El índice de gini se ubica en 0,46 por debajo del promedio regional

Correa: "Entregaremos una economía en crecimiento y estabilizada"

| 28 de Enero de 2017 - 00:00
Rafael Correa expuso ante estudiantes de la Universidad de Génova. El rector de la institución, Paolo Camanducci, destacó la trayectoria del Jefe de Estado.
FOTO: Foto: Cortesía / PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

Desde Italia, el Presidente indicó que el país supo salir a flote de la recesión de 2015 y 2016. En 10 años de gobierno la pobreza se redujo en 14,7%.

Quito y Guayaquil.-

Ecuador superó la recesión con el mínimo costo social y en tiempo récord. Con esa expresión, el presidente de la República, Rafael Correa, sintetizó los efectos de las acciones aplicadas desde el Gobierno  para reactivar y estabilizar la economía, después de enfrentar dos años de intensos choques externos.

Como parte de su gira internacional, el Mandatario brindó ayer una conferencia magistral en el Aula Magna de la Universidad de Génova (Italia), donde repasó las condiciones del país antes de iniciar su administración en 2007, frente al escenario actual a menos de 5 meses de entregar el poder (24 de mayo próximo).

Antes de que Correa asumiera la presidencia, la política económica era practicante de las recetas de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM).

“Hemos alcanzado resultados exitosos haciendo exactamente lo contrario de lo que recomendaba la ortodoxia económica”, puntualizó.

Sustentó su afirmación señalando que entre 2006 y 2015 la economía ecuatoriana se duplicó creciendo a una tasa real de 3,9%, por encima del promedio de América Latina, de 2,9%.

La situación se tornó difícil durante 2015 y gran parte de 2016. En ese lapso Ecuador no recibió ingresos petroleros, debido a la precipitada caída de los precios internacionales del hidrocarburo.

Por el contrario, recordó Correa, el Gobierno Nacional tuvo que transferir $ 1.600 millones a las empresas públicas petroleras (Petroecuador y Petroamazonas) para evitar que quiebren.

Las exportaciones cayeron a su nivel más bajo por primera vez en 30 años. Esta reducción representó más de 7 puntos del PIB en 2015 (unos $ 7.000 millones).

A ello se sumaron la depreciación de las monedas de países vecinos, (en Colombia bordeó el 80%), y el pago de alrededor de $ 1.100 millones a Oxy y Chevron. A nivel doméstico, el terremoto del 16 de abril de 2016 significó un decrecimiento de 0,7% del PIB.

Ecuador empezó a recuperarse desde el segundo semestre de 2016. La balanza comercial, a noviembre de ese año, registró un superávit de $ 1.160 millones, frente a un déficit de $ 2.066 millones en el mismo período de 2015, remarcó Correa.

El Presidente recordó que el FMI pronosticó que el país se mantendría en recesión hasta 2022. Lo cierto es que para 2017 el Banco Central del Ecuador (BCE) proyecta que la economía nacional crecerá 1,4%.

El repunte histórico de los depósitos en la banca privada es otro elemento positivo. Entre diciembre de  2015 y el mismo mes de 2016 las obligaciones con el público se incrementaron en $ 4.270 millones.

Añadió que la recuperación se fundamentó en tres puntos que se gestaron desde el inicio de su Gobierno: trasladar el poder político de manos del sector financiero hacia el pueblo; reformas institucionales a partir de la Constitución de 2008; y, contar con un equipo económico competente.

Correa afirmó que entregará el país con una economía en crecimiento y estabilizada. El principal indicador del cambio está en cómo la riqueza se distribuye en la población.

En 2006, explicó, el 5,3% del PIB iba al sector social, para 2015 fue el 9,7%. “El destino de los recursos sociales demuestra las relaciones de poder al interior de una sociedad”, subrayó.

Producto de la redistribución de la riqueza, Ecuador logró sacar de la pobreza a cerca de 2 millones de personas. En 10 años la pobreza pasó de 37,6% en 2006 a 22,9% en 2016.

La extrema pobreza descendió de 16,9% en 2006 a 8,7% en 2016. El Mandatario destacó que se trata de un hecho histórico. En esa línea, el Coeficiente de Gini mejoró. Al inicio del Gobierno el indicador estaba por encima del promedio con 0,55; ahora es de 0,46, por debajo de la media regional. Mientras más se acerca a 0, más equitativa es la sociedad.

El Banco Mundial ubica a Ecuador como el segundo país, después de Paraguay, que más ha aumentado los ingresos de los que menos tienen entre 2009 y 2014. “Estamos disminuyendo drásticamente la desigualdad”, enfatizó Correa. (I)