Jueves, 12 Enero 2017 00:00 Tecnología

Stream se esparce en el mundo de los videojuegos

Los jóvenes que manejan los medios tecnológicos son quienes utilizan esta herramienta.
Los jóvenes que manejan los medios tecnológicos son quienes utilizan esta herramienta. Foto: Archivo / El Telégrafo

Esta tecnología permite interactuar a quienes transmiten contenidos. La diversión es uno de los enganches.

Eduardo Péndola Calero, estudiante de la UEES

Desde que empezaron a cubrirse eventos importantes en línea como un partido de fútbol, básquet o alguna actividad de gran impacto, salieron los streams. Es decir, ver en vivo lo que sucede en otro lugar, pero no a través de los medios de comunicación convencionales, sino con las nuevas facilidades que  brinda internet. Hace 20 años los costos eran muy elevados y si no había gran audiencia que pudiese cubrir los gastos, no se hacía stream.

A medida que la tecnología creció los streams son más comunes y  han absorbido el mundo de los videojuegos. En 2011 apareció una de las plataformas que hoy en día es la más grande en cuanto a streams de videojuegos, el Twitch, que agrupa a esa comunidad de gamers (gente que dedica mucho tiempo y dinero en los juegos de video). En la actualidad participan en esta página más de 100 millones de usuarios únicos como público y 1,7 millones que crean los contenidos.

Otra diferencia sustancial que tienen los streams normales o comunes con respecto a los que tratan los videojuegos es la retroalimentación. Los gamers cuentan con un chat en vivo y también mensajes que aparecen en la pantalla junto con donaciones.

A pesar de que esta tendencia está creciendo sin medida vemos que cada streamer tiene su propia marca que los diferencia de los demás. Unos se dedican a hacerlo de manera profesional y otros hacen que los contenidos sean más de diversión y entretenimiento.

Juan Ignacio, un ecuatoriano amante de los juegos online, es más conocido como Cuakbalthasar. Él cuenta cómo empezó a dedicarle tiempo a ver streams: “Me interesaba ver los plays y jugadas más pro de gente que jugaba lo mismo que yo a nivel profesional o que vivían de esto. En un principio era para aprender más y mejorar como jugador. Luego, al conocer los diversos tipos de streams me di cuenta de que había algo con los no profesionales con los que me sentía identificado: bromas, gustos, series de televisión, animes y música”.

Daniel Chávez, estudiante universitario, comenta que ha pensado en comenzar un stream con fines de lucro. “Sé que existe mucha competitividad en este mercado, pero también me doy cuenta de que en este negocio el carisma del gamer es lo que más llama la atención. Siento que tengo las cualidades para hacer un buen papel”.  (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras