Jueves, 09 Febrero 2017 00:00 Mundo

Dos naves lideran las opciones para ganar

En medio de la crisis, Macri compra un avión presidencial

El comité de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) se encargará de evaluar las aeronaves.
El comité de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) se encargará de evaluar las aeronaves. Foto: elcronista.com
Redacción Mundo

El 22 de febrero en Montreal, Canadá, vencerá el plazo para recibir las ofertas del reemplazo del Tango 01, el avión presidencial retirado en El Palomar, mientras espera ser subastado por el Banco Ciudad. Según una nota de La Nación, el gobierno de Mauricio Macri, en medio de la crisis argentina, está dispuesto a pagar hasta $ 65 millones.

Este medio argentino detalla que la Casa Rosada le pidió a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), dependiente de Naciones Unidas, que organizara los detalles de la licitación para buscar un Boeing Bussines Jet (BBJ) usado, ya sea un 737-700 o 737-800, por un tope de $ 65 millones. La convocatoria fue publicada por la entidad internacional el pasado jueves y al día siguiente en el boletín oficial argentino. Apenas 20 días para encontrar la nueva aeronave que trasladará al jefe de Estado.

Según fuentes con acceso a la licitación, dos aviones lideran las preferencias para ganar, dependiendo a quién se le pregunte. Uno lo vende Freestream Aircraft USA, una empresa ubicada en Nueva Jersey. El otro, Opus Aeronautics con oficina en Mónaco. El primero, más barato, cuesta $ 48,9 millones. El segundo un poco más, $ 54 millones. Ambos precios no incluyen los servicios precompra ni el traslado al país.

Los detalles del pliego fueron adelantados por el diario La Nación, antes de ser publicado por la OACI. En resumen, el Gobierno quiere un avión con un mínimo de 15 plazas, un dormitorio para el presidente, conexión Wi-Fi a bordo, mínimo de 7.000 horas de vuelo, con autonomía como para llegar a Europa, entre otras exigencias.

Principalmente, que sea un Boeing que suceda al Tango 01 que compró Carlos Menem en 1992 por $ 67,5 millones. La gran diferencia es el mantenimiento del BBJ que podría hacerlo Aerolíneas Argentinas. Y otro detalle que genera malestar en la Fuerza Aérea es que los pilotos podrían ser civiles, no militares. El Gobierno espera que en mayo la aeronave ya esté en operaciones. (I)

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET