Martes, 22 Noviembre 2016 00:00 Economía

Cervecería Nacional no venderá uno de sus productos más representativos

Heineken interesada en adquirir marca Club

Cervecería Nacional tiene 2.040 colaboradores en dos plantas y 16 centros de distribución, según la información publicada en su página web.
Cervecería Nacional tiene 2.040 colaboradores en dos plantas y 16 centros de distribución, según la información publicada en su página web. Foto: John Guevara / El Telégrafo

La empresa holandesa busca espacio en el país aprovechando la desinversión que debe cumplir AB InBev como parte de los compromisos para sellar la fusión global con SabMiller.

Redacción Economía

La fusión mundial de las gigantes multinacionales de la cerveza AB InBev y SabMiller presenta un inconveniente en Ecuador, luego de que Cervecería Nacional -operada por SabMiller- expresara su negativa a vender la marca Club, una condición planteada en la resolución del 15 de noviembre emitida por la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM).

La reciente disposición se suma a las 11 condiciones -establecidas el 6 de mayo de 2016- que deben ser cumplidas por la compañía para conseguir el aval de la entidad, “en función de mejorar las condiciones para el ingreso de un nuevo competidor”, indicó la Superintendencia en un boletín de prensa el pasado 18 de noviembre.

Ese mismo día, Cervecería Nacional (CN) publicó en sus redes sociales que la marca Club “no es parte de condiciones acordadas con la SCPM. CN no acepta, ni concuerda con esta resolución. Por más de 50 años Club Premium ha sido y seguirá siendo parte de la familia Cervecería Nacional”. Mediante un comunicado oficial, la empresa anunció que adoptará medidas para “preservar” sus derechos, con el objetivo de cumplir con el acuerdo inicial y proteger su producto.

El producto es elaborado hace 50 años

Cervecería Nacional, según consta en su página web y en el comunicado, está conformada por 1.129 accionistas. Fue fundada en 1887 con el nombre de Guayaquil Lager Beer Brewery Association y al inicio funcionó como una fábrica para la elaboración de hielo y cerveza.

Hasta el momento cuenta con más de 1.700 clientes y más de 600.000 familias son parte de la cadena de valor. Sus ventas alcanzan los $ 443 millones y ha generado $299 millones en impuestos.

Produce bebidas alcohólicas de consumo moderado (Pilsener, Club y Dorada) y refrescos (Manantial y Pony Malta). La marca Club apareció en el mercado nacional en 1966. En cambio, la cervecera AB InBev posee a la empresa ecuatoriana Ambev Ecuador con sus marcas Brahma, Budweiser, Biela, Zenda, Maltín, entre otras.

La operación entre AB InBev y SabMiller inició formalmente en noviembre de 2015. En septiembre de 2016, AB InBev compró a su competencia por 79.000 millones de libras ($ 104.000 millones), con un valor de 45 libras esterlinas ($ 56) por cada acción. Es considerada la tercera fusión más grande de la historia. El nombre de la nueva empresa será AB InBev.

Parte de las 11 condiciones iniciales, y que fueron aceptadas por CN, disponían al conglomerado empresarial transferir a un nuevo operador la fábrica de Ambev Ecuador, ubicada en Guayaquil; los activos de producción y distribución de Ambev Ecuador; vender las marcas Zenda, Biela, Dorada y Maltín; conceder una licencia de hasta 20 años que le permita al nuevo competidor producir y comercializar Brahma; y, que durante sus primeros tres años utilice la red de comercialización y distribución de Cervecería Nacional para llegar con sus marcas, propias y adquiridas, a la totalidad del territorio ecuatoriano.

La marca tiene una participación importante en el mercado

A criterio de José Javier Jarrín, procurador judicial de los apoderados de la compañía holandesa Heineken y de dos emprendimientos locales de cerveza artesanal, aquellas cláusulas no eran suficientes para evitar la consolidación de un monopolio en el país. Y ello en razón de que las cuatro marcas señaladas en la resolución original (Zenda, Biela, Dorada y Maltín) tienen un peso marginal dentro del mercado.

Al incluir Club dentro de las disposiciones, agregó, la situación cambia porque se trata de una marca reconocida con gran aceptación entre los consumidores y eso se torna atractivo para que ingrese un nuevo competidor.

“Aunque ellos no quieran aceptarlo y quieran tapar el sol con un dedo. Son un monopolio (...) El consumidor se beneficia con la competencia porque va a tener cerveza de mejor calidad y precio justo. Además tendrá posibilidad de escoger”, afirmó el procurador de la empresa holandesa.

A nombre de Heineken, Jarrín presentó recursos de apelación para que la SCPM revea las condiciones de mayo, sustentándose en un estudio elaborado por académicos internacionales que analizaron el mercado cervecero en Ecuador. Según ese informe, la marca Club abarca entre el 20% y 25% del mercado.

Otra gran cervecería multinacional quiere ganar terreno en Ecuador

Al ser consultado sobre si Heineken evalúa la posibilidad de comprar Club, respondió afirmativamente. “Tenemos interés legítimo de participar en la adquisición del paquete”, contestó Jarrín aclarando que conforme a las resoluciones la marca en cuestión, así como las otras cuatro, no desaparecerán.

Nelson Calle, miembro de la Asociación de Cervecerías del Ecuador, consideró que el tema es abordado desde la óptica de los grandes consorcios y relega los emprendimientos pequeños.

Si bien la SCPM ordenó que AB InBev ceda espacio en sus refrigeradores y perchas de supermercados a las bebidas artesanales, entre otros aspectos, Calle sugirió implementar más medidas e incentivos para potenciar a los pequeños productores, independientemente de la fusión entre las multinacionales. (I)

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG