Salud mental

| 02 de Septiembre de 2017 - 00:00

La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. Los servicios de salud mental han sido planificados en niveles de atención.

Modalidad ambulatoria: Tienen como objetivo evaluar, diagnosticar y proporcionar tratamiento. Intensiva: Brinda tratamiento intensivo a personas, que presentan trastornos mentales graves y consumo problemático de alcohol y otras drogas. En el tratamiento se debe evaluar el tiempo de consumo, tipo de sustancia y frecuencia. (O)

Angie Córdova Lliguin