Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Mundo

100 líderes mundiales honraron a líder israelí

Presidente palestino, criticado por despedir a Shimon Peres

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se detiene ante el féretro de Shimon Peres, expresidente de Israel, durante su funeral en Monte Herzl.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se detiene ante el féretro de Shimon Peres, expresidente de Israel, durante su funeral en Monte Herzl. Foto: AFP
Agencias AFP y Prensa Latina

Alrededor de 100 líderes mundiales y dignatarios de 70 países despidieron a Shimon Peres, exlíder israelí y Premio Nobel de la Paz 1994, quien fue sepultado al mediodía de ayer en el cementerio nacional Monte Herzl, en Jerusalén.

Al sepelio asistió el presidente palestino, Mahmud Abbas, criticado por su población que considera a Peres como el impulsor de la ocupación ‘ilegal’ israelí que desplazó a los palestinos de zonas de Cisjordania.

Las exequias de Peres, fallecido el miércoles pasado a los 93 años, fueron un vibrante homenaje a uno de los fundadores del Estado de Israel e impulsor de los Acuerdos de Oslo, que debían allanar el camino a la paz entre israelíes y palestinos y que jamás se concretó.

El presidente estadounidense, Barack Obama, fue el último que en su discurso resaltó la contribución de Peres a Israel “tan fundamental, penetrante, a veces puede ser pasada por alto”.

El mandatario americano despidió a un hombre que trabajó con nueve presidentes estadounidenses -antes de él- y que le recordaba a otros “gigantes del siglo XX, como Nelson Mandela o mujeres como su majestad la reina Isabel de Inglaterra”.

Al llegar, el presidente palestino, Mahmud Abbas, estrechó la mano del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con quien dialogó brevemente. Ambos dirigentes no se reunían desde 2010.

A pesar de que Peres obtuvo el Premio Nobel de la Paz -con Yaser Arafat, expresidente palestino, y Yitzhak Rabin, exprimer ministro israelí- y se lo considera un pacificador en los círculos políticos de Europa y Estados Unidos, en el mundo árabe no se olvida su papel en la ocupación de territorios palestinos por lo que la presencia de Abbas en el funeral generó malestar entre su población.

El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás condenó su actitud en un comunicado que dice: “Abbas traiciona la sangre palestina derramada”, mientras que en la Franja de Gaza, dirigida por el movimiento islamista, decenas de militantes quemaron banderas israelíes, así como retratos de Netanyahu, de Peres y  hasta de Obama.

Para los israelíes, Peres era más bien el último sobreviviente de la generación de los padres fundadores del Estado de Israel. En su país se había convertido en una personalidad ampliamente consensual, considerado un sabio de la nación.

Unas 50.000 personas visitaron el jueves el féretro de Shimon Peres para rendirle homenaje. (I)

ENLACE CORTO