Domingo, 13 Noviembre 2016 00:00 Séptimo día

Especial

Ambato es desde 1820 una ciudad altiva, autónoma y cultural

Ambato es desde 1820 una ciudad altiva, autónoma y cultural
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

El 12 de noviembre de ese año un grupo de valientes libertaron a la urbe, que hoy es ejemplo nacional de emprendimiento.

Carlos Novoa

Noviembre es uno de los 2 meses más importantes para Ambato. Además de recordar a sus seres queridos que han fallecido, en esta fecha, los 165.185 habitantes de esta urbe conmemoran la emancipación política de su ciudad.

Por tal motivo, —mientras en cada febrero se realiza la fiesta mayor del cantón— en noviembre se desarrolla una importante celebración en la que intervienen estudiantes y docentes de instituciones educativas, autoridades de la urbe y del resto de Tungurahua, y artistas locales.

La gesta heroica del 12 de noviembre de 1820 sigue viva en la mente de los ambateños, por lo que cada año los apellidos de los próceres que lucharon y dieron sus vidas por conseguir la libertad, son honrados.

Entre ellos están Teodoro Barreto, Tomás Sevilla, Francisco, Joaquín y Lizardo Lalama, Miguel Sánchez; Francisco y Teresa Flor, entre otros. Tras 196 años de haber conseguido la independencia y luego de un desastre natural, Ambato se convirtió en referente nacional de emprendimiento, solidaridad y tesón.

Se trata del terremoto de 1949, evento que enlutó a miles de familias que vivían de la agricultura, la ganadería, la confección de ropa y zapatos, y del comercio. Sin embargo, la desgracia además encendió la llama del cooperativismo, la innovación y perseverancia de todos quienes sobrevivieron.

En la actividad comercial, por ejemplo, se ocupaban miles de ambateños desde mucho antes del terremoto. No obstante, tomó fuerza después del sismo, y hoy por hoy ha consolidado a la urbe como un importante mercado nacional de productos agrícolas, como frutas y verduras, calzado, prendas de vestir, carrocerías y artesanías.

Allí además nacieron 3 de los más grandes escritores, pensadores y filósofos del Ecuador: Juan León Mera, Juan Benigno Vela y Juan Montalvo, considerado este último el ‘Cervantes de América’, por su elocuencia y habilidad con la pluma.

Por estas y otras razones, la capital tungurahuense es actualmente una de las urbes más influyentes en la historia, economía, cultura y escena artística nacional.

Lugares turísticos

El sismo de 1949, aparte de ocasionar la muerte de más de 5 mil personas, dejó a Ambato sin el centro histórico.

Las pocas casas patrimoniales que resistieron al fuerte remezón se encuentran cerca del Parque Montalvo, lugar de encuentro y recreación en el que reposa la efigie levantada en honor a este ilustre escritor.

“Allí estaban gran parte de las entidades públicas de la urbe y casas de personas adineradas de mediados del siglo XIX. Estas fueron hechas de materiales resistentes y no sucumbieron al fuerte sacudón; entre ellas están la Casa del Portal, el edificio de la Gobernación, el Municipio central y 3 viviendas antiguas que fueron convertidas en museos”, señaló Pedro Reino, historiador oficial de Ambato.

Este primer punto es uno de los más representativos de la capital tungurahuense. Pese a que fue restaurado hace 6 años, conserva la fachada, pilastras, portones, ventanales, patios y el ágora original. Allí actualmente funciona el museo Casa del Portal, al que cada semana llegan más de 150 visitantes.

“La callejuela tradicional del Portal es uno de los atractivos, fue hecha con piedras traídas del río Ambato. La 6 salas de la pinacoteca también tienen su diseño original, así como el ágora, en la que cada fin de semana hay presentaciones artísticas”, destacó Nikolay Pangol, director del Departamento Cultural de la prefectura, entidad a cargo de la galería.

Otro de los puntos referenciales del cantón es el Socavón. Está al norte del casco urbano y es muy visitado, pues es una muestra fiel de la fuerza de los terremotos que ha soportado Ambato y la región.

“El Socavón se formó a raíz del hundimiento del cerro Carihuairazo, en el gran sismo de 1698, y consiste en un abra gigante por el que hoy pasa el río Ambato. Doscientos cincuenta y un años más tarde el terremoto del 49 volvió a modificar el paisaje del lugar, dejando un enorme corte del suelo que se puede apreciar desde el Complejo Recreacional local”, señaló Patricia Mothes, vulcanóloga.

Hasta allí cada sábado y domingo llegan cientos de turistas para fotografiar el accidente geográfico y meditar sobre la fuerza de la naturaleza. Pese a estar ubicado en el cantón Baños, el volcán Tungurahua también es un ícono de la ‘Cuna de los 3 Juanes’. En diferentes puntos de la ciudad existen espectaculares miradores desde los que se puede apreciar las esporádicas e inesperadas emisiones de vapor de agua y cenizas.

Pese a que el monumento oficial a la gesta heroica del 12 de noviembre está en el parque homónimo, un importante obelisco alusivo reposa en el barrio Letamendi, al sur de la capital tungurahuense. Fue edificado por la Sociedad de Obreros e Industriales Unión y Progreso, gremio que data del siglo pasado, en honor a los próceres ambateños.

“Mientras que en el parque 12 de Noviembre en esta fecha las autoridades de la ciudad rinden tributo a los próceres con la colocación de ofrendas florales a los pies del monumento, al que además llegan estudiantes y docentes. (I)

---------------------

DATOS

El Mercado Mayorista es uno de los lugares más importantes para el comercio de Ambato y del país. Allí se fijan a diario los precios de gran parte de los productos agrícolas sembrados en la Sierra.

Al lugar ingresan cada lunes, día de feria, entre 2 y 3  mil mercaderes de Chimborazo, Cotopaxi, Bolívar, Pastaza, Tungurahua y más ciudades.

Otros puntos referenciales del comercio local son los mercados Simón Bolívar, Primero de Mayo, Colón y la Plaza Cívica Urbina. (I)

-----------------------

Se desarrolla del 1 al 25 de noviembre, anualmente

El programa Sol de noviembre es una 'previa' de la fiesta mayor de Ambato

Cada año el Departamento de Cultura del Municipio de Ambato organiza el programa denominado Sol de noviembre. Esto con el fin de recordar la gesta heroica de 1820, a través de música, danza, exhibiciones pictóricas, literatura, y más muestras de arte. Carlos Quinde, titular de la dependencia, señaló que este año el programa se compone de más 70 actividades.

“Del 1 al 25 de noviembre se realizarán importantes presentaciones artísticas en las que se demuestra a propios y visitantes que el legado cultural que nos dejaron los 3 Juanes aún sigue vigente entre la niñez y juventud de la ciudad”, dijo.

El funcionario además explicó que año tras año el Sol de noviembre es la previa de la Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF), la fiesta mayor de Ambato, pues unifica las festividades de fin de año con la FFF, que se realiza en febrero. (I)

ENLACE CORTO

Publicidad

Promo-galeria