Jueves, 16 Febrero 2017 14:11 Mundo

Trump promete un nuevo decreto sobre migración la próxima semana

Trump promete un nuevo decreto sobre migración la próxima semana
FOTO: AFP
Agencia AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, adelantó este jueves que la próxima semana emitirá un nuevo decreto para bloquear el ingreso de inmigrantes y refugiados al país, después de que una orden similar firmada hace tres semanas fue suspendida por la justicia.

"Voy a emitir un nuevo decreto la próxima semana que protegerá nuestro país de forma amplia", dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

El decreto suspendido por la justicia cerraba las puertas a inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana.

Cierran restaurantes en solidaridad con inmigrantes

Desde cadenas de comida rápida a restaurantes elegantes, decenas de comercios gastronómicos cerraron este jueves en Washington para protestar contra el tratamiento que le está dispensando el presidente Donald Trump a los inmigrantes.

Algunos lo hicieron para expresar su solidaridad con el gran número de personas de bajos ingresos que trabajan en ellos y otros porque no se presentó a trabajar el personal suficiente. Ello ocurrió en el marco de una protesta a escala nacional denominada "Un día sin inmigrantes", bautizada de ese modo para mostrar su importancia en la economía estadounidense.

De Nueva York a Los Angeles los inmigrantes no fueron a trabajar, no llevaron a sus hijos a las escuelas, evitaron comprar combustible o intentaron, por diferentes medios, poner de relieve el costo para Estados Unidos de un día sin ellos.

La mezcla de protesta, boicot y huelga tiene lugar en momentos en que un gran temor se extiende principalmente en la comunidad de latinoamericanos en todo el país, a causa de las operaciones que desembocaron en la detención de cientos de extranjeros sin papeles que viven en Estados Unidos.

Algunos fueron deportados sumariamente después de que Trump prometiera en la campaña electoral que expulsaría a los inmigrantes ilegales. También se mantiene el enojo por el ahora suspendido decreto que prohibía la entrada de todos los refugiados y de los ciudadanos de siete países mayoritariamente musulmanes.

Algunos restaurantes de Washington pusieron en sus puertas carteles en los que explicaban que estaban cerrados para apoyar a sus trabajadores. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET