Miércoles, 09 Noviembre 2016 08:40 Mundo

Incertidumbre mundial tras triunfo de Donald Trump

Incertidumbre mundial tras triunfo de Donald Trump
Foto: AFP
Agencias

Impulsivo, excesivo y con un ego desbordante, Donald Trump desafió todos los pronósticos y la madrugada de este miércoles sorprendió al mundo convirtiéndose en el sucesor del presidente Barack Obama en la Casa Blanca.

Los desafíos a partir de ahora son enormes y reina la incertidumbre en el ámbito político y diplomático, como las relaciones con Rusia o la implicación de Estados Unidos en el conflicto sirio. 

El presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó a Trump por su victoria, con la que espera una mejora en las relaciones ruso-estadounidenses. El magnate ya ha sugerido que podría reconocer la anexión de Crimea a Rusia, ha elogiado a Putin y abogado por lazos más cercanos con Moscú.

La primera ministra británica Theresa May felicitó a Trump y prometió mantener la "relación duradera y especial" de los dos países.

La canciller alemana Angela Merkel propuso al futuro presidente de Estados Unidos "una cooperación estrecha" basada en los valores comunes democráticos y el respeto del otro.

El presidente francés, Francois Hollande, consideró de su lado que la elección de Trump "abre un período de incertidumbre" y en ese contexto "se necesita una Europa unida, capaz de hacer oír su voz".

El presidente chino Xi Jinping afirmó estar "impaciente" por trabajar con Trump "sin confrontación" y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, lo describió como "un verdadero amigo del Estado de Israel".

Mientras tanto, Irán hizo un llamado a "respetar los acuerdos" internacionales.

En lo económico, otro frente abierto es el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), que Europa sigue con atención, o el TPP, clave para México.

En el tema climático, los participantes en la conferencia de Marrakesh se mostraron consternados tras la victoria de Trump, pero confían en que no descarrile el acuerdo mundial hacia energías limpias. 

Además de describir al cambio climático como una "farsa" obra del gobierno chino, el magnate ha dicho en reiteradas ocasiones que "renegociaría" o "cancelaría" el pacto aprobado por 196 países.

Migración

En la campaña, Trump ofreció soluciones simples a problemas complejos: para detener la inmigración clandestina quiere construir un muro en la frontera mexicana, pagado por México. Habló de expulsar a los 11 millones de indocumentados que viven en el país, en su mayoría latinoamericanos. Y prometió devolver empleos a Estados Unidos renegociando acuerdos comerciales internacionales.

Para prevenir ataques, defendió la prohibición de entrada al país de inmigrantes provenientes de naciones con "una historia probada de terrorismo", luego de haber dicho que rechazaría a todos los musulmanes.

"Tengo mucho miedo, ¿habrá más guerras?", se preguntó este miércoles el activista musulmán Alijah Diete, mientras Donald Trump se dirigía hacia la victoria electoral en Estados Unidos. 

Los musulmanes en Asia se resistían a aceptar la noticia de que el candidato republicano, que hizo campaña con una fuerte retórica anti-islam, se convertirá en presidente de la superpotencia.

Un responsable gubernamental paquistaní, que prefirió no dar su nombre, dijo que se trataba de noticias "absolutamente atroces y horrorosas", mientras otros en el país también lamentaban los resultados.

En Indonesia, el país con mayor población musulmana del mundo, existe un creciente nerviosismo sobre cómo evolucionará la relación con este aliado tradicional y cómo afectará una presidencia de Trump a las relaciones con el mundo musulmán.

También existe preocupación de que Trump adopte políticas antimusulmanas que alimenten el extremismo islámico a escala global en momentos en que el mundo enfrenta una amenaza yihadista.

Otros manifestaron preocupación de que sus políticas resulten discriminatorias hacia los musulmanes de Estados Unidos.

En los últimos días prometió que "suspenderá el programa de refugiados sirios" para impedir la entrada de "terroristas islámicos". 

¿Y América Latina? 

La primera reacción en América Latina provino del presidente de Brasil, Michel Temer, le hizo un llamado a "tener en cuenta las aspiraciones de todo el pueblo estadounidense".

También el presidente argentino Mauricio Macri le felicitó y abogó por un trabajo en conjunto "por el bien de nuestros pueblos". 

 En México, la victoria del candidato republicano dejó sin aliento a millones de personas y hasta el peso mexicano entró en pánico derrumbándose a mínimos históricos.

Las caras festivas de los mexicanos que confiaban en celebrar la derrota del magnate se fueron diluyendo al ritmo que las televisiones mostraban su avance.

"Me siento triste, muy triste, parece una pesadilla la verdad, y con mucha incertidumbre sobre lo que va a pasar", comentó Erick Sauri, un arquitecto de 35 años que portaba una camiseta azul con la leyenda "Hillary Clinton for president" (Hillary Clinton presidenta).

Además, ante México Trump  anunció cambios en las políticas comerciales con la creación de aranceles a las importaciones, al igual que con China.

Una incógnita más es si mantendrá la normalización de relaciones con Cuba, que lanzó Obama.

Desde el Medio Oriente 

Las felicitaciones también llegaron del Medio Oriente. El presidente de Egipto, Abdel Fattah El Sisi, expresó que Egipto desea que el mandato presidencial de Trump imprima un nuevo espíritu a las relaciones bilaterales, con más cooperación para beneficio de ambos pueblos.

Mientras que el presidente de Israel, Benjamin Netanyahu, sostuvo que Trump es un verdadero amigo del Estado de Israel y deseó trabajar con él para avanzar en cuanto a la seguridad, la estabilidad y la paz en la región. 

De momento, Trump se propuso unir a los estadounidenses y sanar las heridas de la brutal campaña. "Ha llegado el momento de que Estados Unidos cierre las heridas de la división, debemos unirnos", exhortó. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense