Domingo, 30 Octubre 2016 16:24 Mundo

El Partido de Lula da Silva pierde 390 municipios

Pastor gana la alcaldía de Río de Janeiro con 59% de votos

Marcelo Crivella, el alcalde electo de Río de Janeiro (centro), camina con su esposa Sylvia Jane, después de emitir su voto en un colegio electoral.
Marcelo Crivella, el alcalde electo de Río de Janeiro (centro), camina con su esposa Sylvia Jane, después de emitir su voto en un colegio electoral. Foto: AFP
Agencia AFP

Un pastor evangélico de derechas, con un pasado homofóbico y sobrino del fundador de la poderosa neopentecostal Iglesia Universal del Reino de Dios, Marcelo Crivella, será el alcalde de Río de Janeiro, la ciudad que en las elecciones municipales confirmó la ola conservadora que se abate sobre Brasil.

Las elecciones municipales arrojaron, en Brasil, un panorama más derechista en las principales ciudades y sobre todo el retroceso del Partido de los Trabajadores (PT) de los expresidentes Luiz Lula da Silva y Dilma Rousseff, en el marco del asedio judicial y mediático contra la izquierda y en medio de un ajuste de 20 años en el presupuesto que prepara el presidente Michel Temer.

Crivella, del Partido Republicano Brasileño, fue elegido el domingo en segunda vuelta como el alcalde de Río de Janeiro con el 59% de los votos, venciendo al socialista Marcelo Freizo, quien reunió a todas las fuerzas de izquierda a un inesperado apoyo de la cadena Globo, enfrentada con la Iglesia Universal, dueña del canal televisivo Record.

Pese a que Lula sigue siendo el favorito en las encuestas para 2018, algo que puede trabarse por las tres investigaciones en su contra y que él atribuye a una persecución, de las 644 alcaldías que el PT ganó en 2012 ahora solo obtuvo 254.

“Necesitamos una reflexión para volver a las bases del partido”, dijo el exsenador Eduardo Suplicy, uno de los fundadores del PT, al analizar la elección que catapultó al ahora neoliberal Partido de la Social democracia Brasileña (PSDB) del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).

Principal aliado de Temer, el PSDB es uno de los vencedores: será la fuerza que comandará al 24% de la población brasileña. Obtuvo la victoria de Joao Doria como alcalde de Sao Paulo, las reelecciones en las amazónicas Belém y Manaos y la inédita conquista de Porto Alegre, capital de Río Grande do Sul.

Pero en términos absolutos, la fuerza más grande del país sigue siendo el Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) de Temer, que ganó en 8 de 13 municipios. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Lunes, 31 Octubre 2016 17:59

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense