Lunes, 13 Febrero 2017 17:14 Mundo

Temer pide... y un juez aplica la censura a la prensa

Temer pide... y un juez aplica la censura a la prensa
Foto: AFP
Pablo Giuliano. Corresponsal desde Sao Paulo, Brasil

El gobierno de Michel Temer ha pedido la censura de prensa a un juez que la aplicó contra el diario Folha de Sao Paulo y O Globo, para impedir la publicación de una investigación sobre la causa judicial en la cual la primera dama, Marcela Temer, es extorsionada por un hacker que tuvo acceso a sus conversaciones en Whatsapp.

El hacker, según la causa judicial, amenaza con "hundir a Temer" y le pide unos 100 mil dólares a la primera dama, el año pasado.

La decisión fue del juez Hilmar Castelo Branco Raposo Filho, de Brasilia, a pedido del Palacio del Planalto, que presentó un recurso firmado por el subjefe de Asuntos Jurídicos del Gobierno, Gustavo de Vale Rocha, en nombre de la esposa de Temer.

La censura del asunto involucra también al diario O Globo, que levantó la investigación original de Folha de Sao Paulo, el diario más vendido de Brasil y el más influyente. Incluso Folha de Sao Paulo fue uno de los medios que reclamaba en sus editoriales la renuncia de Rousseff y el ascenso de Temer.

La resolución del chantaje operado por el hacker estuvo a cargo de Alexandre de Moraes, ex secretario de Seguridad del estado de San Pablo, hoy ministro de Justicia e indicado por Temer para asumir el cargo vacante en el Supremo Tribunal Federal.

El chantaje se produjo apenas Temer asumió como presidente interino, en mayo de 2016, cuando fue suspendida del cargo Dilma Rousseff.

El contenido del audio clonado por el hacker no fue incorporado a la causa, aunque sí la conversación en texto que Marcela Temer tuvo con el sujeto, llamado Silvonei de Jesus Souza.
Inicialmente se había informado, el año pasado, de que se habían robado fotografías y vídeos de la esposa 43 años menor que el jefe del Estado, aunque la revelación de Folha incluyó que dentro de los audios de Marcela Temer estaban comentarios sobre el publicista que maneja la imagen del mandatario.

Cinco comisarios y 20 técnicos en informática dedicaron tres meses en rastrear al hacker, quien finalmente fue condenado, en octubre, a 5 años y 10 meses de prisión por extorsión y fraude.

El condenado cumple su pena en el presidio de Tremembé, estado de Sao Paulo y es la única persona que puede decir el contenido de lo que le robó a la primera dama, además de los policías. La revista Carta Capital sugirió que puede haber informaciones sobre conversaciones de Temer y la primera dama y la caída de Dilma Rousseff.

Folha de Sao Paulo rechazó hoy la medida al afirmar que el expediente es público y puede ser visto por abogados con registros en el sistema on line de la Justicia del estado de San Pablo.

El Gobierno pidió la censura de la noticia "para evitar un perjuicio irreparable a la primera dama, ya que puede tener su intimidad expuesta indebidamente en los medios de comunicación, que una vez más confunden información con violación de privacidad de una persona pública".

El Gobierno pide una multa de unos 160.000 dólares en caso de que la noticia vuelva a ser publicada en internet o en la edición impresa.

"La decisión atenta contra la libertad de prensa. Es un intento brutal de impedir la libertad de información. Esto configura censura de prensa", dijo el abogado del Grupo Folha, Orlando Molina.

El ex ministro de Justicia José Eduardo Cardozo denunció que es un caso de 'censura previa', porque el pedido fue realizado por el Gobierno el viernes a una hora de la publicación online.
"Ustedes saben que esto no es censura", dijo el presidente Temer al responder rápidamente a una periodista.

La Orden de Abogados de Brasil también protestó por el fallo. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET