La asobanca alcanzó el 99% en su meta de desembolsos para la segunda mitad del año pasado

Los depósitos en la banca privada tuvieron notable repunte en 2016

| 24 de Enero de 2017 - 00:00

La liquidez del sistema financiero registra altos niveles. Los bancos fueron menos rentables que en 2015 porque no hubo mayor colocación de crédito.

En 2016 el sistema financiero alcanzó los niveles de depósitos más altos registrados en su historia. A diciembre, las obligaciones con el público acumularon $ 28.682 millones, según cifras de la Superintendencia de Bancos (SB). Este monto es distinto al que maneja Asobanca.

Los indicadores con los que cerró el sistema bancario reflejan la recuperación económica que experimentó el país a partir del segundo semestre.   

Hasta entonces el ‘año dorado’ de los depósitos fue en 2014 con alrededor de $ 27.596 millones. En 2015, en cambio, la recesión económica provocó que se perdieran aproximadamente $ 3.000 millones, de acuerdo a datos de la SB.

La tendencia empezó a revertirse desde julio de 2016 hasta concluir diciembre con $ 4.268 millones adicionales. Se recuperó lo perdido un año atrás e incluso se superó.

El financiamiento externo que consiguió el Gobierno Nacional inyectó importantes recursos para reactivar la economía local.

EL TELÉGRAFO conversó con el superintendente de Bancos, Christian Cruz; el ministro Coordinador de la Política Económica (MCPE), Diego Martínez; y con el presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), Julio José Prado, sobre el comportamiento que tuvo la banca en 2016.

Los tres señalaron que el incremento de depósitos evidencia un mejor desempeño de la economía y, a su vez, demuestra la confianza que la población tiene en las entidades financieras. Las cifras que maneja la Asobanca difieren de lo expuesto por la Superintendencia. Según la Asociación de bancos privados los depósitos ascendieron a $ 26.697 millones. (ver infografía).

“En los primeros meses de 2016  todavía había inestabilidad en los  depósitos. Desde julio vimos una recuperación consistente”, dijo Julio José Prado, confirmando que el sistema bancario cuenta en la actualidad con un alto nivel de liquidez.

Cruz, por su parte, acotó que solo en el mes de diciembre la banca tuvo un incremento de depósitos de $ 1.354 millones, aunque la Asociación sostiene que fueron $1.250 millones.

“El excedente de liquidez que debe ser traducido en nuevas operaciones de crédito, no solo para que la banca genere rentabilidad sino porque la economía lo necesita”, explicó el funcionario.

Cuando la liquidez de los bancos crece, estos disponen de más recursos para repartirlos en operaciones crediticias que influyen de manera positiva en la actividad económica.

En julio de 2016 la Asobanca ofreció desembolsar $ 10.000 millones en créditos para la segunda mitad del año. La meta se cumplió en un 99%. Los bancos colocaron $9.908 millones.

La cifra anual de desembolsos alcanzó $ 18.350 millones; $ 1.350 millones más que en 2015, informó el gremio. Prado justificó que la banca trató de colocar crédito durante todo el año, pero que los primeros seis meses “fue muy complicado”, en razón de que “había un problema de demanda”.

Los préstamos fluyeron más en el último trimestre. En noviembre y diciembre, dijo, “hubo una recuperación de la demanda”.

Diego Martínez y Christian Cruz consideraron que faltó mayor voluntad de los bancos para otorgar más préstamos.

“La demanda depende no solo de la actividad económica sino también de cuál fue el comportamiento de los bancos durante 2015. Ese año tuvieron una política deliberada de contraer el crédito. Eso originó que la demanda se reduzca”, replicó Martínez.

Pese al robustecimiento de los depósitos, la insuficiente repartición de préstamos afectó la rentabilidad del sistema bancario. La Asobanca indica 6,8%, mientras que la Superintendencia marcó 6,72% ($ 222 millones de utilidad).

En 2015 la rentabilidad fue superior con 2,2 puntos porcentuales aproximadamente (9%). Frente a ello, el Gobierno Nacional redujo los costos financieros desde el 1 de enero de 2017, con el afán de que la banca disminuya sus ingresos por esta vía y encuentre rentable su actividad natural que es colocar crédito, explicaron Martínez y Cruz.

El representante de los bancos  dijo que van a mantener líneas de crédito buscando nuevos segmentos de consumidores sin “sobreendeudar a las personas”.

Aunque de momento no existen previsiones oficiales de colocación para este año, Prado consideró que los bancos podrían desembolsar prétamos entre $ 19.500 y $20.000 millones. (I)

DATOS

La colocación de crédito en diciembre fue de $ 716 millones en la variación de saldos, según la Súper de Bancos. Antes de eso su mejor registro era de $ 300 millones.

Del total de ingresos de la banca, los servicios financieros representan el 7,02%, pero en el total de ingresos para utilidad abarcan el 110%, indicó Christian Cruz.

La Asobanca sostiene que el costo de enviar a sus clientes los estados de cuenta a domicilio genera $ 35 millones, equivalentes al 1% del total de ingresos de la banca, los cuales cubren costos operativos de los bancos y las empresas que reparten esos documentos.

En 2015 los depósitos cayeron en el 13%,. Por ello, los bancos privados pronosticaban que ante la situación del país, a inicios de 2016, habría una caída de entre 8% y 10%. Sin embargo en 2016 hubo una recuperación.