Viernes, 27 Enero 2017 00:00 Mundo

La Casa Blanca analiza una tasa del 20% a los productos importados de su vecino del sur

La relación entre EE.UU. y México entra en crisis

La relación entre EE.UU. y México entra en crisis
Fotos: AFP

Luego de que Enrique Peña Nieto anuló su visita a Washington, Donald Trump afirmó que la reunión habría sido estéril si no se llegaba a un acuerdo común para el financiamiento del muro fronterizo.

Redacción Mundo

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anuló ayer la visita a la Casa Blanca programada para el 31 de enero. Esta fue su repuesta luego de que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, lo retó, a través de Twitter, a cancelar la reunión: “Si México no quiere pagar el muro que necesitamos tanto, mejor que cancele su próxima visita”.

El mandatario republicano firmó el miércoles dos decretos sobre fortalecimiento de la vigilancia migratoria; uno para ampliar un muro a lo largo de los cerca de 3.200 kilómetros de la frontera (que será financiado por México) y otro para privar de fondos federales a las ciudades y estados santuario -por lo general gobernados por demócratas- que albergan a inmigrantes ilegales.

Una noche antes, Peña Nieto aún no se atrevía a anular el encuentro, pese a las presiones de los mexicanos que exigían “respeto”. Solo se limitó a extender un llamado a los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos para que se enfoquen en prestar protección legal a sus migrantes y a decir que ellos no financiarán el muro.

En EE.UU. viven alrededor de 12 millones de personas nacidas en México, entre ellas 5,8 millones de inmigrantes irregulares.

Ayer, el presidente Donald Trump se desplazó a Filadelfia para asistir a la reunión invernal de los congresistas republicanos. Allí, el líder del Partido Republicano advirtió que un encuentro con Peña Nieto en estos momentos hubiera sido “estéril” ante el desacuerdo de quién va a financiar el muro.

“Mientras México no trate a Estados Unidos de manera equitativa y con respeto, una reunión es estéril”, destacó el magnate, al asegurar que la cancelación de la cita con el mexicano fue una decisión conjunta.

Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca, señaló que se buscará una nueva fecha para un acercamiento de los presidentes. “Mantendremos abiertos los canales de comunicación”. Entre Estados Unidos y México ya hay una valla divisora de 1.100 kilómetros, que cubre cerca de un tercio de la frontera. La nueva barrera requiere de una inversión multimillonaria, que se estima entre $ 14.000 millones y $ 20.000 millones.

Al inicio de la edificación los contribuyentes estadounidenses tendrán que pagar por el muro, luego, según la Casa Blanca, lo harán los mexicanos. Para financiar su construcción, el gobierno de Trump adelantó que gravará con una tasa de 20% a los productos importados de México.

Ciudades santuario se defienden

Luego de la amenaza de Donald Trump de recortar los fondos federales de las ciudades o estados ‘santuario’, los alcaldes y los fiscales de Nueva York y Los Ángeles, las dos ciudades más grandes y más ricas de Estados Unidos, defendieron a sus residentes.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió que las autoridades municipales “no deportarán a los neoyorquinos que cumplan las leyes, no separarán familias ni dejarán a niños sin sus padres”.

Para el demócrata, los decretos recién aprobados por la administración Trump “van en contra de nuevos valores, pero el trazo de un bolígrafo no cambia a los neoyorquinos”.

En EE.UU. el control de la inmigración es una responsabilidad federal. Aunque no hay una definición oficial de ‘santuario’, generalmente se refiere a las reglas que restringen a los gobiernos estatales y locales de alertar a las autoridades federales sobre las personas que pueden estar en el país ilegalmente.

En las ciudades de San Francisco, Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Filadelfia, Boston, Denver, Washington y Seattle, funcionarios locales ofrecen protección a los inmigrantes ilegales. Según un análisis de los registros de Immigration and Customs Enforcement (ICE) efectuado por el Texas Tribune, existen 165 ciudades y condados que tienen políticas específicas que limitaban la cooperación en la aplicación de la ley de inmigración. Los alcaldes de otras cuatro ciudades californianas -San Francisco, Oakland, San José y Berkeley- también denunciaron el decreto de Trump en un comunicado conjunto.

Fin del TLCAN

En sus tuits de ayer, Donald Trump  también enfatizó que Estados Unidos tiene “un déficit comercial con México de $ 60.000 millones”.

El mandatario afirmó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que forman parte México, Canadá y Estados Unidos ha sido “unilateral” desde el principio, con el resultado de “números masivos de desempleos y compañías cerradas”.

José Antonio Meade, ministro de Finanzas de México, señaló que como la reunión entre los mandatarios se canceló habrá incertidumbre en los mercados financieros. El valor de la moneda de México cayó fuertemente desde que Trump se convirtió en el candidato presidencial de los republicanos.

De acuerdo a The Washington Post, durante el encuentro de ayer en Filadelfia ninguno de los líderes republicanos del Congreso trató la relación de Trump con Peña Nieto.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, destacó que el Congreso tiene la intención de abordar el tema del muro, pero dejará al presidente la interacción con los líderes extranjeros.

Luis Rubio, quien dirige el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) en Ciudad de México, señaló en una entrevista al diario The New York Times que México depende del tratado para atraer capital extranjero al país, no solo asegurando para las empresas multinacionales el acceso estable al mercado de consumo más grande del mundo, sino también garantizando que sus inversiones estén seguras.

Reintroducir la tortura

Donald Trump afirmó que el ahogamiento y otros métodos de interrogatorio de prisioneros ampliamente vistos como tortura -y prohibidos por la ley- funcionan “totalmente”, aunque dejará que los jefes de Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) decidan si los reintroducen.

En los próximos días Trump tiene previsto anunciar medidas en otros temas que fueron abordados ayer en la reunión republicana en Filadelfia. Entre ellos constan el plan de salud que reemplazará al Obamacare que prestó asistencia a 20 millones de personas y qué pasará con los soñadores o “dreamers”, niños que llegaron a migrar a Estados Unidos. (I)

--------------------------

Puntos de la declaración de la Celac

Resaltamos el carácter de zona libre de armas nucleares de nuestra región, establecido en el pionero Tratado de Tlatelolco.

Llamamos a la búsqueda de una solución justa, integral y duradera del conflicto israelo-palestino de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.

Reiteramos los contenidos del párrafo 13 de la Declaración Política, aprobada en Quito en 2016, sobre acciones unilaterales contra la República Bolivariana de Venezuela y consideramos que el Decreto Ejecutivo de los Estados Unidos de América, aprobado originalmente el 9 de marzo de 2015, debe ser revertido.

Saludamos la elección y posesión de la República del Ecuador como presidente pro tempore del Grupo de los 77 (G77) durante 2017.

Reiteramos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico.

Damos la bienvenida a la hermana República de El Salvador al asumir la presidencia pro tempore de nuestra comunidad para el año 2017.

Reafirmamos que el Problema Mundial de las Drogas es una responsabilidad común y compartida.

Continuaremos impulsando medidas regionales para incentivar la protección de los ecosistemas, la reducción de la deforestación y la degradación.

----------------------------

El foro exigió a Estados Unidos el fin del bloqueo

Declaración de la Celac rechaza toda forma de racismo contra los migrantes

Los países de América Latina y el Caribe se comprometieron a unir esfuerzos para enfrentar las amenazas a sus economías por el reverdecer del proteccionismo, y rechazaron la “criminalización” de la migración, en clara alusión al gobierno de Donald Trump.

La V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en República Dominicana, destacó en su declaración el tema de la migración irregular, justo el día que Trump firmó un decreto que contiene la directiva para iniciar la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México.

La Celac también rechaza “todas las formas de racismo, xenofobia y discriminación contra los migrantes y reconoce las contribuciones de los migrantes en los países de origen y destino”, en tanto reitera el compromiso para promover una migración ordenada, regular y segura”, agregó el documento.

El bloque también abogó por la unidad para enfrentar, entre otras amenazas, el proteccionismo, así como la volatilidad del mercado financiero internacional.
“Consideramos la unidad como la base para enfrentar (...) los riesgos e incertidumbres que se ciernen sobre la economía de la región y a nivel global”, destacó la declaración final.

Sin aludir directamente a Trump, los gobiernos latinoamericanos y caribeños expresaron su “determinación de adoptar medidas pertinentes para prever, evitar o mitigar” posibles efectos en sus economías y la pérdida de puestos de trabajo.

Además, la Celac llamó al nuevo Gobierno norteamericano a poner fin al bloqueo económico sobre Cuba, “sin condicionamientos”, y celebró los avances para la normalización de las relaciones entre los dos países.

Un “elemento relevante de ese proceso debe ser el término de la ocupación de Guantánamo, añadió el documento.

Como estaba previsto, la cumbre también respaldó el histórico reclamo de Argentina sobre las islas Malvinas, que agradeció la canciller de ese país, Susana Malcorra.

Los países latinoamericanos instaron al gobierno y a la oposición venezolana a retomar el diálogo para resolver la grave crisis política y cumplir los acuerdos sin dilaciones.

“Alentamos a las partes a realizar gestiones para lograr resultados concretos, así como a cumplir sin dilación los acuerdos alcanzados hasta ahora”, señaló el segundo punto de la declaración.

La Celac hizo votos para que las conversaciones se reanuden con “pleno apego al estado de derecho, a los derechos humanos y a la institucionalidad democrática, especialmente a la separación de poderes”. (I)

----------------------------

Tribu indígena apelará el proyecto

Los oleoductos causan daño medioambiental

Los dos proyectos de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access Pipeline que el presidente Donald Trump relanzó tienen por objetivo acelerar el transporte de petróleo en EE.UU., pero suscitan controversias medioambientales.

El Keystone XL, una extensión del sistema canadiense de oleoductos TransCanada, tiene como objetivo extender el oleoducto Keystone para acelerar el transporte de petróleo procedente de las arenas bituminosas de Alberta (en el oeste de Canadá) hacia el golfo de México.

Con una longitud de 1.897 km, 1.400 en Estados Unidos, y valorado en $ 8.000 millones, este oleoducto tomaría un camino más corto para llegar a Nebraska y desde ahí el petróleo podría circular por redes ya existentes hacia las refinerías estadounidenses del sur de Texas.

Tiene una capacidad para transportar 830.000 barriles diarios de petróleo crudo sintético y bituminoso diluido.

Tras haber obtenido en 2012 un nuevo trazado que evitaba las reservas naturales, los grupos ecologistas concentraron sus críticas en el tipo de petróleo transportado: las arenas bituminosas de Alberta requieren una extracción que demanda mucha energía y que produce un gran volumen de gases de efecto invernadero.

El oleoducto Keystone XL fue rechazado en noviembre de 2015 por el entonces presidente Barack Obama, quien dijo que el proyecto no favorecía los intereses de EE.UU. y que podría dañar el liderazgo del país en materia ambiental en un momento que consideraba necesario adoptar medidas para combatir el cambio climático.

En el caso del proyecto Dakota Access, su construcción fue detenida en diciembre pasado luego de protestas realizadas durante meses por miembros de la tribu indígena estadounidense Sioux y de grupos defensores del medio ambiente.

Los manifestantes aseguraban que la obra contaminaría las fuentes de agua potable y dañaría lugares sagrados para los indígenas en los que están enterrados sus antepasados.

Con un costo estimado en $ 3.700 millones, este oleoducto permitiría transportar 470.000 barriles de petróleo al día a lo largo de un recorrido de unos 1.900 kilómetros a través de cuatro estados: desde Dakota del Norte hasta Illinois, donde el crudo podría ser enviado por barcos hacia las refinerías.

Los grupos ambientalistas anunciaron su intención de mantener su oposición en contra de la ejecución de estos proyectos, mientras los representantes de las tribus indígenas afectadas por el trazado del oleoducto Dakota Access anunciaron que impugnarán este proyecto ante la justicia.

“Los estadounidenses saben que ese oleoducto fue redirigido de forma injusta hacia nuestra nación y sin nuestro consentimiento”, indicó en una declaración el jefe de la tribu Sioux de la localidad de Standing Rock, David Archambault II. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense