Las barras se expresaron desde la Av. Maldonado

- 05 de Febrero de 2017 - 19:58

Caía la tarde y las barras se aglomeraban sobre la Avenida Maldonado, en el sur de Quito. Los exteriores de diario El Comercio se convirtieron en el escenario paralelo al diálogo que mantuvieron los ocho candidatos presidenciales.

Dos pantallas gigantes instalaron los simpatizantes de Alianza PAIS para que las barras puedan seguir el vivo el debate. Con pancartas y consignas alentaban a Lenín Moreno, quien arribó pasadas las 18:00 acompañado de su esposa, con la promesa de saludar a sus coidearios al finalizar el evento.

Del mismo modo, los seguidores de Guillermo Lasso, candidato por la alianza CREO - SUMA, prepararon una tarima para felicitarlo al cierre del evento. Llegaron con carteles de apoyo, pero finalmente el aspirante a Carondelet se retiró apenas concluyó el debate.

Las barras de la Izquierda Democrática también se hicieron presentes, acompañados por algunos simpatizantes y candidatos de su movimiento aliado Unidad Popular. Con consignas recibieron a su candidato Paco Moncayo, quien llegó junto a su esposa y binomio, Monserrat Bustamante.
Alrededor de 200 policías precautelaron la seguridad de los candidatos y sus barras. Hasta el cierre del encuentro no se presentaron desmanes.

Y al finalizar el diálogo, los aspirantes al sillón de Carondelet abandonaron las instalaciones del periódico capitalino en el mismo orden en el que llegaron, exponiendo sus impresiones sobre el encuentro. En general reconocieron que el diálogo es un buen instrumento para llegar a los electores y todos se autodefinieron como los ganadores del evento. (I)