Lunes, 19 Septiembre 2016 00:00 Freddy Ehlers

Punto de vista

Una nueva forma de aprender

Freddy Ehlers Zurita

Estamos viviendo la época de la ‘titulocracia’; un mundo que privilegia a las personas que continúan estudiando largos años después de terminado el colegio para conseguir títulos que los acrediten como especialistas en las cada vez mayores áreas del saber. Sería conveniente poder llegar a conocer qué prima en esta decisión, si la entrega a una profesión para servir mejor al prójimo y a la naturaleza o si el factor fundamental es el dinero. Es decir escoger una carrera rentable que garantice al nuevo profesional y su familia solvencia económica y un ingreso cada vez mayor.

Cuatro instituciones han sido creadas como centros de instrucción superior emblemáticos: Yachay en Urcuquí, provincia de Imbabura, para la ciencia y la tecnología; la Universidad  de las Artes en Guayaquil, vinculada con la creatividad del espíritu humano; Ikiam en Tena, en la Amazonía, para encontrar en la armoniosa Naturaleza el ejemplo del Buen Vivir; y la Universidad Nacional de Educación en Azogues, provincia del Cañar, escuela para contribuir con la formación integral de los niños y jóvenes del país y para enseñar a los maestros a ser ciudadanos ejemplares.

Se ha iniciado un largo camino, para la nueva educación; es el más hermoso de todos, el más importante, que debe privilegiar la formación de buenos seres humanos dedicados fundamentalmente al servicio a los demás. Debería primar el pensamiento de Simón Rodríguez, maestro de maestros, que tanto enseñó al mejor de sus alumnos, el Libertador Simón Bolívar, quien al constatar el fracaso de la independencia americana, que continuaba reproduciendo los mismos vicios e injusticias de la Colonia, manifestó que “una República sin republicanos se convierte en republiqueta” y justo eso fue lo que pasó en nuestra historia por cerca de 200 años.

Hoy la tarea es construir ciudadanía, es decir, personas que practiquen valores y virtudes en su vida diaria. Los centros de educación superior deberán encaminarse no solo a la divulgación del conocimiento universal, sino fundamentalmente a la formación de verdaderos seres humanos integrales. (O)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense