Domingo, 22 Enero 2017 00:00 Séptimo día

Obama rescató a Estados Unidos de la gran recesión

Un monitor muestra el promedio industrial Dow Jones en la Bolsa de Nueva York (NYSE), 13 de diciembre de 2016.
Un monitor muestra el promedio industrial Dow Jones en la Bolsa de Nueva York (NYSE), 13 de diciembre de 2016. Foto: ARCHIVO / EL TELÉGRAFO

El demócrata dejó a su sucesor, Donald Trump, una economía saneada. En su Gobierno se crearon 16 millones de empleos.

Redacción Mundo

Barack Obama inició su mandato cuando Estados Unidos estaba sumido en una fuerte crisis financiera. Los expertos coinciden al destacar de manera positiva la forma cómo enfrentó las secuelas de la gran recesión de 2008.

Terminó con una tasa de desempleo que cayó al 4,6%, el nivel más bajo desde 2007, una firmeza en la oferta laboral. Desde 2009 se han creado alrededor de 16 millones de empleos; y el sector bursátil el pasado diciembre alcanzó máximos históricos: el Dow Jones cerró por encima de los 19.911 puntos.

Entre las políticas que rescataron la economía de Estados Unidos está la aprobación del Congreso de un paquete de estímulo económico (Ley 1071), en febrero de 2009, por $ 800.000 millones, que incluyó recortes de impuestos federales, la ampliación de las prestaciones de desempleo y del gasto nacional en educación, salud e infraestructura, abarcando al sector energético.

Otra fue la inversión de unos $ 80.000 millones para evitar la quiebra de los gigantes de la industria automotriz General Motors y Chrysler. Se calcula que con la ayuda se evitó la pérdida de un millón de empleos y $ 28.600 millones (por impuestos que no se recaudarían y costos de seguridad social para todos los empleados despedidos, incluyendo industria auxiliar).

También aplicó salvamentos a la banca mediante la impresión de la Reserva Federal de $ 7.000 millones como préstamos de emergencia.

Un punto brillante en la economía de Obama, por sus incentivos, tiene que ver con la industria manufacturera, que se está desempeñando mejor que antes de la recesión. El crecimiento de Pensilvania y Texas es evidente, ya que han impulsado nuevos empleos en energía y sectores afines.

El sector inmobiliario, que originó la crisis financiera y bancaria de 2008, que incluso afectó a Europa, también dio visos de recuperación al final de su mandato. Coadyuvó para la estabilización económica decisiones como la reforma sanitaria, conocida como ObamaCare, en vista de que el esquema de salud era ineficaz y consumía gran parte de los ingresos de la población.

Como parte de la reforma para evitar otra crisis financiera, la administración de Obama deja la Ley Dodd-Frank, que regula a los bancos y protege al consumidor.

Pero también quedan aspectos negativos en su gestión. Quedó estancando el ingreso medio de los hogares. Si en el año 2014 fue de 3% por debajo de su nivel, en 2008, los ingresos aumentaron 5,2% hasta $ 56.516 en 2015, pero incluso estos niveles quedan por debajo de 1999 ($ 57.909).

La deuda nacional se disparó un 95,3% desde 2008 hasta 2016, y ahora es de $ 61.340 por estadounidense. Alrededor de $ 4,5 billones de la deuda se encuentran en el balance de la Reserva Federal. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria

Últimas noticias

Últimas noticias