Domingo, 13 Agosto 2017 00:00 Justicia

55.983 guardias están capacitados para laborar

La aglomeración en el sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil, es común todos los días y casi a todas horas. Aquel 3 de agosto de 2017, los curiosos coparon las calles.
La aglomeración en el sector de la Bahía, en el centro de Guayaquil, es común todos los días y casi a todas horas. Aquel 3 de agosto de 2017, los curiosos coparon las calles. Foto: José Morán / El Telégrafo

En operativo, los agentes hallaron chalecos ‘antibalas’ con protección de cartón.

Redacción Justicia

Simón tomó el bolso con el dinero recaudado en la distribuidora farmacéutica y, cuando salió, sintió la punta de un arma en su cabeza. Antes de que la detonación lo ensordeciera reaccionó con un fuerte movimiento y la bala le hirió el rostro. Manuel, su compañero, vio la escena, y enseguida recibió 2 disparos, uno en la pierna y otro en la cadera.

Ambos son guardias de la compañía de Transporte de Valores Tevcol y permanecen internados en 2 casas de salud de Guayaquil, tras el asalto ocurrido el pasado 3 de agosto, en las calles Manabí y Chimborazo, en el centro la ciudad. Aquella tarde, cerca de las 17:20, hubo un cruce de balas en el que 3 personas perdieron la vida y 8 fueron lesionadas.

Menos de 24 horas pasaron y los otros 6 custodios que participaron en el traslado fueron procesados por homicidio culposo, delito estipulado en el artículo 145 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y sancionado con una pena que oscila entre los 3 a 5 años de privación de la libertad.

Ángel Palacios, fiscal uno de Personas y Garantías, informó que la investigación se realizará en un plazo de 30 días que corren desde el 4 de agosto cuando se dio la audiencia de flagrancia y formulación de cargos.

Durante ese tiempo se analizarán las armas de los procesados e indicios balísticos recabados de la escena. Así se determinará de qué armas salieron las balas que mataron e hirieron a las víctimas.

“En el transcurso de la próxima semana se tomarán versiones a víctimas y testigos. Llegarán también los resultados de las pericias balísticas, del barrido electrónico para saber quiénes dispararon y de la extracción de los videos de las cámaras de seguridad de locales y de instituciones como Corporación de Seguridad Ciudadana y ECU-911”.

Palacios añadió que solicitaron a la empresa Tevcol las copias certificadas de los protocolos que deben seguir cuando se suscitan estos hechos, para saber si se rigieron a estos.

Hay más guardias que policías

Guillermo Rodríguez, asesor del Ministerio del Interior y delegado para el fortalecimiento de la seguridad privada, indicó que en Ecuador existen 68.737 guardias, de los cuales el 88% ha recibido preparación durante 120 horas en las 45 escuelas de capacitación certificadas.

“Fundamentalmente los capacitan en la parte legal, medidas de prevención del delito, cómo levantar perfiles de riesgo, sistemas de patrullajes, qué rondas debe realizar, el uso de herramientas a su disposición, entre otros”.

El número de guardias supera al de agentes de la Policía Nacional que se ubica en 45.700.  “Por eso es importante que trabajemos en conjunto. Revisamos los mapas donde hay mayor incidencia del delito y vemos que en esos lugares contamos con custodios que nos pueden ayudar, siempre y cuando estén con un entrenamiento adecuado. No estamos renovando permisos si las empresas de seguridad no tienen el 100% de su personal competente”.

En el país, 556 compañías de seguridad tienen permisos para operar, 135 se encuentran en trámite de renovación y 203 los tienen caducados.

En cuanto al hecho ocurrido en la Bahía manifestó que “estamos en un proceso particular con esa empresa. Hicimos una inspección para verificar si se cumplieron los protocolos y ver qué tipo de armas emplean”.

Ramiro Mantilla, inspector general de la Policía Nacional, dijo que transportar valores siempre representará un riesgo para los guardias y las personas. Hemos comunicado a quienes realizan esta actividad que se fijen horarios para que la Policía fortalezca su dispositivo de seguridad en los alrededores”.

Expresó que los celadores también deben disminuir los riesgos, por ejemplo, no caminar con bolsas de dinero por 2 o 3 cuadras, sino aplicar otro procedimiento. “A veces la costumbre y la confianza son malos consejeros en temas de seguridad”.

 El oficial precisó que la institución ejerce la supervisión y control de las compañías y que ejecutan mesas de trabajo para conocer las deficiencias y problemas que existen en este sector. La semana pasada se realizaron en Quito y Guayaquil, donde existe el mayor número de compañías, 268 y 144, respectivamente.

“Los propietarios tienen que invertir en capacitación y no verlo como un gasto, porque un agente capacitado brinda un buen servicio”. Además, destacó, que los guardias deben especializarse por áreas, pues no es lo mismo cuidar un centro comercial, puertos o aeropuertos que trasladar valores.

Mantilla sostuvo que el uso del arma debe ser la última opción para reaccionar. Con ese pensamiento coincidió Marco Aveiga, representante de una compañía de seguridad, quien manifestó que lo primero que se debe hacer es la prevención del delito, mucho más cuando se encuentran en un lugar público con  aglomeración de personas.

 Hay un vacío para actuar

Jorge Villacreses, presidente Nacional de las Empresas de Seguridad e Investigación del Ecuador, arguyó que hay un vacío en cuanto a protocolos, no hay una norma en la que se especifiquen los procesos.

Ante esto, indicó —sin precisar en qué tiempo— que presentarán a la Asamblea Nacional una reforma a la Ley de Seguridad Privada para que se creen los protocolos y propondrán la creación de una Agencia de Control y Regulación de la Seguridad Privada. Entre las recomendaciones que expondrán a los legisladores, estará que los guardias pasen por pruebas periódicas de confianza, debido a que “muchos de estos hechos se dan por fuga de información. Hay eventos en lo que no es una casualidad que conozcan en qué momento van a retirar dinero”.

Aclaró que actualmente, en el caso de transporte de valores, el organismo de control verifica que el carro esté matriculado y funcionando correctamente, que el blindaje sea certificado internacionalmente, que supere una prueba de balística, que los neumáticos cuenten con protección y que exista un sistema  de cámaras de video de alta resolución que permita grabar hasta 30 días”.

Detalló que hay normas que se aplican en estos procesos, por ejemplo, formar 2 anillos de seguridad. Uno es el grupo conformado por 2 o 3 agentes que se acercan a ver el dinero con armas cortas para evitar que en caso de un tiroteo haya daños colaterales. Mientras tanto, el otro custodia el vehículo y el perímetro empleando arma largas, como escopetas y fusiles, para repeler algún ataque al blindado.

También se refirió al uso progresivo de la fuerza, poniendo el arma como última opción. Pero, “si un delincuente dispara y hiere a un custodio, lo lógico es que saquen sus armas y lo neutralicen”. En esto consiste la legítima defensa.

Esta figura está establecida en el artículo 33 del  COIP. “Existe la legítima defensa cuando la persona actúa en defensa de cualquier derecho, propio o ajeno, siempre y cuando concurran los siguientes requisitos: agresión actual e ilegítima, necesidad racional de la defensa y falta de provocación suficiente por parte de quien actúa en defensa del derecho”.

Sin embargo, ese día no solo falleció el presunto delincuente que los apuntó y estaba disfrazado de vendedor de bebidas energizantes, sino que 2 de sus compañeros y otros 8 ciudadanos quedaron heridos. Uno de ellos, un policía metropolitano, contó que recorría las calles Manabí y Chimborazo cuando recibió un disparo a la altura del ombligo y otro en el brazo izquierdo.

Erika también estaba cerca. Rememora cómo el ladrón halaba el bolso del custodio y de repente sintió un fuerte ardor en el brazo, también fue herida.

Jaime, quien se libró del cruce de balas, narró que estaba comprando en una farmacia. La escena la vio a menos de 100 m y recuerda al supuesto vendedor poniéndole el arma en la cabeza al guardia que llevaba el maletín con el dinero. Asegura que escuchó entre 15 y 20 detonaciones.

Jorge Villacreses consideró que uno de los errores cometidos por el equipo de seguridad que actuó en la Bahía fue el horario escogido para recoger el efectivo. “A esa hora hay afluencia de compradores y comerciantes. Lo ideal sería muy de mañana o tarde”. 

Un cartón de protección

Patricio Vargas, director del Departamento de Control y Supervisión de las Organizaciones de Seguridad Privada (COSP), precisó que este año se han llevado a cabo más operativos que en   2016. De enero a agosto de este año han ejecutado 4.176 controles y en el mismo período del año pasado fueron 2.316.

“Durante las incursiones realizadas en estos últimos 8 meses hemos decomisado 240 armas por diferentes causas como el mal uso del permiso, permiso caducado o en mal estado”.

También confiscaron 133 prendas y una cifra similar de accesorios.

“Hemos descubierto que en los chalecos antibalas, en lugar de la lámina de protección balística, hay cartones o no hay nada. Solo es pura tela. La seguridad del guardia es muy importante, lo primero es la protección de su vida, para que pueda proteger la de otras personas”. (I)

Destacado

El número de guardias en Ecuador supera al de agentes de la Policía Nacional.

Datos

La emisión de los permisos de operación para las compañías de seguridad se tramita en línea a través del sistema informático Sicosep.

El Acuerdo de Permiso de Operación emitido por el Ministerio del Interior tendrá vigencia por un año desde la suscripción del documento.

El proceso antes tardaba hasta 3 meses, ahora el tiempo es de 45 días y la meta es que sean 30.

Las notificaciones del avance se hacen a través de la web o celular.

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter ET