Martes, 09 Mayo 2017 00:00 Cartas al director

La honorabilidad de Jorge Glas

Cartas al Director

Nuestros padres -y hay lecciones del pasado- nos decían que la defensa del honor y la honra siempre han sido la expresión de nobles y ancestrales valores de quienes en la vida se han guiado con las luces del humanismo, la buena fe, la entrega de principios y, por sobre todo, el amor a la patria representando a los más necesitados.

Jorge Glas Espinel, reelecto Vicepresidente de la República, que ha jugado y juega un importante rol histórico en el proceso de cambios y transformaciones de la Revolución Ciudadana, en la función pública ha demostrado ser un político con recia personalidad, apasionado y sensato en el impulso de la materialización de los grandes proyectos orientados a la construcción de la sociedad del Buen Vivir.

Las centrales hidroeléctricas, los proyectos hídricos, las redes de fibra óptica, los proyectos hidrocarburíferos, la instalación de los aerogeneradores de energía y tantas cosas más que han contado con su directo impulso gracias al acervo de sus conocimientos tecnológicos, en estrecha coordinación con un perspicaz estadista como Rafael Correa Delgado, han hecho posible, con resultados, que se pueda hablar de la década ganada.

Sin duda, se complementaron dos conductas públicas y privadas comprometidas con los intereses colectivos, coincidencia que hizo posible el mantenimiento de las buenas relaciones de trabajo entre el Poder Ejecutivo con las demás instituciones del Estado, todo para concretar el proceso de cambios y superar al viejo Estado neoliberal, en el cual los gobiernos del pasado no valoraban los verdaderos intereses de la gente y daban prioridad al capital.

Ahora, cuando desde ciertos sectores se ha intentado manchar su hoja de vida tratando de vincularlo con el bullado caso de la constructora ODEBRECHT, Jorge Glas se ha presentado con toda firmeza a defender su honor utilizando los medios públicos y respondiendo a los requerimientos de los comunicadores sociales que, algunas veces con mala fe, han tratado de vincularlo en tan repugnante escándalo que ha recibido el rechazo frontal, tanto del Presidente saliente como del Vicepresidente.

De igual manera, ratificando su conducta de defensa del honor, el Vicepresidente de la República, el miércoles 3 del presente mes, acompañado del secretario particular de la Presidencia de la República, se acercó a la Fiscalía General a solicitar que, dentro de la investigación en el caso ODEBRECHT, llame a declarar o rendir versiones a ministros, exministros, gerentes, exgerentes y a todos los funcionarios públicos que firmaron contratos con dicha constructora brasileña desde 1987.

Ya están las carnes en el asador. Lo hecho, confirmando su fortaleza moral, revela nítidamente que hay supremo interés en que se aclare este conflictivo caso, y al pedir que caigan los que resulten implicados en el supuesto soborno, Jorge Glas pone en evidencia su honorabilidad con la cara al viento, es decir, a la vista de todos. Constituye un ejemplo a seguir para quienes tienen la obligación de demostrar que la política es la oportunidad de servir y no de robar los fondos públicos.

Estamos seguros de que con el nuevo Presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, se seguirá impulsando el proceso de cambios y transformaciones con la misma conducta, defendiendo los más palpitantes intereses colectivos. (O)

Modesto Santamaría Ruiz

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense