“... Y todo se hizo luz”

| 20 de Enero de 2017 - 00:00

En la historia de la humanidad existen pocos personajes que han sido trascendentales como Sir Isaac Newton. Físico, matemático, astrónomo, alquimista; Newton marcó un antes y un después en la ciencia. En 1664, Londres fue azotada por una peste y Newton se refugió en una zona rural llamada Woolsthorpe.

Un día, al estar sentado bajo un árbol, observó cómo caía una manzana. Este evento fortuito lo llevó a pensar y formular sus ideas más importantes: las tres leyes de la mecánica y la ley de la gravitación universal. Gracias a este evento cotidiano, Newton entendió que la atracción gravitacional es la misma fuerza que hace caer la manzana y mantener la Luna orbitando alrededor de la Tierra.

Además de una brillante carrera científica en la Universidad de Cambridge, Newton ocupó cargos públicos como miembro del Parlamento, director de la Casa de la Moneda y presidente de la Royal Society, una de las sociedades científicas más antiguas del mundo.

No hay mejores palabras para describir el legado de Isaac Newton que las del poeta Alexander Pope: “La naturaleza y sus leyes yacían ocultas en la noche; dijo Dios: ‘Que sea Newton’, y todo se hizo luz”. (O)

Jonathan Alexander Quirola Vásquez

Últimas noticias