Martes, 07 Febrero 2017 00:00 Mundo

Israel pide a países sumarse a las nuevas sanciones de ee.uu. a Irán

Demócratas apoyan la suspensión del veto Trump

Madeleine Albright y John Kerry , ambos exsecretarios de Estado, presentaron la apelación a la medida antimigratoria.
Madeleine Albright y John Kerry , ambos exsecretarios de Estado, presentaron la apelación a la medida antimigratoria. Foto: AFP

Kerry y Albright advirtieron que la orden presidencial pone en peligro a soldados estadounidenses en batalla.

Redacción Mundo y Agencia AFP

Los exsecretarios de Estado, John F. Kerry y Madeleine Albright, junto con el exjefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Leon Panetta, y otros altos funcionarios de la seguridad nacional en gobiernos demócratas, entraron en la batalla contra el veto migratorio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En un texto de 6 páginas, presentado ayer en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, los demócratas argumentaron que el decreto presidencial del republicano suscrito el 27 de enero “fue mal concebido, mal implementado y mal explicado”.

El viernes en la noche un juez federal ordenó la suspensión del decreto que prohibía durante 120 días la entrada a EE.UU. de ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, de mayoría musulmana. Las medidas antiinmigración quedaron suspendidas el sábado, pero ese mismo día el departamento de Estado apeló la suspensión ante el tribunal.

El diario Los Ángeles Times analizó la reciente orden ejecutiva de Trump sobre deportaciones y calcula que más de ocho millones de personas podrían ser blancos para la eliminación.

Entre las personalidades demócratas que firmaron el texto constan  funcionarios del gobierno del expresidente Barack Obama, la exsecretaria de Seguridad Nacional, Susan Rice y la exsecretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

Los demócratas advirtieron, que en Irán, la orden presidencial podría poner en peligro a los soldados estadounidenses en el terreno y desorganizar la cooperación antiterrorista, al promover la propaganda del grupo yihadista Estado Islámico.

Por su parte, Donald Trump, volvió a prometer ayer una victoria militar sobre las fuerzas de “la muerte y la destrucción” y sobre el “terrorismo islámico radical”. Ayer, aseguró una histórica inversión a las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Netanyahu pide apoyo a nuevas sanciones de EE.UU. a Irán

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, apeló ayer en Londres a “los países responsables” a sumarse a las nuevas sanciones estadounidenses a Irán.

“Saludo la insistencia del presidente Trump en las nuevas sanciones a Irán. Creo que lo deberían seguir otros países, ciertamente los países responsables”, expresó Netanyahu en Downing Street, al inicio de un encuentro con su par británica, Theresa May.

Netanyahu argumentó que “Irán quiere aniquilar Israel, busca conquistar Oriente Medio, amenaza a Europa, amenaza a Occidente y amenaza al mundo. Y ofrece provocación tras provocación”.

El premier israelí dijo a May: “quiero hablarle de cómo podemos asegurarnos de que las agresiones de Irán no quedan sin respuesta”.

Washington impuso nuevas sanciones a Teherán en respuesta a su reciente nueva prueba de misiles balísticos.

Estas nuevas sanciones, no relacionadas con el programa nuclear de Teherán, afectan a 25 entidades sospechosas de aportar apoyo logístico a los misiles balísticos iraníes, señaló el departamento del Tesoro mediante un comunicado.

“El apoyo continuo de Irán al terrorismo y el desarrollo de su programa de misiles balísticos constituye una amenaza para la región, para nuestros aliados en el mundo y para Estados Unidos”, apuntó John Smith, director interino de la unidad encargada de las sanciones financieras (OFAC).

Irán concluyó en julio de 2015 un pacto relativo a su programa nuclear con los países del grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania), poniendo fin a varios años de crisis.

Con este acuerdo, Teherán aceptaba limitar su programa nuclear, incluidos sus depósitos de uranio poco enriquecido a 300 kilos, durante un período de 10 años, en contrapartida al fin de una parte de las sanciones internacionales.

Aunque Trump es resistente al acuerdo, su vicepresidente, Mike Pence, indicó que la nueva administración evalúa su pertinencia para tomar una decisión. (I)

¿QUIÉNES SON LOS AFECTADOS?

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el 27 de enero que prohíbe temporalmente la entrada de refugiados e inmigrantes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen.

Los nacionales duales que pertenezcan a uno de los países prohibidos pueden ingresar si presentan un pasaporte válido de un país no prohibido.

El programa de refugiados está suspendido hasta nuevo aviso. Los asilados sirios están prohibidos indefinidamente. Más de 800 exiliados que se consideran “en tránsito” serán permitidos.

La orden suspende el programa de la renuncia de la entrevista de la visa, que permitió que los visitantes frecuentes a EE.UU. salten este proceso en las embajadas y los consulados. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense