Tres mujeres escaparon de su explotador sexual engaño de oferta laboral

- 24 de Febrero de 2017 - 00:00

Un hombre que solo se identificó como ‘Gabriel’ contactó a ecuatorianos y los convenció de viajar a Chile. Él supuestamente los ayudaría con los trámites para ingresar y además les conseguiría trabajos en los que ganarían $ 1.300 cada mes.

Los ciudadanos, que fueron ‘enganchados’ en las ciudades de Guayaquil y Milagro, en la provincia de Guayas, debían pagarle $ 320 (206.400 pesos) y cubrir los costos del traslado en bus a Santiago. Al menos seis ecuatorianos -según la investigación que lleva el OS-9 de Carabineros- aceptaron la oferta y emprendieron el viaje hasta el sur del continente.

Diario El Mercurio de Chile, citó que tras varios días de recorrido, los ecuatorianos llegaron a Perú y el grupo encargado de trasladarlos intentó ingresarlos por la frontera, específicamente por el Paso Chacalluta, en Arica; de acuerdo con las versiones que posteriormente tomaron los investigadores.

Debido a que en el sitio había  abundantes policías y funcionarios de Aduanas, los ecuatorianos   (tres hombres y tres mujeres) fueron llevados hasta Bolivia para probar suerte en otra entrada por Colchane, en Iquique. Esto ocurrió el 15 de octubre de 2016 y en la jornada siguiente arribaron a Santiago, la capital del país.

Una mujer identificada por Carabineros con las iniciales N.V.F.G., una ciudadana ecuatoriana de 40 años, acompañó a los seis durante sus primeros días en la capital. Luego, les buscó un lugar donde alojarlos.

“A las mujeres las dejaron en una vivienda con un hombre, quien las encerró y les dijo que tendrían que trabajar en el comercio sexual. Las víctimas se asustaron y huyeron de ahí junto con N.V.F.G.”, explicó el capitán Renato Cárdenas.

“A los hombres los trasladaron a una ladrillería, donde recibieron llamados por celular de las tres mujeres que habían escapado”.

Según los datos que reunió el OS-9, N.V.F.G. continuó en contacto con los migrantes por unos días y luego los abandonó.

Los seis ecuatorianos buscaron ayuda en la Fundación Raíces, que atiende a extranjeros víctimas de trata de personas.

La entidad alertó del hecho a la Fiscalía Regional Sur, que le encargó el caso al OS-9. Se les tomó declaración a las seis víctimas y se empezó a indagar a N.V.F.G., quien vive en el país.

El 21 de febrero, la mujer fue detenida por un equipo de carabineros en la calle Eleuterio Ramírez, en el centro de Santiago.

Posteriormente, fue llevada al cuartel del OS-9, donde brindó su declaración. El capitán Cárdenas contó que “la detenida reconoció su participación en el grupo que tramitó el viaje, pero ella afirma que les hicieron un favor. También aseguró que no sabía que intentarían explotar sexualmente a las mujeres”.

Tras la aprehensión, la fiscal Paula Rojas dispuso que la sospechosa pernoctara en una unidad policial y pasara al siguiente día a una audiencia para controlar su detención.

Mientras se desarrollaba la diligencia, dos víctimas -un hombre y una mujer- retornaron a Ecuador y los demás se quedaron en Chile.

Cifras mundiales

La trata de personas ha cobrado en 2015 al menos 12 millones de víctimas, según la Organización de Naciones Unidas (ONU). La Organización Internacional del Trabajo, contabiliza 21 millones de personas víctimas del trabajo forzoso en el mundo. Esta cifra incluye a las víctimas de trata para la explotación laboral y sexual. (I)