Martes, 20 Septiembre 2016 00:00 Economía

Varios países europeos respaldan la aspiración ecuatoriana de que el compromiso sea aprobado en 2016

El acuerdo con UE a la vista: superados 9 de 12 obstáculos

El acuerdo con UE a la vista: superados 9 de 12 obstáculos
Foto: El Telégrafo

El ministro Cassinelli confía en que el pacto será sellado antes de finalizar el año. Para los exportadores ecuatorianos, la mayor preocupación es el corto tiempo para su ratificación.

Redacción Economía

Pese a que los tiempos se acortan cada vez más, el Gobierno Nacional asegura que el acuerdo comercial multipartes entre Ecuador y la Unión Europea (UE) se firmará antes de diciembre de este año.    

Ayer, el ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, indicó que Cecilia Malmström, comisaria de Comercio de la UE, solicitó a la Presidencia del Consejo Europeo adelantar la aprobación del acuerdo para que los parlamentos de ambas partes tengan el tiempo necesario para ratificarlo.  

Señaló que el Gobierno espera que el Consejo de Asuntos Generales, que se reunirá entre hoy y mañana, trate el tema de Ecuador con el fin de adelantar los tiempos; sin embargo, dijo Cassinelli, “no lo tenemos confirmado”.

Posteriormente, el acuerdo con Ecuador sería abordado en la reunión de Asuntos Exteriores el 17 de octubre o en la reunión de ministros de comercio exterior el 21 de ese mes. Cassinelli agregó que la comisaria Malmström sugirió al Presidente del Consejo Europeo que el Consejo del 17 de octubre trate el caso del país, para que su aplicación provisional ocurra desde el 1 de enero de 2017.

En esta semana, el ministro Cassinelli realizará una gestión para reunirse con el presidente del Consejo de la Unión Europea, Miroslav Lajčák, -quien está en Nueva York (EE.UU.)- para insistir en que, si el tratamiento del acuerdo multipartes no se efectúa en septiembre, se efectuaría el 17 de octubre como propuso la Comisaria.

“Es indispensable que la firma del acuerdo se logre en este año para ir posteriormente a la ratificación. Manejamos varias fechas pero aquella que hoy tenemos más firme es el 11 de noviembre. Todo aquello que consigamos antes de eso será algo adicional y producto de muchas gestiones. Lo importante es que el 11 de noviembre se ratifique que, en ese momento, firmaremos el acuerdo”, manifestó Cassinelli.

El secretario de Estado también manifestó que ya se han superado 9 de los 12 puntos observados por la UE. Los tres puntos por superar son: cuota global de vehículos, sobre la cual se efectúa un análisis técnico y jurídico que contempla los comentarios de parte de la UE; la solicitud de que en la Unión Europea se acrediten los productos orgánicos de Ecuador; y la hoja de ruta de medidas sanitarias: asistencia técnica, requerimientos en materia de asuntos sanitarios y fitosanitarios.

El Ministro resumió la gira por Europa efectuada por la delegación gubernamental que permitió lograr el apoyo de Italia, España, Francia, Suecia, Finlandia, Polonia, Dinamarca y Lituania.

“Garantizo al país que el acuerdo comercial con la UE está más firme que nunca. Lo que estamos haciendo hoy es un gran esfuerzo para que la suscripción del mismo sea este año, es decir, no en enero o febrero de 2017 (...) el acuerdo no tiene ningún riesgo en este momento”, enfatizó Cassinelli.

Al sector exportador le preocupa la ratificación del acuerdo

Para Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería, los diálogos mantenidos con el ministro Cassinelli son importantes para conocer “la hoja de ruta” que sigue el Gobierno para llegar este año a la firma del acuerdo comercial.

Sin embargo, indicó, en su sector, existe preocupación por el escaso tiempo disponible para la ratificación del documento. “Para que se convierta en ley un tratado tiene que ser aprobado por los parlamentos de Europa y Ecuador. Y, en este aspecto, los tiempos no alcanzarían”, dijo Leone y añadió que vamos por buen camino para la aprobación y firma del acuerdo “salvo que, en último momento, ocurra alguna cosa inesperada como, por ejemplo, que no se resuelvan unos dos o tres temas irritantes o las propias salvaguardias y otras cosas más”.

En caso de no firmarse el acuerdo en 2016, el sector exportador pesquero pagaría desde enero de 2017 un arancel del 24% a su ingreso al mercado de la UE, a donde van el 60% de las exportaciones totales atuneras de Ecuador.

“Un arancel como ese no nos dejaría con la más mínima posibilidad de competir con los países asiáticos y otros. Eso sería una afectación terrible para la industria atunera. Sería peor que el terremoto de abril pasado”, subrayó el empresario.

Para el sector camaronero, una demora sería también nefasta, aseguró José Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), quien acotó que el mercado de la UE absorbe el 30% de la producción camaronera. “Necesitamos la ratificación para que los beneficios arancelarios sean tangibles, es decir, esperamos no pagar aranceles a partir del 1 de enero de 2017”, indicó.

Si su sector pierde los beneficios que tiene, el arancel para el camarón congelado aumentaría de 3,6% a 12% y para el camarón cocido subiría de 3,6% a 18%.

El presidente de la CNA explicó que pagar 12% de arancel en enero le implicará al sector aproximadamente $ 8 millones y, por cada mes adicional sin acuerdo comercial, $ 8 millones solo en aranceles.    

“Hay un impacto a considerar. Hacemos votos para que se adelanten las fechas y que la firma sea en septiembre y no octubre para que el parlamento europeo y las instancias ecuatorianas cuenten con los tiempos necesarios para que el acuerdo entre en vigencia lo más pronto posible”, señaló.

Por su parte, Eduardo Ledesma, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), indicó que, cuando el acuerdo entre en vigencia, su sector dejará de pagar un diferencial de $ 0,54 por cada caja exportada, lo cual pondría al banano ecuatoriano en iguales condiciones frente a sus competidores de Colombia, Perú y Centroamérica.

“Aunque pagamos 54 centavos, nos hemos mantenido con el 30% del costo del mercado. Con el acuerdo recuperaremos el terreno perdido”, indicó Ledesma y acotó que “si la firma ocurre en octubre, 2017 será un buen año para todas las exportaciones hacia la UE”.

El atraso en el pago del drawback crea duda sobre la compensación

Leone mantiene dudas sobre los $ 100 millones que el Gobierno Nacional otorgaría como compensación al sector exportador en caso de que el acuerdo con la UE se postergue. Al respecto él recuerda que cuando se establecieron salvaguardias para defender la balanza de pagos el año pasado se prometió a los exportadores otorgarles un drawback, no obstante, “apenas pagaron unos cuantos millones y está pendiente un pago de $ 250 millones de 2015 y en 2016  no han pagado nada”.

“Eso nos hace pensar si darán la compensación en 2017. El Ministro de Finanzas expresó que el presupuesto tiene espacio para una partida por $ 100 millones, que sería el costo de los impuestos que el sector exportador pagaría en el primer trimestre”, señaló Leone.

Por su parte, Ledesma descarta la iniciativa estatal porque “la compensación no cubriría la pérdida de la cuota de mercado. El país debe tener como meta y objetivo final la firma y la rectificación del acuerdo con la UE en 2016”. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Ultimas noticias

Últimas noticias

Promo-galeria (2)

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG