Burzaco: Chiriboga recibía sobornos de $ 600.000

- 16 de noviembre de 2017 - 00:00
→ El argentino Alejandro Burzaco (centro), exdirector ejecutivo de Torneos y Competencias, antes de ingresar a la Corte Federal en Nueva York.
AFP

→ El exdirector de TyC señaló al exdirectivo de la FEF en su declaración ante una Corte Federal en Nueva York. También salpicó a Paco Casal, con quien Ecuafútbol firmó un convenio por 10 años.

Luis Chiriboga, expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF),  habría recibido $ 600.000 anuales, como parte del esquema de sobornos, para que negocie los derechos de televisión de la selección con la cadena TyC Sports y no con GolTV.

Aquello lo reveló uno de los implicados en la trama del caso FIFAGate, Alejandro Burzaco, quien era director ejecutivo de Torneos y Competencias. El martes pasado declaró durante siete horas en la Corte Federal de Nueva York, donde señaló a varios dirigentes del fútbol sudamericano y a empresas vinculadas con el balompié.

Además de apuntar a Chiriboga, Burzaco habló sobre otro personaje vinculado recientemente con la FEF: el uruguayo Paco Casal. La Ecuafútbol firmó el 22 de junio pasado un convenio para ceder los derechos de transmisión a GolTV -empresa de Casal- del torneo nacional por los próximos 10 años.

En la corte estadounidense, el argentino indicó que Casal “tenía experiencia sobornando a todos los dirigentes de fútbol de la región” y que, además, ofrecía coimas para que su empresa se quedara con los derechos de televisión de la Copa Libertadores y de la Sudamericana.

A raíz de aquello se acordó que se aumentaran los sobornos de Torneos y Competencias, de $ 400.000 a $ 600.000 anuales, para Chiriboga y también para Luis Bedoya, quien era presidente de la Federación Colombiana de Fútbol. Todo con la intención de que la televisación continúe en manos de Fox Sports y no acepten las ofertas de Casal.

El presidente de la FEF, Carlos Villacís, se expresó de forma escueta cuando le consultaron sobre aquella declaración. “No he leído eso. (Burzaco) Debe tener las pruebas. Lo importante es ver qué decide el juez y saber qué acoge de lo dicho por este señor. No podemos apresurarnos en dar opiniones en este sentido; la última palabra es de la autoridad competente”.

El empresario es uno de los 42 acusados en el escándalo de la FIFA y ahora colabora con la justicia. En primera instancia, Burzaco se entregó a las autoridades en noviembre de 2015 y luego pagó una fianza de $ 21 millones. Con sus declaraciones intenta reducir su sentencia.

En ellas también dijo que entregó $ 4 millones a dos exfuncionarios argentinos, a cambio de los derechos de difusión del torneo ‘gaucho’. Jorge Delhon y Pablo Paladino fueron señalados como los encargados de cobrar los sobornos cuando trabajaban para el programa Fútbol para Todos, un organismo del gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner y tenedor de los derechos del fútbol en Argentina.

En la noche del martes, luego de que en la mañana y tarde se revelaron los detalles de la información que brindó Burzaco, se conoció que Delhon se suicidó arrojándose a las vías del tren en la localidad de Lanús.

Mientras que Paladino señaló que Burzaco trata de ensuciar a Fútbol para Todos, en una entrevista con diario Perfil de su país.

“Es una clara estrategia del abogado. Aprovechan, con algún acuerdo, para manchar el programa. Fútbol para Todos no contrataba. Quien compraba los derechos era la Jefatura del Gabinete de la Nación o la Televisión Pública. Nosotros solo articulábamos con periodistas y productores para transmitir”.

Ayer, en el segundo día de su testimonio, Burzaco se quebró y empezó a llorar. La sesión fue suspendida durante algunas horas. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: