Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00 Mundo

El gobierno de enrique peña nieto puso a operar todos los protocolos de emergencia para atender a las víctimas de la catástrofe

Chiapas en estado de emergencia por sismo

El sismo afectó gravemente en Juchitán de Zaragoza, estado de Oaxaca. Decenas de casas y edificios quedaron destruidos y mucha gente resultó atrapada bajo los escombros.
El sismo afectó gravemente en Juchitán de Zaragoza, estado de Oaxaca. Decenas de casas y edificios quedaron destruidos y mucha gente resultó atrapada bajo los escombros. Foto: AFP

El movimiento telúrico, que sacudió el país norteamericano la noche del pasado jueves, deja hasta el momento 58 personas fallecidas en 3 estados del Istmo de Tehuantepec, incluidos Oaxaca y Tabasco. En esta zona se reportaron cuantiosos daños materiales. En la región del Pacífico se activó momentáneamente la alerta de tsunami. Se trata del mayor desastre de este tipo registrado en México desde 1985.

Redacción y Agencia AFP

Ciudad de México.-

Juchitán de Zaragoza es un pequeño poblado mexicano ubicado en el sureste de Oaxaca, en la zona geográfica conocida como el Istmo de Tehuantepec. Una región discreta con 98.000 habitantes.

No se encuentra en el radar de noticias principales del país, pero ahora su nombre es el que más se oye en México, luego de haber sido la región más afectada por el terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter, que sacudió México la noche del jueves, el más poderoso registrado en los últimos 100 años.

Un reporte preliminar oficial, emitido al cierre de esta edición, daba cuenta de 58 víctimas mortales en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

En Juchitán se contabilizaron 17 de los 25 muertos en Oaxaca. También se cayó la iglesia, colapsó el Palacio Municipal de Juchitán, así como un hotel situado en la zona céntrica, informó Gloria Sánchez, presidenta Municipal. Se reportaron más de 100 casas derrumbadas y algunos de sus inquilinos estaban ayer aún bajo los escombros.

Esta localidad quedó totalmente incomunicada y sin energía eléctrica. El gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, calificó la situación de “calamitosa” y suspendió las clases y las labores en  las oficinas gubernamentales hasta que se valoren los daños, con el fin de evitar nuevas tragedias.  

El sismo de tipo oscilatorio ocurrió a las 23:49 locales de la noche del jueves (04:49 GMT del viernes) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), a unos 100 km de la costa, a una profundidad de 19 km, desató una alerta de tsunami para los estados del centro y sur de la costa del Pacífico mexicano.

Y en una coincidencia pocas veces vista, esa misma noche en el Golfo de México se fortalecía ‘Katia’, el huracán que avanza hacia tierra firme en Veracruz.

El coordinador nacional de protección civil, Luis Felipe Puente alertó sobre posibles oleajes de hasta 4,2 m de altura en los estados de Oaxaca y Chiapas. Pero esta alerta fue levantada poco después.

El Centro de Advertencias de Tsunamis del Pacífico también activó una alerta para las zonas costeras de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras y Ecuador.

En un mensaje desde el Centro Nacional de Prevención de Desastres, el presidente Enrique Peña Nieto detalló que la magnitud del terremoto fue de 8,2 grados en la escala de Richter y no de 8,4 como se dijo en los primeros reportes.

El mandatario matizó que los datos que se arrojan hasta ahora corresponden a un “cálculo preliminar, tardaremos días en saber los daños que este sismo ha causado”.

“Se trató de un sismo de gran escala”, manifestó Peña Nieto, quien anunció que el Estado de Chiapas está en estado de emergencia, dado que allí se localizó el epicentro del movimiento telúrico.

Además indicó que fueron suspendidas las clases en 11 de los 32 estados del país donde se sintió el movimiento telúrico, que van desde la capital Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Guerrero, Tabasco hasta Morelos.

El jefe del Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció que se activó el protocolo ante eventos sísmicos.

*Haga click en la imagen para agrandarla

Chiapas y Tabasco

Chiapas fue la otra entidad del país que reportó graves afectaciones por el fenómeno. La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió ayer una Declaratoria de Emergencia Extraordinaria para 118 municipios de Chiapas y 41 de Oaxaca con el fin de que se activen los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden).

De las siete personas que perdieron la vida en ese Estado, tres fueron en San Cristóbal, dos en Villaflores, una en Pijijiapan y una Jiquipilas, confirmó el gobernador Manuel Velasco.

De manera preliminar, las autoridades de Protección Civil dieron a conocer que las afectaciones se registraron principalmente en los municipios de Tonalá, San Cristóbal y Comitán donde reportan viviendas averiadas, caídas de bardas y daños parciales que no ponen en riesgo la integridad física de la población.

En la refinería ‘Antonio Dovalí Jaime’ en Salina Cruz, se registró una explosión que no dejó daños graves, porque se trató de un desfogue de combustible controlado.

El gobernador Manuel Velasco Coello afirmó que este sismo ha sido el más fuerte que se haya registrado en Chiapas, pues el de mayor intensidad registrado fue en 1902, cuando ocurrió uno de magnitud 7.9 en escala de Richter.

Refugios temporales se habilitaron para aquellas personas cuyas casas resultaron dañadas.

Pobladores de Tonalá, donde fue el epicentro del sismo, señalaron que la localidad es una zona de desastre, pues muchas casas de adobe y tejas de barro se vinieron abajo. También se reportan derrumbes en carreteras, puentes colapsados y casas dañadas en diversas regiones.

En Tabasco hay registro de 3 fallecidos, entre ellos 2 menores, uno que murió al caerse una barda y otro al inutilizarse un respirador tras el corte de energía en un hospital de la localidad.

El temblor hizo revivir la pesadilla del sismo de 8,1 grados del 19 de septiembre de 1985 que devastó la ciudad y dejó 10.000 muertos. “Otro más no, Dios, por favor no”, rezaba una mujer de 60 años.

En las calles del centro de la ciudad se escucharon gritos al ver cómo algunos vidrios se reventaban durante el sismo. “Iba manejando cuando empezó a temblar, ¡se meneaba el coche!”, contó Cristian Rodríguez, un conductor de Uber de 28 años que circulaba por el norte de la ciudad.

México se ubica entre cinco placas tectónicas, cuyos movimientos convierten al país en uno de los que registra mayor actividad sísmica.

El terremoto también sacudió la frontera con Guatemala, país donde se reportaron daños en infraestructuras y damnificados. (I)

La gente se volcó a las calles en el centro de la ciudad de México durante el terremoto que azotó a más de media nación. Foto: AFP

Sistema de alerta y luces en el cielo

México cuenta con una tecnología capaz de alertar a la población ante un sismo de gran magnitud. Fue así que ayer, avisados por los 8.200 megáfonos desplegados en la capital federal mexicana, sus 20’000.000 de habitantes se volcaron en masa -y precipitadamente- a las calles, incluso miles tan solo vistiendo pijamas.  

Desde hace 2 décadas, la asociación Cires provee a la ciudad un sistema de sensores colocados a lo largo de la costa pacífica, donde el riesgo de sismos es mayor. Una vez detectado el temblor, los equipos lanzan una onda que dispara las alarmas en escuelas, ministerios y otras oficinas, interrumpiendo automáticamente las emisiones de la radio.

El terremoto impactó en al menos una decena de estados del sur y centro de México, por lo que hasta 50’000.000 de personas – casi la mitad de la población del país – pudo sentirlo.

Durante el movimiento telúrico aparecieron luces en el cielo, causando pánico en la población, según varios videos publicados en YouTube.

La alerta de tsunamis también incluyó a varias islas en este océano y países de Asia y Oceanía como Indonesia, Japón, China o Australia; hubo olas de hasta un metro. (I)

-------------------------

Las islas Galápagos evacuadas frente a un posible tsunami

Los pobladores de las islas Isabela, Santa Cruz y San Cristóbal, de Galápagos, fueron evacuados la madrugada de ayer, ante la alerta momentánea de un tsunami emitida en el archipiélago ecuatoriano tras el terremoto en Centroamérica.

La secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, indicó ayer, en una entrevista en Ecuador TV,  que 4.300 personas de estas islas, que corrían peligro, fueron retiradas del lugar.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Ecuador dispuso la evacuación focalizada y habilitó los puntos de reunión y albergues alejados de las costas. El traslado de los pobladores se dio en orden hasta que llegaron al coliseo de Santa Cruz.

El presidente Lenín Moreno se solidarizó, a través de Twitter, con el país mexicano y ofreció ayuda a su homólogo Enrique Peña Nieto. “Nuestro pueblo se despierta solidario con los hermanos mexicanos. Presidente Peña Nieto @EPN, cuente con Ecuador“.

Mientras que la canciller María Fernanda Espinosa extendió sus condolencias a los familiares de las víctimas.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, la Embajada ecuatoriana en México mantiene contacto permanente con las autoridades, a fin de asegurar la integridad de los compatriotas, aunque hasta el momento no hay registro de nacionales afectados por el sismo. (I)

08-09-17-mex1 08-09-17-mex2 08-09-17-mex3 08-09-17-mex4 08-09-17-mex5 08-09-17-mex6 08-09-17-mex7 08-09-17-mex8 08-09-17-mex9 Juchitan-Oaxaca (1) Juchitan-Oaxaca (2) Juchitan-Oaxaca (3) Juchitan-Oaxaca (4) Juchitan-Oaxaca (6) Juchitan-Oaxaca (8) Juchitan-Oaxaca (10) Juchitan-Oaxaca (11) Juchitan-Oaxaca (12) Juchitan-Oaxaca (14) Juchitan-Oaxaca (15) Juchitan-Oaxaca (16) Juchitan-Oaxaca (17) Juchitan-Oaxaca (18)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET