Exportadores pagan hasta $ 13 por la caja de plátano

- 11 de Septiembre de 2017 - 00:00
Para la exportación se entregan 5 racimos de barraganete, que son distribuidos en 2 cajas.
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

La falta de riego ocasiona que la producción baje el 40% en verano. Comerciantes locales sienten escasez del verde.

El Carmen es una de las principales zonas productoras de plátano (verde) para la industria y la exportación. El 80% de lo que cosecha va hacia Estados Unidos y Europa.  El resto se va para el mercado local y se distribuye en Quito,  Guayaquil y  Portoviejo.

En estos meses de verano la producción baja por la falta de riego, sin embargo, eso ha generado que el precio suba significativamente.

El valor establecido para la entrega de la caja para exportación es de $7,30, pero en estos momentos llega a $ 13. En el sitio la variedad que se siembra es la denominada barraganete, que es más grande. Wilmer Valencia  tiene 12 hectáreas  de plátano en  el kilómetro 12 de la vía a Pedernales.

El agricultor está satisfecho con el precio, pero tiene la aspiración de que con el incremento de riego se pueda producir más.

En la época disminuye hasta el 40%. Con esto coincide Rafael Torres, agricultor que tiene 7 hectáreas en el recinto El Venado.

Las cajas por lo general tienen un peso de 52 libras, cuenta Valencia, quien celebra la buena temporada. Desde hace 5 años decidió migrar hacia el plátano y menciona que el buen precio se debe a que muchas personas decidieron reemplazar el cultivo por cacao porque antes el precio era mucho menor.

Luis Loor, presidente de la Federación Nacional de Productores de Plátano del Ecuador (Fenaprope), afirma que esta situación es normal durante estos meses.

“Normalmente quisiéramos producir más en esta época, cuando están los mejores precios”. El dirigente menciona que a partir de agosto los precios comienzan a subir hasta noviembre. Ya en diciembre se complica por el invierno en los mercados a donde se exporta, que son: Europa y Estados Unidos.

Pese a la poca producción, Torres afirma que es un buen momento para el sector. “Yo diría que en los 40 años es uno de los mejores tiempos en precio de mercado, donde una caja de plátano listo para el consumo está costando más que una caja de exportación”.

A esto se suma que el consumo nacional se ha incrementado, puesto que ahora se generan productos con valor agregado. “Tanto es así que hace 3 meses una caja de exportación costaba $ 7,30 y una caja del que está listo para consumir en el mercado local $ 9 o $ 10.

Aunque existe un precio fijo la demanda hace que para la exportación se pague $ 12 o $ 13  y en el mercado local  el costo llegue a $ 14.  En cada caja para la venta en finca, que se destina para el consumo interno, van 2 racimos.

El productor Rubén Muñoz explica que la exportación del plátano sale desde el puerto de Guayaquil hacia los mercados internacionales.

Recuerda que en 2016 los precios estuvieron un poco más bajos, “hasta $ 6 llegó a costar”. 

Los meses de más alto rendimiento para él son de marzo a mayo,  pero desde  junio hasta septiembre los precios aumentan. 

Cuando hay sobreproducción pagan hasta $ 4.

El actual presidente de la  Fenaprope menciona que en Ecuador en temporadas bajas se exportan entre 80 y 100 contenedores semanales  y en temporadas altas ese número sube entre 150 y 180 contenedores.

El mayor número de contenedores sale de El Carmen.

Hay ciertas producciones en Machala y otras en la zona de la Península, Guayas y Los Ríos.

Aunque no hay cifras oficiales se estima que hay cerca de 50 mil  hectáreas de cultivos en el cantón, lo que se traduce en alrededor de 20 mil productores.

Torres, expresidente de Fenaprope, detalla que  hay 15 empresas exportadoras de plátano que compran el producto en El Carmen, la mayoría a través de intermediarios, “eso es lo que no se ha podido vencer todavía”. 

Reconoce que el  intermediario se ha convertido en un ‘mal necesario’. Por ejemplo, el exportador no  da plata al productor por anticipado, no le saca el fruto al pequeño agricultor de los ramales. Entonces el exportador busca desde Guayaquil un representante; el productor no conoce al exportador y viceversa.

En el mercado existen otras variedades. La que se consume mayoritariamente en el país es la dominico, un verde más pequeño que el barraganete. Dentro de esa variedad también hay diversos tamaños y de eso depende su costo.

En la parroquia Pedro J. Montero, en Yaguachi, el clima impidió que el fruto se desarrollase y eso afectó su tamaño. En el sitio se comercializa en $ 2 y $ 3 el racimo en las fincas. Se han registrado meses en los que los intermediarios pagan $ 1, lo que significa pérdida para el productor.

El comerciante Gabino Mendoza, quien tiene su plaza en Manta, asegura que por el momento el plátano está escaso.  

Él compra el producto que viene desde Los Ríos, por ser más pequeño que el barraganete lo comercializa en $ 6. (I)