Miércoles, 09 Noviembre 2016 00:00 Séptimo día

Ciudadanía

El crossFit, una disciplina que gana adeptos por su variedad

El entrenamiento del día empieza con un calentamiento de 10 minutos; posteriormente a eso se realizan los ejercicios de alta intensidad que requieren de un gran esfuerzo físico.
El entrenamiento del día empieza con un calentamiento de 10 minutos; posteriormente a eso se realizan los ejercicios de alta intensidad que requieren de un gran esfuerzo físico. Fotos: Fernando Machado / El Telégrafo

Los boxes se han popularizado durante los últimos años. Los ‘crossfiteros’ destacan que el entrenamiento no es rutinario.

Diana Vera López

Cuenca.-

Cuando Alejandro Arroyo y Rocío Barros (esposos) abrieron el box llamado Pulso Cuenca, en el 2011, tenían entre 5 y 10 clientes y, principalmente, eran amigos y familiares.

Cinco años después la situación es otra y son muchas personas las que llegan diariamente para practicar crossFit, un tipo de entrenamiento a base de ejercicios funcionales.

Esta práctica deportiva, que nació en California, Estados Unidos, es una de las disciplinas más populares en la actualidad, y en los últimos años también  se ha visto un incremento de los boxes (lugares donde se practica) en la capital azuaya.

Rocío Barros, copropietaria de Pulso, quien un año después adquirió la marca CrossFit Cuenca, explica que esta disciplina se diferencia del resto en el entrenamiento, pues no es rutinario, por lo que cada día se vuelve un reto para quienes lo practican. “Venir y practicar cosas que no se imaginaban y que no tenían la capacidad de hacer es algo que los motiva porque hay retos diarios”.

Ella señala que se trata de un deporte de ejercicios funcionales, constantemente variados, con alta intensidad. “Aquí no trabajamos con rutinas, todos los días es algo diferente y ahí está la parte de la variación”.  

Daniel Cabrera lleva entrenando crossFit 3 años. Antes jugaba fútbol, hacía algo de gimnasio y fue a través de un compañero de la universidad que se vinculó a esta disciplina. “Llegó un punto en el que jugaba fútbol solamente los domingos y como tenía un compañero que entrenaba crossFit y se lo veía muy bien yo también decidí empezar”.   

Él manifiesta que se trata de un entrenamiento variado, en donde todos los días hay algo diferente. “No puedes llegar a cansarte porque tienes algo nuevo, algo diferente, algo que aprender y eso te motiva bastante porque llegas un día y al siguiente te das cuenta de que estás superándote y haciendo cosas mejores”.   

Lo mismo opina Claudia Balarezo, quien hace 6 meses empezó este entrenamiento. Ella comenta que lo que le atrajo fue que no existían máquinas, como en los gimnasios. “Al principio entré sola para ver qué mismo era porque se me hacía raro que no existieran máquinas sino solo cajas, cuerdas”.

Con el pasar de los días, según Balarezo, comprendió que no necesitaba las máquinas para hacer “un buen entrenamiento”.

Tanto Daniel como Claudia coinciden en que el trabajo no es rutinario y, por ello, desde que empezaron a practicarlo, no han faltado un solo día a sus respectivos boxes. El hombre afirma que “es adictivo, desde que empecé no he dejado de venir y no voy a faltar porque me encanta”.

Algo que caracteriza a esta disciplina es que no trabajan ejercicios de manera localizada y tampoco existen máquinas. Barros dice que “máximo lo que podrían ser máquinas son los remos, pero de ahí lo que existen son cajas, discos, barras olímpicas, anillas y llantas”.

Juan Pablo Maita, propietario de Zomoz CrossFit, local que tiene 4 años, precisa que “no hay máquinas porque estas son de ellos mismos”.Maita considera que esta disciplina cada día gana más adeptos en Cuenca porque es cambiante.  

Expresa que el crossFit es un entrenamiento integral, pues está unido a ejercicios gimnásticos, cardiovasculares y de levantamiento olímpico.

Ambos entrenadores manifiestan que si bien unos buscan tonificar sus cuerpos y otros bajar de peso, con el crossFit básicamente se mejora la condición física de las personas para que en el día a día puedan ser mucho más activas y con mayor vitalidad.

En Cuenca, estos espacios están ubicados en diferente partes de la ciudad y pese a que pasan abiertos durante todo el día, es  en horas de la mañana y de la noche que se llenan.

Maite estima que en la urbe deben haber más de 10 boxes.  

Algo que destacan los entrenadores es que en el crossFit no suelen hablar de rutinas sino de Wod (workout of the day) o entrenamiento del día, el mismo que empieza con un calentamiento de diez minutos, una explicación general de la clase y luego se desarrollan los ejercicios de alta intensidad.   

Es una actividad que pueden realizar hombres y mujeres de todas las edades. El costo puede variar dependiendo del lugar, aunque en la mayoría de los casos la mensualidad oscila entre los $ 30 y $ 40. (I)

A diferencia de los gimnasios, en los boxes no existen máquinas de musculación. Los ejercicios se realizan con cajas, anillas, llantas gruesas, cuerdas, barras, mancuernas y  pesas. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria