Depresión y suicidio

| 14 de Septiembre de 2017 - 00:00

La mayoría de las personas sufre de depresión en algún momento. Hay varios grados de depresión: puede ser desde un problema leve hasta una enfermedad que amenaza la vida. La depresión es curable.

La ciencia médica está entendiendo cada vez mejor la depresión. La mayoría de los casos serios de depresión se debe a un desequilibrio de las sustancias químicas (neurotransmisores) en el cerebro.

Hay muchas cosas que pueden provocar dicho desequilibrio:

- Pérdida de un ser querido o de algo que se estime mucho.
- Tensión crónica o un evento que cause mucha tensión.
- Enfermedad grave.
- Reacciones a medicinas.
- Alcoholismo, abuso de drogas, demencia (locura) y otros problemas de salud mental.

Algunas personas, por herencia, corren un mayor riesgo de padecer desequilibrios químicos en el cerebro, por fortuna, hay tratamientos efectivos para tratar la depresión.

Todo el mundo se puede sentir triste de vez en cuando. Resulta normal que las malas noticias y las decepciones puedan causar tristeza, incluso por varios días. (O)

José Isaí Analuisa Quimí