Miércoles, 23 Agosto 2017 00:00 Mundo

El imán marroquí Abdelbaki Es Satty fue el mentalizador de los ataques

Yihadistas planearon más atentados en Barcelona

Mohamed Houli Chemlal, Driss Oukabir, Salah El Karib y Mohamed Aallaa, sospechosos de los ataques en Barcelona y Cambrils.
Mohamed Houli Chemlal, Driss Oukabir, Salah El Karib y Mohamed Aallaa, sospechosos de los ataques en Barcelona y Cambrils. Foto: AFP

Cuatro detenidos declararon ante un juez de la Audiencia Nacional. La policía investiga una bifurcación internacional.

Agencia AFP

Madrid.-

Mohamed Houli Chemlal, el presunto terrorista miembro de la célula que resultó herido en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), confirmó ayer al juez que preparaban un atentado mayor con explosivos en “monumentos” de Barcelona, como la Sagrada Familia.

Nacido en el enclave español de Melilla (en el norte de Marruecos) Chemlal fue el primero de los cuatro detenidos en declarar ante un juez de la Audiencia Nacional.

Chemlal es uno de los sobrevivientes de la célula yihadista de 12 miembros que la policía señala como responsable de los atropellos masivos en Barcelona y Cambrils, otra turística localidad catalana, el jueves y viernes pasados.

La policía investiga las posibles ramificaciones internacionales de la célula detrás de los ataques que dejaron 15 muertos y 120 heridos.

El imán marroquí Abdelbaki Es Satty, considerado el principal adoctrinador del grupo, y muerto la noche del miércoles en la deflagración de la vivienda en Alcanar, viajó a Bélgica entre enero y marzo de 2016. Según Chemlal, él fue que planeó todo y se iba a inmolar.

Chemlal resultó herido en una explosión accidental la noche del miércoles en una vivienda de Alcanar (200 km al sur de Barcelona), donde la policía sospechaba que el grupo fabricaba explosivos para perpetrar atentados mayores.

Esa deflagración, en la que murieron dos miembros de la célula, precipitó, según la policía, los ataques, ya que al verse sin sus explosivos el grupo optó por atentados más rudimentarios.

En esa vivienda la policía encontró 120 bombonas de gas y restos de un potente explosivo casero favorecido por el Estado Islámico (EI), grupo yihadista que reivindicó el doble atentado en Cataluña.

Los otros tres detenidos, que fueron llevados ayer a la Audiencia Nacional bajo fuertes medidas de seguridad, son los marroquíes Driss Oukabir, Mohamed Aallaa y Salah El Karib, según una fuente cercana a la investigación en Cataluña. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET