Miércoles, 04 Enero 2017 00:00 Mundo

Jefes de exfilial de Al qaeda mueren en ataque

Los rebeldes sirios se levantan de la mesa de negociaciones

Dos sirios están sentados en una calle de la ciudad noroccidental de Idleb, donde ayer se registraron ataques, pese a la tregua.
Dos sirios están sentados en una calle de la ciudad noroccidental de Idleb, donde ayer se registraron ataques, pese a la tregua. Foto: AFP
Agencias AFP y Prensa Latina

Alepo.-

El cese al fuego en Siria pende de un hilo. Los grupos rebeldes que acordaron la tregua auspiciada por Rusia y Turquía anunciaron anoche que suspenderán las negociaciones preparatorias de la cumbre de Astana -capital de Kazajistán-, donde Moscú quería sentar a negociar la paz a representantes del régimen de Bashar al Asad y de los grupos armados rebeldes.

Los rebeldes aseguran que las Fuerzas Armadas sirias no respetan el cese al fuego y que, junto a sus aliados de las milicias respaldadas por Hezbolá e Irán, siguen atacando los enclaves que controlan los grupos rebeldes.

En un comunicado, 10 grupos rebeldes aseguraron que si el Ejército sirio y las milicias apoyadas por Irán -respaldan el gobierno de Al Asad- ganan más territorios, supondría el cese definitivo de las negociaciones de paz.

Las principales violaciones al cese del fuego se producirían en un área controlada por los rebeldes al noroeste de la capital siria, Damasco. Los rebeldes aseguran que las fuerzas del régimen, las milicias iraníes y Hezbolá intentan controlar el territorio.

La zona es clave para el aprovisionamiento de agua a la capital siria, que hace varios días sufre de cortes de este servicio. También es parte de la ruta que une Líbano con Damasco, por lo tanto, clave para los suministros de Hezbolá. El Gobierno sirio acusa a los rebeldes de contaminar el agua y de cortar el suministro hacia la capital, en la que habitan alrededor de cuatro millones de personas.

El alto al fuego no implica al conjunto de Siria. Los grupos considerados terroristas, como el Estado Islámico (EI) o Fatá Al Sham -antiguo Al Nusra, rama siria de Al Qaeda-, quedaron fuera y son atacados por las fuerzas aliadas del Gobierno.

Según la página web South Front, citando a medios y fuentes locales, 25 miembros del grupo Frente Fateh al-Cham, entre ellos varios jefes, murieron ayer en un ataque aéreo de aviones no identificados contra una sede de esta exrama siria de Al Qaeda en la provincia de Idleb (en el noroeste). (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense