Lunes, 17 Abril 2017 00:00 Economía

570 asociaciones de la Economía Popular y Solidaria se unen

La Asociación de Producción Textil y Moda, Girasol, de Manabí, confecciona ropa de trabajo para empresas de la provincias. El gremio está activo desde 2015.
La Asociación de Producción Textil y Moda, Girasol, de Manabí, confecciona ropa de trabajo para empresas de la provincias. El gremio está activo desde 2015. Foto: cortesía / Sercop

El Sercop brinda asistencia semanal a los emprendedores de la EPS con el objetivo de fortalecer sus capacidades y mejorar sus finanzas.

Redacción Economía

Los principios de la Economía Popular y Solidaria (EPS) se enfocan en el trabajo asociativo, autogestionado, realizado solidariamente con autonomía de poderes, sin jerarquías que limiten el desarrollo de los trabajadores.

Para David Viera, presidente de la Unión Provincial de la Economía Popular y Solidaria de Tungurahua, los actores de la EPS de dicho sector deben creer en las ideas que tienen y “los emprendedores como yo  ver que el asociarse es una fortaleza que les puede ayudar a salir adelante, donde se pueden beneficiar con trabajo digno”.

La preocupación del Gobierno Nacional, a través del Servicio de Contratación Pública (Sercop), por hacer del Buen Vivir una realidad, ha posibilitado que la lucha contra la pobreza se efectivice con la aplicación de políticas como los Catálogos Dinámicos Inclusivos (CDI), a través de los cuales se han adjudicado $ 237 millones, entre 2016 y 2017, para la Economía Popular y Solidaria.

Con la aplicación de los CDI visibiliza a un grupo productivo que no tenía contratos con el Estado. Según Damián Vera, representante de la Asociación de Servicio de Limpieza (Asoserlise), conformada por 80 emprendedores de Esmeraldas, en el último año su productividad se incrementó en un 80%.

“Actualmente tenemos mucha actividad, ya que los catálogos son incluyentes, nos generan trabajo y nos ayudan a mejorar la economía de nuestros hogares y de los barrios marginales”.

Esa es una de las razones por las que en enero de este año más de 100 asociaciones de productores conformaron la Unión Provincial de la Economía Popular y Solidaria de Esmeraldas, con el objetivo de tener representatividad ante las autoridades gubernamentales.

De la misma forma, se han organizado emprendedores de Pichincha, Tungurahua, Cotopaxi, Guayas, Santa Elena, Manabí, Esmeraldas y  Sucumbíos.

La conformación de las uniones provinciales busca fortalecer este modelo económico en el mercado público y privado, consolidarse y tener beneficios con mayor representatividad. La meta es conformar una Confederación Nacional.

Lucía Calderón, presidenta de la Cámara de Economía Popular y Solidaria de Pichincha, indicó que durante un consejo consultivo desarrollado por el Sercop conoció el punto de vista de las autoridades sobre la importancia de que los emprendedores estén organizados y representados en una sola voz. 

Por eso habló con representantes de otras asociaciones, se reunieron con autoridades del Sercop y crearon la Cámara de Pichincha.

Calderón manifestó que encontraron en la Economía Popular y Solidaria un modelo de gestión que se alinea con nuestras necesidades y es una alternativa que posiciona la producción realizada por pequeños emprendedores.

“Por eso convoco a todas las asociaciones, cooperativas y organismos de la economía popular y solidaria para que se inscriban dentro de la Cámara de Economía Popular y Solidaria de Pichincha, para así consolidarnos como un fuerte bloque, con mejor capacidad de negociación, con el fin de labrarnos un mejor porvenir”, mencionó titular de la entidad.

Para Santiago Vásquez, director General del Sercop, la formación de consorcios es una alternativa para crecer como proveedores del Estado y generar mayores ingresos económicos, pues las instituciones públicas demandan de una fuerza permanente de los emprendedores de la Economía Popular y Solidaria en la Compra Pública.

En ese sentido, el Servicio de Contratación Pública asumió el compromiso de fortalecer las cámaras, porque es “la única forma en que las empresas grandes trabajan efectivamente es cuando tienen una sola voz. Ser solidarios significa que tengan la capacidad de generar diálogo con el mayor número de espacios asociativos que representen sus mismos intereses”, mencionó Vásquez.

Datos

- Entre 2016 y 2017, $ 237 millones fueron adjudicados a la Economía Popular y Solidaria a través de los catálogos dinámicos inclusivos. 

- 12.000 asociaciones de la Economía Popular y Solidaria de todo el país ofertan sus bienes y servicios a las instituciones públicas a través del Servicio Nacional de Compras Públicas.

- Actualmente, existen 22 catálogos dinámicos inclusivos y 810 productos específicos para que sean ofertados por
los emprendedores de la Economía Popular y Solidaria.

- Las Cámaras de la Economía Popular y Solidaria brindan asesoría a nuevos emprendedores para realizar los trámites  de legalización de asociaciones, conformación de cuentas de integración y afiliación al seguro social. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET