Martes, 24 Enero 2017 00:00 Mundo

Bachelet admitió que se trata del mayor desastre de bosques del país

Chile enfrenta los mayores incendios forestales

Los bomberos trabajan para apagar un incendio en Pumanque, 140 kilómetros al sur de Santiago.
Los bomberos trabajan para apagar un incendio en Pumanque, 140 kilómetros al sur de Santiago. Foto: AFP

En el valle central del país se decretó zona de catástrofe. Las llamas han consumido 190.000 hectáreas.

Alejandro Tapia, corresponsal en Santiago de Chile

“Las llamas nos rodearon. El incendio llegó prácticamente al patio de mi casa y la de todos mis vecinos. Por un momento pensamos que se iba a incendiar el pueblo completo”, cuenta Guillermo, un joven psicólogo, oriundo de Pumanque, un apacible y pequeño poblado ubicado a tres horas de Santiago, hoy tristemente convertido en el epicentro de los feroces incendios forestales que han afectado a varias regiones del país y que ya suman más de 190.000 hectáreas quemadas de acuerdo al último reporte de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

Con el viento y por la sequedad del terreno, sumado a la ola de calor que afecta a parte importante del país, las llamas comenzaron a propagarse desde Pumanque, en la Sexta Región, hacia pueblos cercanos, como Coihue, Marchigüe e incluso Pichilemu, ya en la costa. Esta zona es conocida por sus plantaciones de eucaliptos y pinos, además de hermosos viñedos. No por nada se le llama la ‘ruta del vino’. Pero ahora el panorama es estremecedor en parte importante de la zona central del país.

“Es dantesco. Está todo quemado. La bola de fuego bajaba de los cerros y los bomberos nada pudieron hacer”, cuenta a EL TELÉGRAFO Nelson Flores, uno de los agricultores cuyo predio se vio afectado en los alrededores de Pumanque. Este pueblo, de apenas 3.500 habitantes, está en el imaginario colectivo, ya que fue aquí donde Manuel Rodríguez, figura clave de la Independencia, tuvo a su hijo, Juan Esteban, y donde falleció su mujer, Francisca de Paula Segura.

“Ni siquiera los carros de bomberos quisieron entrar a apagar el incendio en algunos lugares por temor a que ellos mismos terminaran devorados por las llamas”, afirmó a EL TELÉGRAFO el cuidador de un fundo que prefirió no dar su nombre. El incendio comenzó en Pumanque el miércoles pasado y las llamas aún no lograban extinguirse una semana después. Muy por el contrario, ahora los incendios se han propagado desde Valparaíso (Quinta Región) hasta el Maule (Sexta Región).

Tal es la magnitud del incendio que Santiago se ha visto cubierto de una densa nube de cenizas. Hasta ahora son más de 46 focos de incendios activos y sin control en todo el país, de una magnitud no vista en 50 años. Además, las autoridades estaban combatiendo otros 64 focos de incendios. Solo se han extinguido 12. Por eso mismo, el fin de semana el gobierno de Michelle Bachelet decretó zona de catástrofe para las provincias de Colchagua y Cardenal Caro en la Sexta Región; para las comunas de Vichuquén, Cauquenes, Licantén y Hualañé en la Región del Maule y para la comuna de Bulnes, en la Octava Región. Además, se mantenía estado de excepción constitucional de catástrofe en la comuna de Valparaíso.

“Enfrentamos el mayor desastre forestal de nuestra historia”, dijo ayer Bachelet. “El área afectada es 20 veces mayor que en 2016”, agregó, a través de su cuenta en Twitter. Poco después, la mandataria anunció que no asistirá a la cumbre de la Celac en República Dominicana. “Permaneceré aquí para poner todos los recursos del Estado en combate al fuego y estar presente en zonas de catástrofe”, dijo Bachelet.

Según el diario chileno La Tercera, el Ejército ha desplegado más de 1.200 efectivos para la sexta y séptima regiones, mientras que solo en la zona de Cauquenes ya se contabilizan más de 100 viñas afectadas por los incendios. De acuerdo a la fiscalía, el incendio en Pumanque y que luego se propagó a otras regiones se habría producido por falta de mantenimiento del tendido eléctrico. Así, las chispas de un cable habrían quemado una serie de eucaliptos y de ahí se propagó sin control. Sin embargo, la Compañía General de Electricidad (CGE) afirmó ayer que “es poco prudente” aventurar el origen del fuego en Pumanque.

Ante las críticas surgidas por la supuesta tardía reacción del Gobierno ante los incendios, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, expresó a Canal 13: “Estos desastres en Chile, desde 2014 a la fecha, siempre los hemos enfrentado desde el principio. El presupuesto de 2011 para incendios forestales era de 11.500 millones de pesos, el presupuesto de 2016 fue de 29.044 millones. El dato exacto es 126% más de lo que invirtió el gobierno de Piñera”.

Y en una abierta crítica al expresidente Piñera, convertido hoy en el favorito para ganar las elecciones presidenciales, Aleuy manifestó: “Piñera no compró ni un avión, nosotros hemos comprado tres. No estableció ningún puesto de comando en terreno, nosotros compramos siete. No compró ninguna camioneta para poder apoyar a los bomberos, nosotros compramos ocho. No habilitó ningún aeródromo en Chile, nosotros habilitamos uno en Victoria. No aumentó la capacidad de agua, nosotros pasamos de 14.500 litros en 2013, a 43.00 litros. Si me piden más datos no tengo ningún problema, pero yo estaba haciendo una crítica política”. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET