Jueves, 31 Agosto 2017 00:00 Economía

Legisladores presentaron dos evaluaciones sobre la visita hecha al complejo industrial

Albornoz citará a Worley Parsons, fiscalizadora de la refinería

La mesa de Desarrollo Económico discutió ayer sobre el recorrido de la semana pasada.
La mesa de Desarrollo Económico discutió ayer sobre el recorrido de la semana pasada. Foto: Cortesía Asamblea Nacional

La intención es obtener explicaciones de las empresas que participaron en el proceso de rehabilitación de la planta ubicada en Esmeraldas.

Redacción Economía

La Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea planea convocar a una comparecencia a representantes de la firma Worley Parsons Internacional (WPI), que fue proveedora de Petroecuador y tuvo a su cargo fiscalizar la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas.

Esteban Albornoz, presidente de la mesa legislativa, confirmó la noticia a EL TELÉGRAFO indicando que además de a esa compañía llamará a otras empresas que tuvieron participación en el proyecto que ahora presenta serias afectaciones.

La idea es que cada firma rinda cuentas de sus acciones  y de cómo se llevó a cabo la rehabilitación. “Para nosotros sería muy importante convocar a la empresa de fiscalización para que nos cuente qué pasó”, manifestó Albornoz.

La trayectoria de Worley Parsons, de origen australiano, es reconocida en el mundo; para la refinería subcontrató a la firma ecuatoriana Tecnazul, cuyos ejecutivos están siendo investigados por la justicia por los casos de corrupción en la empresa pública Petroecuador.

La fiscalizadora obtuvo $ 227,5 millones por 11 contratos (3 principales y 8 complementarios).

Cuando el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, expuso a la Comisión el estado de la refinería (el 21 de agosto) indicó que existían contradicciones en los informes de fiscalización porque -por citar un ejemplo- unos manifestaban que el terremoto de 2016 no afectó a la planta, mientras que otros sí hacían observaciones al respecto.
Informes de la visita a la planta

Una semana después de que 11 asambleístas recorrieran las instalaciones de la Refinería de Esmeraldas con el fin de constatar los daños reportados por Hidrocarburos, se presentaron dos informes (uno de  la oposición y otro de AP) que al final terminaron coincidiendo en la mayoría de sus evaluaciones.

El primero fue elaborado por César Rohon (PSC), Roberta Zambrano (PSC), Rina Campain (CREO) y María Mercedes Cuesta (FE). El segundo lo preparó Esteban Albornoz (AP).

Ambos documentos reportan fallas en la Unidad de Cracking Catalítico Fluidizado (FCC), el turbo generador y las plantas de azufre. Sus conclusiones sintonizan con el diagnóstico manifestado por Pérez.

Los informes concuerdan en que la refinería sigue funcionando a su máxima capacidad, pero la forma cómo opera no es sostenible en el tiempo. Por ello concluyen en lo mismo que Hidrocarburos: es necesaria una intervención inmediata.

Las opiniones sobre la planta han tenido diferentes interpretaciones, pero ayer, al conocer las similitudes en ambos informes, los integrantes de cada tienda política terminaron respaldándose mutuamente. Los reportes serán enviados al Presidente de la Asamblea.

Cuesta expresó que no debe alarmarse a la ciudadanía; Rohon apoyó las conclusiones de Albornoz, quien en armonía con sus colegas recomendó solicitar las garantías económicas de los equipos, exigir explicaciones a las empresas e iniciar las paralizaciones previstas con el fin de encontrar las razones exactas de los problemas y resolverlos.

Por otra parte, Daniel Mendoza, de AP, informó que la Comisión de Fiscalización sesionará en los próximos días en Esmeraldas, convocará al secretario de Hidrocarburos y además visitará la refinería. (I)  

ENLACE CORTO