Gritos desafinados por un voto

| 15 de Febrero de 2017 - 00:00

El candidato a asambleísta por SUMA, Guillermo Celi, no soltó la bandera de Manabí durante todo su discurso proselitista en Portoviejo: “¡Vamos por el cambio!”, repetía a cada rato con voz desafinada de tanto gritar. Todo ello en su afán de captar votos. (I)