Sábado, 26 Agosto 2017 09:37 Mundo

Las fuerzas iraquíes arrebatan el centro de Tal Afar al Estado Islámico

Tal Afar no es ni tan grande ni tan simbólica como Mosul, pero su conquista constituye una importante etapa en la ofensiva antiyihadista.
Tal Afar no es ni tan grande ni tan simbólica como Mosul, pero su conquista constituye una importante etapa en la ofensiva antiyihadista. Foto: AFP
Agencia AFP

Las fuerzas iraquíes reconquistaron el sábado el centro de Tal Afar y su ciudadela, seis días después de haber iniciado el asalto de uno de los últimos bastiones del grupo yihadista Estado Islámico en Irak.

A principios de julio, las fuerzas iraquíes retomaron Mosul, segunda ciudad de Irak y otrora gran feudo de la organización ultrarradical en el país, tras nueve meses de violentos combates que pusieron fin a tres años de ocupación yihadista.

El domingo, las tropas gubernamentales y las unidades paramilitares del Hashd Al Shaabi, apoyadas por la coalición dirigida por Estados Unidos, lanzaron el asalto contra Tal Afar, a 70 km al oeste de Mosul, en el norte.

En menos de una semana, avanzaron rápidamente hasta el casco histórico, donde vivían unas 200.000 personas antes de la llegada de los yihadistas, en 2014. Estas fuerzas han conquistado prácticamente la totalidad de la ciudad, incluyendo su centro y su ciudadela otomana.

Aún así, los combates continúan, indicó el general Abdelamir Yaralá, jefe de las operaciones militares de la batalla de Tal Afar, especialmente para retomar la localidad de Al Aadieh, a 15 km al norte y que tiene una ubicación estratégica en la ruta que une Tal Afar con la frontera siria.

El sábado, se hicieron con el control de seis nuevos barrios de Tal Afar, en el norte de la ciudad, incluyendo el de la ciudadela otomana.

Según los mandos militares en el frente, la victoria sobre Tal Afar podría celebrarse durante la fiesta musulmana del Aid Al Adha -que en Irak se conmemora el 2 de septiembre- o incluso antes.

Tal Afar no es ni tan grande ni tan simbólica como Mosul, pero su conquista constituye una importante etapa en la ofensiva antiyihadista, tanto en Irak como en la vecina Siria.

Las autoridades iraquíes y la coalición internacional destacaron que la toma de Tal Afar complicaría todavía más el paso de armas y de yihadistas entre Irak y Siria, donde el EI está también siendo atacado en varios frentes.

Transición

"Es un periodo de transición entre una guerra que toca su fin y el principio de la estabilización y de la reconstrucción" de Irak, afirmó por su parte el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, de visita en Irak, junto a la ministra francesa del Ejército, Florence Parly.

Los dos ministros tienen previsto reunirse con el primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, y otros responsables iraquíes este sábado en Bagdad. Luego viajarán a Erbil, en el Kurdistán iraquí, donde se entrevistarán con el presidente de la región autónoma, Masud Barzani.

Esos responsables iraquíes habían recibido el martes al jefe del Pentágono, Jim Mattis.

Francia, uno de los principales colaboradores de la coalición anti-EI, pretende mantener su apoyo militar para que se reconquisten los últimos reductos yihadistas: Hawija, en el norte iraquí, y zonas fronterizas con Siria, en el oeste.

París también prevé ayudar en la reconstrucción de Irak, que podría costar entre 700.000 millones y 1 billón de dólares.

Se espera que los ministros franceses adviertan a los kurdos iraquíes contra el referéndum sobre su independencia previsto el 25 de septiembre y que podría desestabilizar al conjunto de la región.

Washington también se opone a esta votación, así como Turquía e Irán, que temen que el proceso haga mella en su propia minoría kurda. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET