Miércoles, 18 Enero 2017 00:00 Mundo

La libra esterlina trepó ayer más del 2,5% en relación al dólar

Gran Bretaña saldrá de la Unión Europea en 12 pasos

La primera ministra británica, Theresa May (centro), presenta sus planes para el Brexit, en Londres.
La primera ministra británica, Theresa May (centro), presenta sus planes para el Brexit, en Londres. Foto: AFP

La primera ministra anunció que el país abandonará el mercado común del bloque. El Parlamento votará el acuerdo final.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, anunció ayer un plan de 12 puntos para salir de la Unión Europea (UE), que incluirá abandonar el mercado común del bloque y poner el acuerdo final sobre el Brexit ante un voto del Parlamento.

La mandataria indicó que Gran Bretaña no puede permanecer dentro del mercado común, ya que ello significaría no abandonar la UE.
Durante su ponencia frente a diplomáticos y embajadores en la residencia de Lancaster House, que duró una hora, May prometió de todos modos que negociará por el “mayor acceso posible” al mercado común tras el Brexit.

Además, confirmó que tanto la Cámara de los Comunes, como la de los Lores, votarán sobre el acuerdo final de divorcio con la UE.

La Primera Ministra dio a conocer el plan de 12 puntos principales de las negociaciones de salida, que incluyen mantener un área común para viajar entre Reino Unido y la República de Irlanda; un acuerdo comercial libre de tarifas con la UE; un acuerdo aduanero con el bloque europeo; cooperación práctica de inteligencia y seguridad y control de los derechos de inmigración para los ciudadanos de la UE en Reino Unido y los de Reino Unido en la UE.

También prometió que el país no aceptará la jurisdicción de la Corte Europea de Justicia.

El Gobierno británico tiene previsto invocar en marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que dará inicio a los dos años de negociaciones previamente a la separación del bloque comunitario.

Durante su conferencia, May advirtió a los gobernantes de la UE contra medidas punitivas por el Brexit, al indicar que ello “generará daños calamitosos para los países de Europa y no será de amigos”.

El acuerdo debería permitir el comercio más libre de bienes y servicios entre Gran Bretaña y los estados miembros de la UE. Debería darle a las compañías británicas la mayor libertad posible para comerciar allí y operar dentro de los mercados europeos, permitiendo a las empresas europeas los mismos beneficios en Reino Unido, destacó.

Según May, los electores británicos “votaron por un futuro mejor para el país” y consideró que el Brexit hará que Gran Bretaña se convierta en una nación “más firme, justa y unida”.  

En ese sentido, señaló que desea que Reino Unido sea “un verdadero país global” y “el mejor amigo y vecino de los socios europeos, pero también una nación que ve más allá de las fronteras de Europa”.

May finalizó su discurso refiriéndose a la “oportunidad para construir un Reino Unido verdaderamente global”, al indicar que el país dejaría la Unión Europea, pero no a Europa.

La mandataria puso así fin a meses de incertidumbres por el tipo de acuerdo que buscará alcanzar en las negociaciones con la UE.

El discurso de May cayó bien en la Bolsa de Valores de Londres, donde la libra esterlina trepó más del 2,5% en relación al dólar, hasta alcanzar su mejor resultado desde antes del referéndum de junio pasado. La libra se cotizó a $ 1,24, y frente al euro aumentó 0,7%, hasta los 1,14 euros.

El índice principal de la Bolsa londinense, el FTSE-100, retrocedió inicialmente 0,4%, debido a los avances de la libra. El incremento de un 2% en el valor de la libra fue el más elevado desde diciembre de 2008.

Por su parte, el ministro para el Brexit en la oposición, el laborista Keir Starmer, dijo que  Reino Unido debería permanecer dentro de la unión aduanera de la UE. “Debemos lograr el mejor acuerdo para nuestro país. Mantener nuestra habilidad de comerciar exitosamente en Europa debe ser la prioridad para el sector de negocios y permanecer dentro de la unión aduanera es la mejor forma de lograrlo”, sostuvo Starmer.

Sin embargo, el jefe del Partido Liberal Democrático, Tim Farron, consideró que May dejó en claro que buscará “un Brexit duro”. “Será un acuerdo destructivo y las consecuencias las sentirán millones de personas, a partir de precios más elevados, mayor inestabilidad y costos más elevados de combustible”, destacó el político.

Farron hizo referencia al último informe de la Oficina Nacional de Estadísticas, que ayer confirmó que el índice inflacionario del Reino Unido aumentó 1,6% en diciembre, impulsado por precios más altos de alimentos y billetes aéreos.

La entidad indicó que la inflación británica es ahora la más alta desde julio de 2014. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET