El orden primó en las escuelas de Yaguachi

- 18 de noviembre de 2017 - 00:00
Las personas que circulaban en el interior de la terminal terrestre de Guayaquil salieron apresuradamente -pero en orden- cuando escucharon las alarmas a las 08:40 de ayer.
Miguel Castro / et

En la zona rural de Guayas no hubo mayores incidentes por el sismo. En las parroquias Cone y Pedro J. Montero los estudiantes respondieron conforme a los protocolos ante emergencias. En el casco urbano de Yaguachi 6 estudiantes de la Unidad Educativa 21 de Julio sufrieron desmayos. En el sur y centro del país no se reportaron heridos ni daños materiales en viviendas. Las carreteras, puentes y terminales terrestres mantuvieron su actividad normal.

El desmayo de seis alumnos de la Unidad Educativa 21 de Julio del cantón Yaguachi y una señora embarazada de la parroquia Virgen de Fátima, fueron las principales novedades en este sector guayasense tras el sismo de 6,2 grados que se registró ayer, en Guayaquil.

Daniel Avecilla, alcalde de Yaguachi, mencionó que además de esas novedades se reportó la cuarteadura de una pared de la Escuela Rosaura Maridueña, ubicada en el centro de la cabecera cantonal.

Además se informó que en las parroquias Yaguachi Viejo (Cone) y Gral Pedro J. Montero (Boliche) no se registraron novedades y que todos los estudiantes de las entidades educativas de este cantón fueron enviados a sus casas, ante posibles réplicas del sismo de ayer.

*Haga click en la imagen para ampliarla

Mientras en Milagro, luego del temblor de 6,2 grados, la alcaldesa Denisse Robles activó de inmediato el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal para verificar novedades.

Debido al movimiento telúrico se suspendió el simulacro de sismo que estaba previsto para las 09:13 en coordinación con la Secretaría de Gestión de Riesgos.

Robles señaló que en Milagro no se reportaban casos de heridos, víctimas mortales, ni colapsos de infraestructuras. “No hay incidentes en el cantón y le pedimos a la ciudadanía que mantenga la calma, estar informados a través de los medios de comunicación y fuentes oficiales”, mencionó la Alcaldesa.

Producto del sismo, el  Centro de Atención Ciudadana (CAC) de Milagro suspendió en la mañana la atención al público, hasta que se verifique el buen estado de los edificios. Ya a las 13:00 se retomaron las actividades en la entidad pública.

Robles agregó que el COE cantonal se mantenía en alerta permanente.

Tras el sismo, las labores en el Centro de Atención Ciudadana de Milagro se suspendieron durante la mañana. A las 13:00 se reanudaron. Foto: Karly Torres / et

En el centro no hubo daños

Si bien en provincias de la Sierra centro el sismo de ayer se sintió con intensidad no se reportaron afectaciones en viviendas, edificios, vías, ni personas heridas. Instituciones como el ECU-911, Secretaría de Gestión de Riesgos y Policía Nacional de Chimborazo, Cotopaxi, Pastaza y Tungurahua, sugirieron mantenerse informados con los datos que emite el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, en su portal web. También se hizo un llamado a mantener la calma y tomar las precauciones necesarias en caso de réplicas del temblor.

Mediante un comunicado, la dirección provincial del ministerio de Educación de Tungurahua informó a los padres y más representantes legales de estudiantes que en caso de querer retirar a sus hijos de los planteles, lo podían hacer sin impedimentos.

En varias escuelas y colegios del centro de Ambato los maestros decidieron precautelar la integridad de los alumnos, salieron a los patios, donde se mantuvieron por varios minutos. Esta escena se revivió también en entidades y edificios del casco urbano.

En barrios como La Península, El Ollero, El Socavón, entre otras localidades de riesgo en la capital tungurahuense, no se registraron daños. Las carreteras que conectan Ambato con: Latacunga, Quito, Guaranda, Riobamba, entre otras, están expeditas.

Estudiantes de la Unidad Educativa Ignacio Escandón, de Cuenca, aplicaron los códigos de seguridad en la mañana de ayer, tras el temblor. Foto: Fernando Machado /et

El susto se apoderó del sur

El temblor no pasó desapercibido en el sur del país. En Azuay los reportes daban cuenta del susto que se llevaron los habitantes en todos los cantones.

En Cuenca muchos ciudadanos salieron a las calles y permanecieron por algunos minutos hasta regresar a sus oficinas o sitios de trabajo. En los establecimientos educativos, algunos de ellos en el momento del temblor estaban en un simulacro lo que disminuyó el miedo de los estudiantes; en otros casos, los alumnos tuvieron que salir apresurados a los patios, acogiéndose a las instrucciones que han recibido durante estos meses, en lo que tiene que ver con simulacros sobre terremotos, “nos falta mucho aún en prevención, pero se va a seguir trabajando”, dijo César Banegas, inspector en el colegio Manuel J. Calle de Cuenca.

Una cosa similar se registró en la provincia de El Oro. En Machala el sismo se sintió fuerte, igual ciudadanos salieron a las calles. Los organismos de socorro no reportaron daños en viviendas, ni personas heridas.

En las provincias de Loja y Cañar también se informó sobre el susto de los habitantes. En la Centinela del Sur, se indicó que el movimiento no fue tan fuerte, pero sí alarmó a los turistas en este sitio. (I)

Con mucha calma, los alumnos de la Unidad Educativa Emilia I. Abihanna, de la parroquia Pedro J. Montero, se dirigieron a sus respectivos hogares. Foto: Karly Torres / et

------------------------

El clima no está asociado al movimiento telúrico 6,2

Edwin Pinto, jefe de departamento de Ciencias del Mar del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) informó que los cambios climáticos que se registran en las últimas semanas en Guayaquil no guardan relación alguna con el movimiento telúrico ocurrido a las 08:40 de ayer a 20 km al suroccidente del centro del  puerto principal y que se sintió en 18 provincias del país.

“Es una creencia popular muy arraigada en nuestra comunidad porque se viene transmitiendo de generación en generación. No existe desde el punto de vista científico una relación entre el cambio de temperatura o cambios de estación con los movimientos sísmicos”.

Asegura que no hay estadísticas que demuestren que cuando hay variaciones de clima se generen sismos en ninguna parte del mundo. Lo que sí existe es el llamado “sol de invierno”, esto -según explica- porque en esa estación se evapora el agua por el sol y hay precipitaciones (lluvias).

“La temperatura de la atmósfera nunca tendrá una energía suficiente para generar un movimiento telúrico ni mucho menos un tsunami, que estos sí dependen de la ocurrencia del sismo”, dijo a EL TELÉGRAFO.

Asegura que la estación de lluvias llegará en diciembre próximo, pero que tendrá mayor notoriedad desde enero.

El experto señala que la presencia de temperaturas bajas en primeras horas de la mañana y una fuerte exposición del sol en la tarde se debe a los cambios oceanográficos. “Hay noches frías propias de esta época y por lo consiguiente hay nubosidad. Cuando no hay nubosidad el sol pega más fuerte”.

Gabriela Ponce, jefa de turno del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, aseguró que el movimiento sísmico  se sintió en 18 provincias del país, una hora después de haber iniciado un simulacro de terremoto en el puerto principal.

La Secretaría de Gestión de Riesgos informó que el temblor se sintió “ampliamente en las provincias de Guayas, Manabí, Santa Elena, Cotopaxi, Azuay y Pichincha”. Jorge Hidalgo, miembro del Colegio de Ingenieros Geólogos aseguró que es probable que existan réplicas con el pasar de las horas, pero que estas serán “de menor intensidad”, pero que se pueden dar otros movimientos telúricos ajenos al ocurrido en Guayaquil. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: