Miércoles, 04 Octubre 2017 00:00 Justicia

La Fiscalía General del Estado se alista para presentar a la Corte Nacional de Justicia los indicios en contra de 18 personas por supuestamente asociarse para favorecer ilegalmente a la constructora brasileña

Informe policial incluye al Vicepresidente en la red

Informe policial incluye al Vicepresidente en la red
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

El análisis de la Unidad de Investigaciones de Apoyo de la Fiscalía llamaba ‘Nivel Directivo’ a las supuestas relaciones entre el Vicepresidente, su tío Ricardo R., el excontralor Carlos Pólit y el exdirector de Odebrecht, José Conceição Santos. Sus nombres se repiten en los informes sobre los contratos de la hidroeléctrica Manduriacu, del Poliducto Pascuales, del trasvase Daule-Vinces y de la Refinería del Pacífico.

Unidad de Investigación

Marcelo Odebrecht sabía que las declaraciones de sus ejecutivos ocasionarían un terremoto político de grandes proporciones en América Latina. Detenido y acorralado por jueces de Brasil y Estados Unidos, el heredero de la constructora más grande del continente aceptó que su empresa organizó una meticulosa red de pagos de sobornos para hacerse de contratos con los gobiernos.

Las llamadas “confesiones del fin del mundo” en Ecuador dejan, por el momento, a un Vicepresidente detenido, a un excontralor prófugo, y más de una decena de exfuncionarios públicos y empresarios involucrados.   

Conocer cómo operó esta red no fue fácil. El último informe de expertos de la Policía, entregado el 30 de septiembre pasado a la Fiscalía, hace un mapeo de las relaciones existentes entre los 18 investigados por supuestamente asociarse para beneficiar ilegalmente a Odebrecht. Para hacerlo se tomó como base los testimonios y más pruebas encontradas en la investigación fiscal.

En el informe de la Unidad de Investigaciones de Apoyo de la Fiscalía se repiten cuatro nombres: el del vicepresidente Jorge G.; el de su tío, Ricardo R.; el del excontralor Carlos Pólit, y el del exdirectivo de Odebrecht en el país, José Conceição Santos. Todos fueron incluidos en el cuadro denominado “nivel directivo”. El Segundo Mandatario insiste en que no hay ninguna prueba que lo implique en la red ni evidencias de que recibió coimas, por eso acusó a la Fiscalía de forjar indicios. “Solo les queda el linchamiento. Acudiré a instancias nacionales e internacionales para defenderme”, dijo antes de ir la Cárcel Nº 4 de Quito.  

Su abogado, Eduardo Franco, presentará un pedido para sacarlo de prisión. Asegura que  violaron el debido proceso la Fiscalía y el juez Miguel Jurado, a la vez que se refirió a la lista de implicados (ver subtema).  

Jurado, en su providencia, sostuvo que la Fiscalía encontró nuevos indicios en su contra. Estos fueron los testimonios anticipados rendidos por el testigo protegido, Alfredo A., y por el exdirectivo de Odebrecht, José Conceição Santos, donde se “establece la existencia de una asociación entre los señores Jorge G. y Ricardo R. (su tío)”.

Jurado explicó que esta supuesta relación se corrobora con la pericia efectuada por Fiscalía sobre la información remitida por EE.UU., en la que se establece de “manera inequívoca una relación directa y causal entre pagos realizados, obras hechas, apodos, y empresas beneficiarias de las transferencias”.

Destacó además el peritaje donde se ubicaron los códigos ‘Tío’, ‘Obra’ y ‘Manduriacu’, un pago de  $ 150.000 que tenía como beneficiaria a Glory International Industry, empresa offshore que supuestamente trianguló dinero para Ricardo R.

Columbia y Glory

Los contratos que más llamaron la atención a los agentes de la Unidad de Apoyo de Investigaciones de la Fiscalía fueron los del Poliducto Pascuales-Cuenca, la hidroeléctrica Manduriacu, el trasvase Daule-Vinces y de las obras en los terrenos de la Refinería del Pacífico.

En el mapeo de relaciones de estos contratos otra vez se repiten los nombres del Vicepresidente, de  Ricardo R., del excontralor y de José  Conceição Santos, de la empresa Odebrecht. La Fiscalía sospecha que en esta trama Ricardo R. tenía un rol clave. Él, presuntamente, recibió más de $ 14 millones por los contratos que fueron adjudicados a Odebrecht. Santos aseveró que ese pago se hizo en dinero en efectivo y a través de compañías offshore.

En los archivos de la Fiscalía aparecen dos empresas de papel que habrían triangulado este dinero, ellas son Columbia Management (de propiedad de Édgar A.) y Glory International (de Tomislav Topic). Una pericia contable de los movimientos de Columbia reveló que en los últimos 7 años esta firma recibió más de $ 20 millones. La mayoría de esos recursos llegó desde la empresa offshore de Odebrecht, como Klienfeld, Constructora del Sur, entre otras.

Un sistema similar de pagos también se detectó en la empresa Glory International. De acuerdo con la asistencia penal de Estados Unidos y de Panamá, esta empresa habría recibido más de $ 484.000 de empresas offshore que pertenecían a Odebrecht. Este dinero supuestamente era para entregar a Ricardo R., quien presuntamente tramitaba los pagos para su sobrino.

Esta versión fue rechazada por Aníbal Quinde, abogado de Ricardo R., quien aseguró que no hay ninguna transferencia directa o entrega de dinero a su cliente desde Columbia Management o desde Glory.

Dijo que la Fiscalía adelantó su criterio y acusará a su defendido en la audiencia de formulación de cargos que se realizará en la Corte.

Ricardo R. dejó su departamento para cumplir su detención en el centro de rehabilitación de Guayaquil.

Esa decisión la tomó el juez Miguel Jurado, luego de que la Policía asegurara que hay peligro de que se fugue de su arresto domiciliario. La defensa de Ricardo R. también apelará esta decisión.  

Dinero en efectivo y a domicilio

Los sobornos de Odebrecht pasaban hasta por cuatro cuentas bancarias fantasmas antes de llegar al destino final. Así lo reconoció la constructora en el acuerdo de culpabilidad que firmó con la justicia de los Estados Unidos.

Para cumplir con esta ruta los intermediarios tenían una doble función. Unos, como Kleper V. debían aumentar los costos de sus servicios y pagar a los funcionarios que Odebrecht les ordenaba. Otros, como José T. y Gustavo M., crearon compañías en Panamá para ocultar el dinero y desde ahí hacer transferencias para los sobornos.

Las confesiones de los tres investigadores revelan que los pagos se hacían casi siempre en efectivo y a un solo funcionario, el cual se encargaba de repartir el dinero a los otros implicados. Así lo hicieron Ramiro C. y Carlos V., quienes trabajaron en Petroecuador y en la Secretaría del Agua, respectivamente.

Para conseguir el dinero en efectivo tenían al Sai Bank, que cobraba una comisión del 2% por el monto que iban a gestionar. Los servicios de la entidad incluían a un ejecutivo, quien procedía a entregar el dinero a domicilio. Así la red buscaba eludir los controles y no llamar la atención de las autoridades. (I)

*Haga click en la imagen para agrandarla

----------------------------

"Esa famosa lista es de la embajada norteamericana"

Eduardo Franco Loor, abogado del vicepresidente Jorge Glas, al referirse a los nuevos elementos de convicción que habrían llegado con el CD de la asistencia penal internacional desde Estados Unidos, con los cuales el Fiscal General pidió la prisión preventiva, resaltó ayer: “Esa es una gran mentira y una gran falacia del doctor Carlos Baca”.

“Dice, por ejemplo, Manduriacu, Glory, que supuestamente han hecho transferencias a la empresa Glory de los Estados Unidos, dice: tío. ¿Qué tiene que ver eso con Jorge Glas?”, cuestionó Franco en una entrevista en el programa El Poder de la Palabra de Ecuadorinmediato.com. Aclaró que el Vicepresidente no es nombrado textualmente en esa documentación.

“El señor Rivera, que es el tío, declaró la semana pasada  y dijo que no hay constancia de que Glory le haya traspasado a él dinero, ¿qué dijo Santos (exdirectivo de la constructora brasileña Odebrecht en Ecuador)? Que le habían dado dinero en efectivo y, a través de la empresa Glory, pero él dice que, a la final Santos le pidió el dinero a la empresa, Odebrecht depositó y él se quedó con la plata porque no hay constancia, he revisado 35.000 fojas, no he visto un documento en el que conste el nombre
de Rivera, que Glory le haya pasado el dinero a Rivera. ¿Por qué me interesaba ver esto? Porque supuestamente Odebrecht le pasaba el dinero a Glory, Glory a Rivera y Rivera le iba a entregar a Glas, eso no existe”.

En cuanto a la supuesta lista de ecuatorianos vinculados con la trama de Odebrecht, que estaba en poder de Estados Unidos, el abogado Franco Loor recalcó: “En esa famosa lista, que es de la embajada norteamericana, que es la documentación de Odebrecht, no consta el nombre de Jorge Glas Espinel, para nada”. “Están los nombres de las empresas, Manduriacu, Daule-Vinces (…), en lo absoluto, el de Jorge Glas no aparece, Jorge Glas jamás ha recibido ni de Glory ni de Rivera ni de nadie dinero”, enfatizó el abogado del Vicepresidente. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET