado y un herido de gravedad. No hay lesionados graves entre los miembros del Congreso o su personal”, informó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, mediante un comunicado.

En el tren se encontraban el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. Su asistente confirmó a CNN que tanto él como su equipo se encuentran bien.

El tren de Amtrak salió la mañana de ayer de Union Station, en Washington, y, además de los congresistas, también viajaban sus familias y ayudantes de los legisladores.

El senador Mike Lee, de Utah, reportó desde Twitter que se veían personas heridas.

“La mayoría de nosotros nos golpeamos apenas una rodilla o la cabeza contra el asiento frente a nosotros, pero nada demasiado serio sucedió a bordo. No estoy seguro del estado del conductor del camión”, indicó Lee.

El choque ocurrió cerca de la localidad de Crozet, en Virginia, a 200 kilómetros al suroeste de Washington. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: