Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Mundo

Tras el fin de la tregua se registran ataques más feroces

La 'aniquilación' llega a la capital siria: Alepo

La 'aniquilación' llega a la capital siria: Alepo
Foto: AFP

Aviones sirios y rusos lanzan ofensiva masiva sobre los barrios rebeldes. Un centenar de civiles muere.

Redacción y Agencia AFP

Tras el fracaso de la diplomacia para negociar una tregua en Siria, en Nueva York, las bombas del régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, volvieron a estallar contra los barrios del este de Alepo controlados por las fuerzas rebeldes, donde un cuarto de millón de civiles permanecen asediados desde julio.

Calles enteras ardieron en llamas. La ofensiva general de las fuerzas sirias con apoyo de la aviación rusa se reanudó en la mañana de ayer con una intensidad sin precedentes en los últimos meses, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

En la parte rebelde de Alepo, los bombardeos se sucedían de forma incesante, las destrucciones eran considerables y los servicios de urgencia no daban abasto, constató un periodista de la AFP.

Aviones de reconocimiento tomaban fotografías aéreas antes de que un escuadrón de cazas rusos o sirios dispararan misiles.

Los edificios están totalmente destruidos y los habitantes quedaron bajo los escombros sin poder ser socorridos, como en el barrio Al Kallasé, donde los equipos de rescate buscaban desesperadamente sobrevivientes, solo con una excavadora y sus propias manos, entre los gigantescos cascotes de tres edificios derrumbados.  
Activistas describen lo que está ocurriendo allí como ‘aniquilación’.

Según el OSDH, 100 civiles, incluidos niños, perdieron la vida en los bombardeos, un balance que podría agravarse porque muchas personas están bajo los escombros.

Los refuerzos llegan

Dividida desde 2012 entre un sector progubernamental y otro en manos de los insurgentes, Alepo es un objetivo estratégico en este conflicto que deja más de 400.000 muertos en cinco años y medio de guerra.

El Ejército del régimen de Bashar al Asad, que asedia la parte rebelde de Alepo casi sin interrupción hace dos meses, quiere apoderarse de la totalidad de la antigua capital económica de Siria. El jueves en la noche anunció el inicio de una ofensiva contra el sector insurgente.

El Ejército pidió a los habitantes que se alejen de las posiciones de los grupos rebeldes y aseguró que los civiles que quieren abandonar estas zonas en dirección al sector progubernamental no serán detenidos.

Otra fuente militar en Damasco destacó que “el número de combatientes del régimen permite empezar una operación terrestre porque llegaron a Alepo numerosos refuerzos”.

“Lo que está pasando es que Alepo es atacada y todo el mundo retomó las armas”, declaró el jueves en Nueva York el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, al confirmar el fin de la tregua.

El 19 de septiembre, el Ejército sirio anunció el fin del alto al fuego en las provincias de la nación árabe. Mediante un comunicado oficial, el gobierno de Bashar al Asad declaró el reinicio de las operaciones de combate para liberar las ciudades ocupadas por los terroristas del Estado Islámico (EI) y el Frente Al Nusra.

Durante la tregua de siete días, la oposición de los rebeldes sirios -que desde 2011 busca destituir a Al Asad- infringió el alto al fuego 23 veces en Alepo y Damasco, pero el detonante para romper el pacto se dio luego de que la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, efectuó un ataque contra el Ejército sirio en la región Deir Ezor, en el que murieron 90 militares y más de 200 civiles.

Este jueves, la reunión de las 23 naciones que integran el Grupo Internacional de Apoyo para Siria (GIAS) terminó sin acuerdo para lograr un nuevo cese del fuego en el país. Estados Unidos, que apoya a la oposición siria, desea que Rusia, que respalda el Gobierno sirio, presione a Al Asad para que suspenda las incursiones aéreas.

Observadores aseguran que existe un alto nivel de desconfianza entre Washington y Moscú, y que hay demasiadas divisiones entre las partes para poder lograr un acercamiento.

El Centro Sirio para la Investigación Política detalló que la guerra civil de Siria provocó 470.000 muertos, 1,9 millón de heridos y 11 millones de desplazados; de ellos, 2 millones actualmente protagonizan la ola migratoria más grande de la historia que sufre Europa. (I)

--------------------------

Los ‘cachorros’ yihadistas

España da asilo a menor que huye del Estado Islámico

El Gobierno español concedió el jueves el estatuto de protección subsidiaria al joven kurdo-sirio Abdsalam Haj Taher, de 17 años. El adolescente que fue secuestrado por el Estado Islámico (EI) solicitó asilo el año pasado luego de escapar de un centro de formación yihadista en Siria, donde lo torturaban para que se convirtiera en uno de los militantes del grupo terrorista.

Taher relató al diario El Mundo que tenía 15 años cuando, con otros 300 adolescentes, fue secuestrado en un bus escolar para ser trasladado a otro ‘colegio’. Ahí, los despertaban antes de que saliera el sol. “Un baño frío. Y te ponían a rezar. Luego te hablaban y te decían que te fueras con ellos, que si matabas a los infieles tendrías 72 mujeres para ti solo en el paraíso, que no nos preocupáramos de este mundo. Luego nos dejaban dormir hasta las doce de la mañana”. El joven planeó la fuga con 12 chicos y consiguieron escapar, aunque algunos fueron nuevamente atrapados.

Pese a que su solicitud fue aprobada con el tipo de protección temporal que se otorga a los refugiados sirios que solicitan asilo en España, podrá reagrupar a su familia pidiendo.

Los ‘cachorros del califato’, como se conoce a los jóvenes reclutas del EI, la mayoría, son niños huérfanos o arrancados del seno de su hogar mediante secuestro o amenazas, como en el caso de Taher. Aunque también se conoce de padres yihadistas que los llevan a esta especie de campamentos donde los entrenan para obtener la ‘glorificación’ y ser declarados ‘mártires del islam’.

Es difícil determinar cuántos soldados menores entrenan en Irak y Siria, aunque el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) estima unos 1.500. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense