El sector genera cerca de 200.000 plazas de empleo

La industria gráfica prevé un crecimiento para 2018

| 09 de Octubre de 2017 - 00:00
Empresarios gráficos esperan que se dinamicen las ventas, luego de un período de recesión económica.
FOTO: Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

La reducción de impuestos al papel y tintas fue una de las demandas presentadas en las mesas sectoriales.

La industria gráfica genera unas 200.000 plazas de empleo directo y es transversal a muchos sectores productivos del país, pues es proveedora de etiquetas, cuadernos, envolturas, empaques y otra gran variedad de productos.

Al igual que otras actividades económicas en el país, este sector se vio afectado en los últimos años por un período de recesión económica, llegando a registrar una reducción de 21% en sus exportaciones que tienen como principales destinos a países de Centroamérica y Europa, y su producción bajó a 3% entre 2015 y 2016.

Medidas implementadas en los años anteriores, como la imposición de salvaguardias y el aumento del 12% al 14% en el Impuesto del Valor Agregado (IVA) también influenciaron en el sector.

Ahora, tras el levantamiento de las medidas, la industria gráfica, al igual que otros sectores productivos, esperan con optimismo una recuperación económica durante el próximo año.

Juan Ortega, secretario de la Asociación de Industriales Gráficos de Pichincha (AIG), considera que Ecuador requiere ser más competitivo frente a los productos que llegan de Colombia, Perú y China, por lo que sugiere, entre otros aspectos, la eliminación de impuestos a la importación de insumos, como matrices para placas, algunos químicos, papel y las tintas.

“Todos los insumos utilizados en las artes gráficas son importados. Pocos productos, entre el 10% y 15% son de origen nacional, por lo que se requiere eliminar o disminuir sus impuestos para volvernos más competitivos”, manifestó.

Este fue uno de los puntos que el sector expuso en las mesas sectoriales impulsadas por el Gobierno. También se planteó la necesidad de frenar la importación indiscriminada de productos de otros países, que son de menor calidad que los que se producen en Ecuador.

Leonidas Montalvo, gerente de producto de la empresa Xerox en Ecuador, dijo que, si bien el tema de salvaguardias no afectó a los equipos offset, sí lo hizo a las prensas digitales y a las impresoras, por lo que estos artículos subieron sus precios hasta en 45%. “Esto se tradujo en una reducción en ventas entre 20% y 30%”.

“Ahora que se han eliminado las salvaguardias y se redujo el IVA, esperamos que el siguiente año la situación mejore”, concluyó. (I)