Sábado, 01 Julio 2017 00:00 Cartas al director

¿Indulto? ¡Nunca!

Cartas al Director

Indulto para todos quienes nos robaron los sueños, para los que provocaron partir adonde no hay nadie, para todos los que compran nuestro tiempo de trabajo a cambio de un puñado de necesidades nunca resueltas. Pido indulto para esas manos que, del otro lado, firmaron los despidos de grandes masas de obreros sin sentir siquiera un poco de rubor; pido indulto para aquellos que dejaron de fabricar abrigos en este otoño que empezó mucho antes de octubre dejándonos desnudos para el invierno.

Indulto para quienes nos arrebatan la dignidad de tener un médico y un profesor, para los que con su dinero se permiten comprar la conciencia y el derecho a pensar. Para los que con su soberana arrogancia no dejan de creer que nuestra Tierra es infinita y que sus recursos son solo suyos y nunca se han de acabar; para los que nos entregan la libertad de consumir,- lo cual nos esclaviza más,- haciendo de ello un negocio genocida para los que ahora estamos en este mundo injusto y, aún más, negando el derecho a una vida digna para los que pronto vendrán.

Indulto para quienes provocaron que Amaia Egaña de 53 años, un viernes por la mañana, en Barakaldo (País Vasco), cuando iba a ser desahuciada de su piso, diera un “paso en falso” terminando así con estrepitoso afán su deuda con el banco y su vida con nosotros.

Indulto para los que hacen invisibles a todos los que buscan en los basureros un poco de comida y harapos para saciar su hambre y cubrir sus cuerpos mientras escribo este panfleto mirando Madrid, a la sombra de este otoño.

Habrá que buscar algo que los libere de sus culpas para que, en poco tiempo, llegue implacable su condena, que comience nuestro propio tiempo para sepultar un sistema que confunde, no casualmente, bienestar y consumo.

¿Indulto? Para ser absueltos de sus culpas, implacable negación de futuro, de dignidad, de libertad, de conciencia? ¿Un solo indulto, por Amaia y por todos lo que están hurgando en los basureros? ¿Indulto? ¡Nunca!… (O)

Geovanny Manosalvas
desde Madrid

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense