Martes, 07 Febrero 2017 00:00 Freddy Ehlers

Punto de vista

El viaje más importante de la vida

Freddy Ehlers Zurita

Luego de mucho trajinar y conocer, uno llega a entender que el viaje más importante de la vida es aquel que siempre se pospone. Este es el que realizamos a nuestro interior para descubrir quiénes realmente somos, así como todos los tesoros que tenemos escondidos dentro de nosotros.

Sin embargo, en la juventud, el ansia por conocer otras culturas, países lejanos, nuevos rostros y experiencias y principalmente los caminos recorridos por la milenaria historia humana, las formas de enseñar y las de aprender y el sentir que podemos contribuir a la construcción de una mejor sociedad y descubrir la razón fundamental del sentido de la vida suelen ser los anhelos principales.

La dificultad más grande ha sido siempre la económica; los viajes cuestan mucho pero constituyen una importante inversión, sobre todo si los mismos no son para el simple disfrute placentero y la acumulación de más banalidades que en lugar de ayudar ensombrecen y confunden más nuestro entendimiento, sino para regresar a compartir lo mejor de la gran aventura civilizadora del conocimiento humano.

Por estas simples razones, el gran proyecto de becas para estudios universitarios constituye con seguridad una de las mejores inversiones realizadas en esta última década. Son miles de los mejores y más brillantes jóvenes ecuatorianos los que han merecido y merecen este apoyo financiado por todo el país. Todos son nuestros hijos y con inmenso amor los vemos partir y más aún abrazamos su regreso; son miles y miles, son las semillas que germinarán para contribuir a construir la tan anhelada sociedad del Buen Vivir. Recién comienza la cosecha, están apenas terminando pero se puede advertir que marcarán la gran diferencia en nuestro modelo de vida y de desarrollo.

Roma pudo construir una sociedad nueva y mejor de la que existía antes estudiando detalladamente el pensamiento y experiencias de la ejemplar Grecia en su camino para definir un nuevo paso en nuestra evolución humana. Un joven que luego sería conocido como Pedro el Grande pasó largos años de su juventud aprendiendo la sabiduría de la Europa occidental para luego implementarla en su lejana tierra y cambiar para siempre el destino de la inmensa Rusia. Y el Libertador Simón Bolívar no llegaría nunca a cambiar la historia americana sin los largos recorridos junto a su maestro Simón Rodríguez por la Europa de esos días.

Un viaje bien realizado forma nuestro carácter, nos llena de ideas y conocimientos nuevos, nos hace madurar al enfrentar la soledad del alejamiento familiar, pero fundamentalmente nos convierte en mejores seres humanos. Bienvenidos a la tierra en que nacimos a los hermanos migrantes que construyeron su destino en medio de inimaginables adversidades, bienvenidos a nuestros queridos becarios que regresan para compartir con pasión y con amor sus conocimientos y experiencias.

Solo el tiempo nos dirá cómo este selecto grupo de jóvenes puede construir una sociedad más justa y más humana, más solidaria y ejemplar. La construcción de la nueva civilización tiene ya muchos y nuevos ciudadanos para emprender la más hermosa tarea de la vida: ayudar al próximo como a ti mismo. (O)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Valora este artículo
(2 votos)
Modificado por última vez:
Lunes, 06 Febrero 2017 22:28

Google Adsense

Google Adsense