Jueves, 05 Enero 2017 00:00 ECUADOR

La presión atmosférica es baja en la zona ecuatorial

Intensidad de las lluvias varía en Costa y Sierra

Las autoridades informan que el país está en época de transición hacia la temporada de lluvias.
Las autoridades informan que el país está en época de transición hacia la temporada de lluvias. Foto: William Orellana / El Telégrafo

El Inamhi reportó que las precipitaciones aún son escasas en Guayas, pero se incrementaron en Tungurahua.

Redacción Ciudadanía

Guayaquil y Quito.-

La intensidad de las precipitaciones registradas en los primeros días de 2017 se presenta de manera moderada, incluso es escasa en determinadas zonas de la región Costa, informó el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

En Guayaquil, por ejemplo, apenas se ha registrado 0,1 mm durante esta semana y se prevé que las precipitaciones en las próximas 48 horas se mantengan mínimas, aseguró José González, técnico de la regional del Inamhi.

El promedio histórico mensual es de 200,3, lo que equivale a que apenas se ha alcanzado el 0,05%.

Las lluvias, durante los últimos días, han sido dispersas y en puntos focalizados, ‘moderadas en el sur y centro y débiles hacia el norte’.

El sistema de monitoreo reveló ayer que la actividad de nubosidad en la región amazónica -desde donde llega la acumulación pluvial- se mantuvo débil y, por tanto, no habrá mucha incidencia en las provincias de Santo Domingo, Los Ríos y Guayas y zonas del centro del país.

La intensidad, explicó González, dependerá del comportamiento de la zona de convergencia intertropical (ZCI) -cinturón de baja presión atmosférica presente en la región ecuatorial-.

La ZCI es un elemento determinante para las precipitaciones que se dan en el país. ‘Es el factor pluviogenético’. Otra situación que incide en la presencia de lluvias es el incremento de la temperatura.

Durante el día, se han registrado hasta 36,2 °C en la sombra, lo que supera en 4 °C el promedio mensual (32 °C). En la noche, existe 26 °C cuando lo normal es 23 °C.  “Estamos con una anomalía en el incremento de la temperatura”.

Mientras que en las provincias del centro de la región Sierra, las lluvias se intensifican desde finales del año pasado. Aunque los días se mantienen calurosos y nublados, con temperaturas que oscilan entre 8 y 25 grados, los aguaceros ocurren durante la noche y la madrugada.

El ECU-911 informó ayer sobre el desbordamiento de dos acequias, evento que provocó inundación de varios cultivos de tomate, maíz y chocho, en la parroquia Quisapincha, al sur de la urbe.

Autoridades del cantón Patate y funcionarios de la Secretaría de Gestión de Riesgos recorren a diario el caserío Puñapí, al sur de la ciudad, a fin de verificar que no haya descenso de material por la quebrada denominada El Aguacate.

Hasta el momento no hay reportes de descenso de material pétreo, lodo ni vegetación, no obstante maquinaria y personal del Gobierno Provincial de Tungurahua así como del municipio de Patate, permanecen en el sector.

Con las lluvias la temperatura desciende en las mañanas y tardes hasta los 8 grados en Ambato, algo inusual para esta temporada pues en Tungurahua y provincias vecinas es normal que en el primer trimestre del año haga calor.

Según el Inamhi, el clima se mantendrá nublado variando parcialmente nublado en las próximas horas con presencia de neblina en varios sectores de Chimborazo.

En la zona del volcán Tungurahua, que por ahora se mantiene con baja actividad, hay riesgo de deslaves si las precipitaciones se acentúan en los sectores donde hay acumulación de ceniza. Algo similar ocurre con el volcán Cotopaxi, su actividad según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional es relativamente baja y en los últimos cinco días no se ha observado emisiones de vapor de agua u otros acontecimientos tectónicos. (I)

--------------------------

Operación iniciará en tres años

Planta para aguas residuales será autosustentable

La planta de aguas residuales que el Municipio de Guayaquil construye en Las Esclusas, al sur de la ciudad, tendrá la capacidad de ser autosustentable.

La infraestructura captará hasta 7,9 metros cúbicos por segundo (m3/s), podrá capturar los gases de metano que emanan los líquidos negros y se los podrá almacenar como combustible para ser reutilizados, explicó Ottón Lara, director de Fiscalización de la obra.

En una jornada normal se prevé receptar hasta 3,9 m3/s y ”en ratos pico, se puede llegar hasta 7,6 y podrá trabajar sin ningún problema hasta el 2030”.

La tecnología con la que funcionará la planta será traída desde Europa, Asia y Estados Unidos.

La construcción de la planta comenzó esta semana y entrará en operatividad en aproximadamente tres años.

El agua residual llegará desde sectores como La Pradera y el Guasmo, se separan los sólidos, que serán procesados -pueden tener un uso agrícola-. Mientras que los líquidos serán oxigenados antes de vaciarlos en el río Guayas.

La obra tendrá una inversión de $ 104 millones financiados mediante créditos del Banco Mundial y del Banco Europeo, y beneficiará a más de un millón de habitantes del centro y sur de la urbe. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Promo-galeria

Google Adsense