Viernes, 30 Septiembre 2016 00:00 Economía

Se espera que el cartel petrolero tome decisiones concretas sobre cuotas en su próxima reunión en noviembre

El acuerdo OPEP conlleva efectos ambiguos

El acuerdo OPEP conlleva efectos ambiguos

Si bien genera una expectativa de incremento del precio del barril de crudo, la fijación de un ‘techo de producción’ limitará a los países productores marginales para alcanzar sus objetivos.

Redacción Economía y AFP

El miércoles pasado, durante la reunión efectuada en Argel (Argelia), la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó reducir su producción diaria en 750.000 barriles. Esta decisión fue posible porque Arabia Saudí aceptó que Irán quede fuera del compromiso.

En el segundo día del encuentro, el cartel petrolero no precisó detalles sobre cómo se repartirá ese recorte entre sus 14 países miembros. Por ello, se espera que las decisiones concretas sobre cuotas de producción sean tomadas en una reunión en Viena el 30 de noviembre.

El aumento del precio beneficiará a Ecuador si su producción no cae

Las discusiones en Argel asumieron que la reducción de la oferta mundial de petróleo aumentará el precio del barril. Los mercados internacionales de energía fósil, sin embargo, no están determinados exclusivamente por variables económicas.  

“Es demasiado pronto para saber si el acuerdo tendrá un impacto sobre el equilibrio del mercado”, expresó la Asociación Internacional de la Energía (AIE), que representa a los países industrializados.

Para los países con producción marginal, las dudas sobre el acuerdo y sus efectos prevalecen. Incluso si la cotización del barril del crudo West Texas Intermediate (WTI) tiende a incrementarse, los beneficios para Ecuador serán menores a los obtenibles por otros miembros de la OPEP debido al “castigo al precio” asociado a la calidad de los crudos Oriente y Napo.

Desde noviembre de 2014 a julio de 2016, la canasta ecuatoriana de hidrocarburos se cotizó a un promedio de $ 8 por debajo del precio del WTI (ver infografía).

Debido a ese diferencial de precios, “para Ecuador, la lucha consistirá en enfrentar una reducción sustancial de su volumen de extracción”, señaló René Ortiz, exsecretario general de la OPEP, quien agregó que el acuerdo podría implicar un recorte de la producción doméstica de 565.000 a 545.000 mil barriles a partir de enero de 2017. Y esto “abre la posibilidad de que Ecuador salga del cartel”.

Fernando Reyes, consultor petrolero, señala que el castigo del crudo ecuatoriano está excedido y espera un incremento de la producción para que se estabilicen los precios sobre los $ 50. Si se reducen las cuotas de crudo, Ecuador tendría que paralizar el ITT. “El país es productor marginal y debería tener un trato especial o que no se le incluya en la cuota de reducción”, explica.

Rusia no forma parte de la OPEP y no reducirá su producción

Alexandre Novak, ministro de Energía de Rusia, calificó la decisión de la OPEP como “positiva” aunque su país no reducirá la producción a corto plazo. “Todo dependerá de la situación macroeconómica y de los planes de las compañías, pero queremos mantener los volúmenes de producción al nivel actual”.

El ministro Novak reiteró que, para Rusia, el precio ideal del crudo estaría entre $ 50 y $ 60 por barril pues ese rango “permitiría satisfacer los intereses de los productores y consumidores” (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG